El orden post-coronavirus requiere democracias fuertes

Luis Fleischman
Director del Interamerican Institute for Democracy

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- Hay quienes que creen que cuanto más democráticos sean los países, más seguro será interactuar con ellos. En este caso, priorizar las relaciones con los países democráticos podría beneficiar la seguridad y el bienestar nacional de los Estados Unidos. Es por eso que es necesario un diálogo serio en la era posterior a COVID-19. Las divisiones republicanas/demócrata y Trump/anti-Trump deben dar paso a algo significativamente más positivo. Esto es una responsabilidad que ambas partes deben tomar. Pero este debate debería existir más allá de los Estados Unidos, más cuando tantas democracias se encuentran bajo la amenaza de corrientes anti-liberales y autoritarias.

COVID-19 fue ante todo una pandemia mundial. Fue así porque estamos viviendo en un mundo globalizado. Efectivamente, La gente viaja más, ya sea por negocios o por turismo. Los aeropuertos están llenos. Los bienes y servicios materiales se trasladan de un lugar a otro rápidamente, como nunca antes había sucedido.

Las políticas proteccionistas y las barreras comerciales se fueron derrumbando poco a poco. Millones de personas han emigrado principalmente de sur a norte y de este a oeste en busca de nuevas oportunidades. Los países de Europa han visto desaparecer sus fronteras.

Pero COVID-19 (o coronavirus) plantea algunas preguntas sobre cómo debemos relacionarnos con el mundo. Por ejemplo, veamos cómo reaccionaron los regímenes autoritarios, semi-autoritarios, iliberales y democráticos a las pandemias.

En China, donde supuestamente se originó el virus, la supresión de la información condujo a una propagación imparable de la enfermedad. Los médicos que primero denunciaron la presencia del virus fueron enviados a la cárcel.

En Hungría, el presidente Víctor Orban logró obtener poderes especiales para sí mismo. Podría gobernar por decreto indefinidamente, suspender las leyes y promulgar otras nuevas. Lejos de luchar contra Covid 19, Hungría procedió a criminalizar a los periodistas por difundir “hechos distorsionados”, un término vago que permite que el gobierno pueda presentar su versión de la verdad— sea dudosa o no- sin ser cuestionado.

Del mismo modo, en Turquía cientos de personas han sido detenidas por lo que se llama “mensajes provocativos” sobre el coronavirus en las redes sociales. Esta acción ha disuadido a los médicos de hacer oír su voz, sea en público o incluso en privado.

Brasil y Egipto representan ejemplos patéticos. El Egipto de El Sisi en complicidad con los medios nacionales negó inicialmente la existencia de la enfermedad, negándose a abordarla incluso después de que se informara en Europa de que los turistas que viajaron a Egipto contrajeron el virus. En Egipto, al igual que en Irán, el gobierno difundió todo tipo de teorías conspirativas culpando a supuestos enemigos externos. Más tarde Egipto suspendió los vuelos internacionales y adoptó medidas adicionales para luchar contra COVID-19, pero aun así sigue negando que los turistas corren peligro visitando el país. Se estima que el país ha declarado un número considerablemente menor de individuos infectados y víctimas del virus al número real.

En Brasil, un presidente democráticamente elegido pero iliberal, Jair Bolsonaro, ignoró inicialmente la propagación de la enfermedad, llamándola una “pequeña gripe”. Del mismo modo, se enfrentó con autoridades locales que decidieron imponer la cuarentena. Además, Bolsonaro abogó por volver a la vida normal, como si nada estuviera sucediendo ignorando la opinión de asesores y otros expertos.

Aun así, está claro que los regímenes autoritarios o semi-autoritarios, por diferentes razones, no dieron prioridad al bienestar de sus ciudadanos y de la sociedad civil. La falta de transparencia y los motivos ulteriores de estos líderes conducen a una nueva propagación global del coronavirus. Simultáneamente, la medicina, la ciencia y la salud pública fueron forzadas a sucumbir a la lógica política. La verdad y la transparencia han sido las principales víctimas

Es cierto que los instintos no liberales del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, lo han llevado a negaciones frecuentes y a transmitir mensajes inexactos. Trump también tuvo la tentación de desmantelar la Fuerza de Tarea sobre el coronavirus que la misma Casa Blanca creó, y frecuentemente cuestionó directa e indirectamente las opiniones de expertos. Pese a esto, la presión pública obligó a Trump a dar marcha atrás.

Del mismo modo, Inicialmente en Gran Bretaña, el Primer Ministro Boris Johnson restó importancia a la enfermedad, pero posteriormente, ante la evidencia y la presión pública, revirtió su postura.

Para la estructura del mundo de hoy, no existe un gobierno mundial que pueda regular un orden global. Por lo tanto, las naciones dependen de la buena voluntad una de la otra.

Se dice que la globalización ha disminuido el papel de los estados nacionales. Los globalistas efectivamente han rechazado al Estado, alegando que es una barrera para el funcionamiento de los mercados.

