La peor de las pandemias: el comunismovirus

Lcdo. Sergio Ramos
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, Puerto Rico a 26 de abril de 2020. Las pandemias han azotado a la humanidad desde tiempos inmemoriales. Desde la bíblica peste que afectó Egipto en los tiempos de Moisés durante el siglo XIII a.C., pasando por la que azotó a Atenas en el 430 a.C. al 429 a.C. que le costó la muerte al gran Pericles, o la llamada Peste Cipriana que hubo en el Imperio Romano en el 249 d.C. o la que padeció el Imperio Bizantino conocida como la Plaga de Justiniano en el 542 d.C. o la famosa Peste Negra que afectó a Europa entre 1347 a 1353, hasta llegar a cien años atrás entre 1918 a 1919 con la llamada Gripe Española. 

Hoy día, también padecemos una pandemia, la del coronavirus o CORVID-19 que está causando miles de muertos en todo el planeta.

Sin embargo, también en el mundo de la política existen pandemias que han causado millones de muertes a la humanidad. Se trata de los totalitarismos. Desde los monarcas más absolutistas como Nabucodonosor II de Babilonia (630 a.C. - 562 a.C.) o el emperador romano Calígula (12 d.C. - 41 d.C.), pasando por Iván IV el Terrible, de Rusia (1530-1584) hasta Leopoldo II de Bélgica (1865-1909).

Pero las peores de estas nocivas pandemias políticas son las del tirano que se ampara en una ideología, supuestamente “redentora”, para aparecer como el “salvador” de los pueblos. Así pasó con el nazismo de Adolfo Hitler que mató más de 17 millones de personas o la de Benito Mussolini responsable de cerca de un millón de muertos.

Pero el peor y más mortal de los político-virus totalitaristas es el comunismo. Creado bajo las teorías de Karl Marx en el siglo XIX y adoptado e implementado por Vladimir Lenin en Rusia en 1917, se expandió por todo el mundo bajo el camuflaje de “reivindicación de los pobres y los trabajadores”, trayendo a la humanidad una pandemia política que ha causado cientos de millones de muertes en todo el planeta.

Así un vistazo a lo largo de la macabra historia del comunismo podemos observar el sangriento martirio que han sufrido los pueblos a los que esta pandemia político-ideológica  sometió:

En Rusia, el régimen totalitario durante el mandato de Vladimir Lenin entre 1917 y 1924 asesinó, entre opositores, realistas, cosacos, durante la rebelión del Tambov y contra la rebelión de los llamados los Rusos Blancos, un total de 590,000 personas, más otros 4 millones a causa de la hambruna que se desató en ese país como consecuencia de la aplicación de las políticas económicas improductivas resultantes de la estatización. Su sucesor en el poder Joseph Stalin entre 1921 a 1953 mató un total de 23 millones de personas.

El virus político-ideológico del comunismo se expandió a China en donde Mao Tse Tung mató un total de 78 millones de seres humanos entre 1949 a 1973.

En el caso de Camboya, el dictador Pol Pot entre 1963 a 1981 asesinó 1.7 millones de personas. En Corea del Norte, fundador del totalitarismo comunista-familiar de ese país Kim Il Sung asesinó un total de 1.6 millones de personas entre 1948 a 1994. Mientras que en Viet Nam ( Antes, Viet Nam del Norte ) Ho Chi Ming entre 1945 al 1969 mató 1.25 millones de personas.

Volviendo al continente europeo, en Albania el tirano comunista Ever Hoxha asesinó unos 100,000 albaneses.  En Alemania del Este entre 1945 al 1989 fueron asesinados por el régimen comunista pro-soviético de ese país unas 815,000 personas. En Yugoslavia el Mariscal Joseph Tito asesinó 1.2 millones de personas. Y en Rumanía el tirano Nicolau Caecescu, entre 1965 al 1989, asesinó unos 435,000 rumanos. Y en Hungría, entre 1945 al 1989, el régimen comunista mató cerca de 210,000 húngaros.

