La feria agropecuaria en Cienfuegos, una actividad en declive

Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
La feria agropecuaria surgió durante el periodo especial como un aliciente a la falta de alimentos. Foto del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Aunque no he podido encontrar la fecha exacta en que se instauraron las Ferias Agrícolas en Cienfuegos, bajo el formato con que ahora se les conoce, si puedo precisar que surgieron durante los años 90, en el marco del llamado “Periodo Especial”.

En los inicios se implementaba para acompañar fechas patrióticas según el calendario del Partido Comunista, como el 1ro de enero, el 26 de Julio o el 5 de septiembre. Durante su génesis la feria contaba con tarimas para vender los alimentos del agro. Le acompañaban similares que mercadeaban productos textiles, de calzado, de belleza, higiene, entre otros. Todas decoradas con símbolos revolucionarios, fotos de los gobernantes o consignas políticas.

Ya saliendo del peor momento del Periodo Especial y teniendo como apoyo el despegue que había logrado la agricultura urbana, las ferias en la “Linda Ciudad del Mar” se volvieron más frecuentes. Cada sábado, en la extensa Calzada de Dolores, decenas de camiones abarrotaban la calle con sus ofertas.

Con gran diversidad de productos - al menos en comparación con lo que se apreciaba en las placitas (mercado de barrio) - precios inferiores a los corrientes y cantidades que satisfacían la demanda hasta adentrada la tarde, las ferias eran vista con renovado optimismo por los locales.  

Sin embargo, algo cambió sin que nos diéramos cuenta y como sucede en muchos casos la frecuencia de estos eventos fueron variando, del mismo modo en que cambió la cantidad, cantidad, calidad y precios de los alimentos.

Aunque las ferias están concebidas para que adquiramos los productos que habremos de consumir el resto de la semana, casi nadie logra este objetivo dado lo elevado de los precios.

En la actualidad, en lo que a mi juicio constituye una estrategia (como muchas otras) para ocultar la incapacidad estatal de satisfacer medianamente la demanda, la gran feria de la Calzada se fragmentó en decenas de mini ferias que tienen por pista de aterrizaje algunos de los barrios más populosos de la ciudad.

Aunque podría pensarse que la feria se trata de un esfuerzo para ampliar las ofertas de productos agrícolas a los comensales, la verdad es que lo que allí se expone suele provenir del desvió de las ofertas que debían hacer las placitas barriales a lo largo de la semana. En ocasiones estas dejan de vender productos durante días, para tener algo que ofertar durante el evento sabatino.

A pesar de la estrategia, cada vez son menos los productos que se avizoran en las avenidas, epicentro ferial. Lo mismo sucede con la calidad y diversidad de productos. Lamentables mutaciones han sufrido los precios, que se observan sin variaciones si se les compara con los que establecidos en la venta diaria de los puntos de venta zonales.

Un aparte merece las condiciones higiénicas de lo que se comercializa. Por doquier se puede ver productos tirados en aceras sobre improvisadas esteras a solo milímetros de gérmenes y bacterias. Carnes sin refrigeración que soportan horas del inclemente clima caribeño y de las inoportunas moscas que hacen sobrevuelo y por qué no, algún que otro aterrizaje sobre las inanimadas carnes.

A falta de controles rigurosos y de la insoportable urgencia que impone la falta de oferta sobre la demanda, los clientes se ven forzados a comprar productos no actos para el consumo, que en cualquier otro lugar del mundo serían echados a la basura. Coles afectadas por plagas, tomates magullados, de efímero tamaño, podridos o sin madurar, Yucas, que por estar fuera de temporada no se ablandan, son algunos de los escoyos que con frecuencia deben afrontar los residentes de la Perla del Sur.

Con lo descrito hasta aquí se hace fácil dictaminar que las ferias agropecuarias en Cienfuegos están en su ocaso y se nos presentan como una actividad en declive.

Comentarios

El buen ejemplo del tabaco cubano
[27-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Alguien en el régimen de La Habana debería tomar buena nota de ello. Sin embargo, en Cuba lo que abundan son ejemplos de fracasos. Fidel Castro, por decisión propia y equivocada, acabó poniendo fin al sector del azúcar cubano a comienzos de este siglo. En aquel momento, sostuvo que la decisión estaba motivada por el abandono de la industria tras décadas de falta de inversiones, atención y organización empresarial. El comunismo castrista quiso olvidar el azúcar, y después de la fracasada cosecha del millón de toneladas de 1969, decidió apartarlo para siempre de la historia de la economía y cultura cubanas. Lo consiguió. La consecuencia es que en 2020 Cuba importa azúcar de Brasil para atender su demanda interna, con cosechas inferiores a las que se obtenían en tiempos de la colonia.]
Dos modelos económicos ante una misma pandemia
[25-05-2020]
Lcdo. Sergio Ramos
Representación del Covid 19. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, Puerto Rico. A raíz de la pandemia de Covid-19 en Cuba se ha desatado una seria escasez de productos alimenticios y de primera necesidad. El pueblo en su desesperación se aglomera agobiado alrededor de cualquier lugar donde meramente se diga que están dando o van dar cualquier producto sin importar lo que sea.
Represión y Coronavirus
[21-05-2020]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Desde que se declaró la pandemia del Covid-19 numerosas organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y personalidades relacionadas con esa actividad, han alertado sobre el riesgo de que regímenes de fuerza y dictaduras utilicen las restricciones sociales que imponen las cuarentenas para fortalecer el control político y policial que ejercen sobre sus ciudadanos. 
José Martí, el ser más manipulado por el castrismo
[18-05-2020]
Dr. Alberto Roteta Dorado
José Martí. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Santa Cruz de Tenerife. España.- José Martí, cuya muerte evocamos este 19 de mayo, es, sin duda, la figura más representativa, y también la más genuina, universal y simbólica de la historia de la nación cubana. Nadie podrá hasta el presente, y dudo que en un futuro también, superar la inmensidad de un hombre que sacrificó todo, incluyendo su propia vida por el bien de su patria y el porvenir de los cubanos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.