Aunque, los estados a menudo pueden ser problemáticos, así como demasiado burocráticos, estos continúan siendo los principales organizadores de sociedades complejas y constituyen el único organismo que atiende a múltiples demandas, y coordina una enorme cantidad de elementos dinámicos.

Por lo tanto, en tiempos de pandemias, el gobierno es muy necesario. La empresa privada no tiene capacidad ni la voluntad de realizar las tareas que tradicionalmente pertenecen al Estado.

A la vez, como hemos demostrado, un estado democrático es más fiable que uno dictatorial o semidemocrático en condiciones de globalización. Esta es otra razón por la cual la promoción de la democracia debe seguir siendo un componente de la política estadounidense.

Específicamente, el comportamiento de China también lleva a uno a cuestionar si no sería mejor hacer negocios con naciones que son más responsables hacia sus ciudadanos y, por lo tanto, más responsables en general.

China se ha convertido en el principal fabricante mundial, y esto incluye productos de primera y vital necesidad como medicamentos, antibióticos y otros productos.

En Estados Unidos ya comenzó una conversación sobre la necesidad de producir en el país. Pero yo creo que también debería haber un debate sobre la necesidad de comerciar y trabajar con países que demuestren claramente niveles razonables de transparencia o sea que tengan un nivel de democracia aceptable.

El presidente Donald Trump apoya una política más nacionalista en la que la manufactura regresa a casa y el libre comercio internacional sea restringido, o condicionado.

Otros apoyan el libre comercio tal como lo conocemos, ya que la comunidad empresarial quiere producir barato y los propios consumidores desean comprar barato.

Algunos de los «independientes nacionalistas» creen que lo que sucede en otros países no es asunto nuestro y que tenemos que mirar hacia adentro.

Otros afirman que la dependencia de una China ambiciosa geopolítica y militarmente es un peligro existencial.

Y, por cierto, hay quienes que creen que cuanto más democráticos sean los países, más seguro será interactuar con ellos. En este caso, priorizar las relaciones con los países democráticos podría beneficiar la seguridad y el bienestar nacional de los Estados Unidos.

Es por eso que es necesario un diálogo serio en la era posterior a COVID-19.

Las divisiones republicanas/demócrata y Trump/anti-Trump deben dar paso a algo significativamente más positivo. Esto es una responsabilidad que ambas partes deben tomar. Pero este debate debería existir más allá de los Estados Unidos, más cuando tantas democracias se encuentran bajo la amenaza de corrientes anti-liberales y autoritarias.

Comentarios

Al Rescate del 20 de Mayo
[25-05-2020]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
Izando la bandera en el Palacio de los Gobernadores el 20 de mayo de 1902. Foto: commons.wikimedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Frecuentemente pienso que el proceso cubano que algunos identificamos como castrismo tiene más semejanzas con un movimiento contracultura que uno de acción política. Fue notable la rigurosidad con la que se destruyó la República y sus valores, lo que evidencia que el objetivo no era un simple cambio político o la sustitución de la clase dirigente, sino la pulverización del pasado, para edificar un presente y futuro a conveniencia del liderazgo emergente enemigo de la esencia de la nación cubana.
Comunicado por el día internacional contra la Homofobia
[21-05-2020]
Fundación Cubana por los Derechos LGBTI
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Madrid, 17 de mayo de 2020. Como cada año es una fecha importante para nuestra organización donde coinciden un aniversario más de nuestra Fundación y un día reivindicativo para la comunidad LGBTIQ+ marcado por una lucha constante por nuestros derechos con matices en diferentes países y que en el nuestro se acentúa por una dictadura que ha marginado durante más de 60 años y ha vulnerado a los nuestros.
Alimentar al ganado porcino con yuca: la gran solución del ministerio castrista
[18-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Las autoridades del régimen castrista han mostrado, en diversas ocasiones, la preocupación por la escasa producción de piensos para el alimento de animales en la economía. En momentos como el actual, en los que se incrementan las necesidades de consumo de carne, si no se hacen crecer las unidades de ganado, los mercados se desabastecen. Y una vez más, Granma se hace eco de una experiencia en una Estación Experimental de Pastos y Forrajes, la “Indio Hatuey”, que dicen “ha sustituido un 30% del pienso que importa el país por una combinación a base de yuca, follaje de plantas proteicas como la morera y microorganismos eficientes”.
Dos etapas para superar la crisis económica y más ahorro: ¿a dónde quieren ir?
[12-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Un artículo en Granma titulado “Salvar vidas y estimular el desarrollo económico de Cuba” ofrece información de la nueva sesión extraordinaria del consejo de ministros en la que se aprobaron “nuevas indicaciones para la elaboración de la estrategia económica a implementar en la etapa de recuperación post COVID-19 para fortalecer la economía cubana”. Hay mucha inquietud en las autoridades por lo que están sucediendo, y tienen razón en preocuparse, porque lo que puede ocurrir es mucho peor.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.