Pasando a la América Latina, en Cuba el tirano Fidel Castro se estima asesinó 73,000 personas sin contar los más de 7,000 balseros que murieron tratando de escapar de la dictadura castrista y cerca de 10,000 soldados cubanos que se estiman murieron en las guerras de Angola, Etiopia, Eritrea, entre otras.

Actualmente, en Nicaragua, el régimen procastrista de Daniel Ortega se le imputan unas 5,000 muertes a la fecha de hoy. Mientras que al dictador Nicolás Maduro en Venezuela se le estiman según informes de derechos humanos un total de más 7,500 muertes.

La pandemia política del totalitarismo comunista le ha costado a la humanidad más de 120 millones de seres humanos, sin contar las muertes causadas por el comunismo en otros países en donde han intentado apoderarse del poder por la fuerza como ocurrió con las guerrillas de ELN o de las FARC en Colombia y las del Viet Cong en Viet Nam del Sur entre otros o con los grupos terroristas de izquierda como los Tupac Amaru y los Montoneros en Uruguay y Argentina, entre otros más fomentados y armados por los regímenes comunistas.

Todo ese horror de muertes, sin contar los innumerables sufrimientos que han ocasionados a los pueblos victimas de semejante flagelo como la opresión, el hambre, la miseria, la explotación, el presidio político, las torturas y la separación de familias.

El comunismo es un peligroso y mortal virus político-ideológico que ha causado, y sigue causando, muchísimas más muertes en el mundo que cualquiera de las pandemias anteriores que han padecido los seres humanos.

La sociedad tiene derecho a defenderse para salvaguardar sus derechos humanos y libertades. Luego, así como la humanidad ha tomado medidas para frenar la pandemia de coronavirus, los pueblos y gobiernos democráticos del mundo deben tomar contundentes acciones --- preventivas y curativas---, contra la pandemia político-ideológica del comunismo, o lo que podríamos llamar, el comunismovirus.

Comentarios

El buen ejemplo del tabaco cubano
[27-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Alguien en el régimen de La Habana debería tomar buena nota de ello. Sin embargo, en Cuba lo que abundan son ejemplos de fracasos. Fidel Castro, por decisión propia y equivocada, acabó poniendo fin al sector del azúcar cubano a comienzos de este siglo. En aquel momento, sostuvo que la decisión estaba motivada por el abandono de la industria tras décadas de falta de inversiones, atención y organización empresarial. El comunismo castrista quiso olvidar el azúcar, y después de la fracasada cosecha del millón de toneladas de 1969, decidió apartarlo para siempre de la historia de la economía y cultura cubanas. Lo consiguió. La consecuencia es que en 2020 Cuba importa azúcar de Brasil para atender su demanda interna, con cosechas inferiores a las que se obtenían en tiempos de la colonia.]
Dos modelos económicos ante una misma pandemia
[25-05-2020]
Lcdo. Sergio Ramos
Representación del Covid 19. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, Puerto Rico. A raíz de la pandemia de Covid-19 en Cuba se ha desatado una seria escasez de productos alimenticios y de primera necesidad. El pueblo en su desesperación se aglomera agobiado alrededor de cualquier lugar donde meramente se diga que están dando o van dar cualquier producto sin importar lo que sea.
Represión y Coronavirus
[21-05-2020]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Desde que se declaró la pandemia del Covid-19 numerosas organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y personalidades relacionadas con esa actividad, han alertado sobre el riesgo de que regímenes de fuerza y dictaduras utilicen las restricciones sociales que imponen las cuarentenas para fortalecer el control político y policial que ejercen sobre sus ciudadanos. 
José Martí, el ser más manipulado por el castrismo
[18-05-2020]
Dr. Alberto Roteta Dorado
José Martí. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Santa Cruz de Tenerife. España.- José Martí, cuya muerte evocamos este 19 de mayo, es, sin duda, la figura más representativa, y también la más genuina, universal y simbólica de la historia de la nación cubana. Nadie podrá hasta el presente, y dudo que en un futuro también, superar la inmensidad de un hombre que sacrificó todo, incluyendo su propia vida por el bien de su patria y el porvenir de los cubanos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.