Bernie Sanders debió documentarse mejor sobre la campaña de alfabetización en Cuba

Raúl Lázaro Fonseca Díaz
Periodista Independiente

 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La Habana, Cuba. El aspirante demócrata Bernie Sanders debió documentarse mejor sobre la campaña de alfabetización en Cuba. Fue ejecutada por Fidel Castro en el 1961.

Años después en el documento titulado “El socialismo y el hombre en Cuba” que primero se conoció como “Desde Argel para Marcha. La Revolución cubana hoy”, Ché, el guerrillero  y genocida planteaba cómo la cultura “burguesa” debía ser destruida. Los dos guerrilleros unieron lo “útil” a lo necesario se enseño a leer y a escribir a un sector de la población pero eso sí bajo la batuta del tirano en cierne que lograba movilizar a todo un pueblo para cumplir un capricho, además a esta altura del campeonato ya estaban bien definidos los contrarrevolucionarios como todo aquel que se opusiera a los caprichos del tirano.

Estar contra la alfabetización sería criminal pero en Cuba se puede reprobar la forma en que se llevó a cabo, además en la primera intervención militar estadounidense se crearon miles de aulas se conoce el caso de descendientes de esclavos de zonas intrincadas que llegaron luego a doctorarse en las universidades que existían en el país mucho antes de  1959.

El castro comunismo ha estado presentándole al mundo, como prueba irrefutable de la excelencia de su sistema, los que considera como sus grandes «logros» en el campo educativo.

En la Isla el analfabetismo rondaba el 20% de la población y la alfabetización en algunas zonas rurales había comenzado en el mismo año 1959, esto se hizo al principio con maestros y personal voluntario. Este índice de analfabetismo en su época no era alto, de hecho Cuba tenía uno de los primeros lugares en la educación del hemisferio, por ejemplo:  en La Habana circulaban más periódicos y revistas que en la ciudad de New York . Sin embargo, en 1961 se llevó a cabo una operación en gran escala, en la cual se concentraron todos los esfuerzos y se invirtieron, prácticamente, todos los recursos de la nación.


Inmediatamente después de conjurado el peligro que representó para el gobierno comunista la Invasión de Bahía de Cochinos, en el propio mes de abril de 1961, se interrumpieron y se dieron por terminadas todas las clases en el territorio nacional, y la educación formal estuvo paralizada casi todo un año, puesto que las clases no se reiniciaron hasta el mes de enero de 1962. Este período de tiempo fue llamado «año de la educación», aunque en realidad lo único que se hizo fue implementar el programa alfabetizador ideado por el gobierno. A partir de este momento comenzó el fraude y la corrupción en la educación puesto que personas que sólo aprendieron a ¨dibujar su nombre fueron declaradas alfabetizadas.

Con una interpretación perversa y descontextualizada del pensamiento martiano:¨los niños nacen para ser felices¨se generalizó la subcultura de la marginalidad a nivel comunal mediante los llamados ¨Plan de la calle¨ que consistió en jugar dañar propiedades muebles e inmuebles con música a todo volumen, fundamentalmente en las cuadras donde estaban enclavados templos cristianos de esa forma se erradicaban los hábitos y la disciplina de la educación burguesa, para sustituir la del comunismo que no aparecieron hasta el día de hoy.
 

El 1 de marzo “consiguientemente” con el maremoto formado por las opiniones de Sander sobre la educación en Cuba, el canal Tele Sur trasmitió un documental donde el canta autor Silvio Rodríguez habla de los trabajos y el hambre que pasaron los alfabetizadores. Jaime Bayly el periodista peruano de Megatevé en su programa diario, contó como su editor a los 10 años de edad lo llevaron a alfabetizar y luego lo enviaron a estudiar a la Rusia roja. Es innegable que la mega campaña produjo muchas lágrimas y rupturas en la familia cubana, debemos recordar que aquella época sobre todos las niñas y adolescentes sus padres no las dejaban salir solas lejos de su casa para que llegaran siendo “vírgenes” al matrimonio, un imperativo de la moral cristiana de aquellos tiempos pero ese era precisamente el objetivo de tan desmesurado movimiento en el país crear  una ruptura más en la familia cubana con el pretexto  de enseñar a quién no sabe.
 

La forma en que se llevó a cabo la campaña de alfabetización , fue la mezcla de un capricho con la soberbia del dictador, se pudo hacer de otra forma el programa creado por el régimen al efecto “Yo sí puedo” es un ejemplo de ello. Al principal gestor del “Yo sí puedo” en idioma ingles la dictadura castrista no le han pagado un centavo por derecho de autor, vaga por las calles “rellenando” fosforera en un estado de salud y pobreza lamentable.
 

Luego supuestamente de aprender a leer y a escribir comenzó la batalla por el sexto grado luego por el noveno, todas fraudulentas, lo fundamental que se le olvidó al político estadounidense es que los oprimidos por el comunismo tiene que leer y escribir lo que quiere y le conviene al “Partido” , el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones.

Comentarios

El coronavirus y la política informativa del gobierno cubano
[27-03-2020]
Vicente Pérez Varela
Periodista Independiente
El coronavirus afecta en Cuba también pero ¿sabemos todos los detalles? Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Por estos días no se habla de otra cosa que no sea las cifras escalofriantes de contagios y muertes provocadas por el coronavirus covid-19. El flujo de información es tal que por momento termina saturándonos al punto que buscamos desconectarnos y fijar nuestra atención en cosas más banales.
Coronavirus: ¿Economía o Salud Humana? ¡Ambos! Una propuesta
[26-03-2020]
Jorge Hernández Fonseca
Ilustración tredimensional del coronavirus. Foto: wikimedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- La actual pandemia del Coronavirus COVID-19, nos enfrenta a una disyuntiva: Afectamos la economía con radicales medidas de protección humana que nos empobrecen, o, olvidamos la salud pública y jerarquizamos los sistemas productivos favoreciendo la pandemia. ¡Falso! el conocimiento actual sobre la acción del virus nos permite proponer una alternativa que posibilita cohabitar ambos importantes logros del desarrollo social actual, con mínimas afectaciones.
El daño antropológico del castrismo
[18-03-2020]
Luis Cino
Periodista Independiente
Para gran parte de los cubanos, principalmente los jóvenes, la única esperanza de futuro es irse del país. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. – La educación, gratuita, obligatoria y a la que se dedica una buena suma del presupuesto del Estado, presentada por el régimen como uno de los principales “logros de la revolución”, ha registrado un notable deterioro en las últimas tres décadas, debido, principalmente, a la falta de profesores y su sustitución por los llamados “maestros emergentes”.
 ¡Chile despertó!
[13-03-2020]
Daniel Perea García
Promotor de la Corriente Martiana
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Desde la distancia fuimos testigos del levantamiento popular de liberación en Chile. Comprendimos que la arremetida, aunque por mucho tiempo dilatada, no fue motivada por una simple alza de precio del transporte; sino por todo un conjunto de injusticias acumuladas en el tiempo. Demostrando entonces la magnitud del evento como las últimas administraciones, pasando incluso por Bachelet hasta el actual Piñera, convirtieronse mas bien en capataces del verdadero poder que rige en Chile, nos referimos a esa gris oligarquía financiera, que en silencio ha venido degenerado la democracia chilena, trastocándola en un despotismo del capital o neoliberalismo como se le quiera llamar.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.