Remesa o no remesa, he ahí la cuestión

Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Hay temas que por sus implicaciones nos cuesta trabajo abordar o tomar posición. Es lo que ocurre con esos pedidos que actualmente se vienen haciendo desde Miami a través de las redes sociales, instando a que durante todo el mes de enero los cubanos residentes en el extranjero se abstengan de viajar a Cuba o enviar remesas a la familia que permanece allí.

En busca de hacerme con un juicio que me permita emitir un criterio a amigos que me han preguntado el parecer, he iniciado indagaciones para conocer que argumentan los que apoyan o discrepan de esta estrategia. Y como aún después de leerles o escucharles sigo estando encaramado en la cerca sin poderme decidir si me lanzo a un extremo o a otro, he decidido exponer aquí los argumentos de las partes y pedirles gentilmente que me den su criterio, quizás entonces encuentre razones irrefutables que me ayuden a tomar partido.

La campaña afectará las arcas del estado: Este es el argumento más escuchado de parte de quienes defienden el boicot a las remesas. Para sustentarlo muestran estadísticas oficiales que reconocen que las remesas constituyen la segunda fuente de divisas en importancia con que cuenta el régimen, antecedida tan solo por la contratación en el exterior de profesionales. Según datos ofrecidos por el portal de noticias Cibercuba, la nación recibió un aproximado de 29 mil millones de dólares durante la última década.

En escala descendente la tercera entrada de moneda dura al país es a través del turismo. Un reporte reciente de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información de Cuba (ONE), plantea que el turismo americano creció hasta un 175 % durante la etapa Obama. Esa misma fuente reconoce la caída del 6% del turismo que recibe la isla para el presente año, potenciado por la actual política de la administración Trump, que ha afectado a los viajes en crucero y el “intercambio culturar”.

Paradójicamente durante el año que termina aumentaron los traslados de cubanos desde EE.UU. Sólo la comunidad criolla, con 470 290 visitas, y los turistas rusos, reportan un crecimiento en los periplos a la isla. Entre los primeros, un número importante viaja de forma reiterada durante cortos periodos de tiempo.

Los que apoyan los viajes y las remesas aseguran que estas acciones ayudan al sustento de la familia y a la actividad cuentapropista. En el primer caso es verdad que muchas personas de la tercera edad o con limitaciones legitimas que le impiden laborar subsisten con estos dineros. Aunque resulta cierto también que muchos jóvenes utilizan la remesa en lo fundamental para recargas telefónicas o de cuentas de Internet, compra de artículos electrónicos, ropas o pagarse fiestas.

Sobre el presunto beneficio que dejan las remesas y viajes al cuentapropismo no encontré estadísticas que demuestren el impacto que tienen, aunque se sabe que algunos de los pequeños negocios que hoy funcionan nacieron bajo el amparo de estas dos modalidades. 

Dejar de ser rehén del estado

Este es otro argumento de quienes apoyan la campaña. Según los exponentes de la tesis, el gobierno cubano se comporta como un secuestrador que pide rescate por los rehenes - en este caso, la familia que quedó rezagada en tierra insular. Entre las políticas injustas destacan las abusivas tarifas aduanales, el gravamen del 10% que impone sobre el dólar, el cobro más caro del mundo por emisión de pasaporte y su renovación, entre muchas otras.

Este punto nadie lo refuta, aunque para defender el envío de las remesas y los viajes se apela a un planteamiento sociológico. Si bien reconocen la veracidad del reclamo, entienden que a pesar de ello las dineros y los contactos familiares han contribuido a mejorar la imagen del exilio dentro de Cuba, a mejorar y mantener las relaciones familiares, a romper el vínculo de dependencia que impone el gobierno, a recuperar tradiciones que se daban por perdida y que forman parte de nuestra identidad como, las Navidades o el Día de los Reyes Magos.

Para quienes auspician la abstención queda claro que el dinero familiar aumenta la dependencia del individuo a la ayuda externa (lo que paraliza la libre iniciativa). Una de las quejas más recurrente suele ser aquella que asegura, que, al recibir remesa, los cubanos no hacen nada por superar el estatus cuo que le mantiene en tan lamentable situación.

“Cortar por un tiempo el flujo de remesas y viajes le daría un poder negociador al exilio que ahora no tiene. Si la convocatoria fuese exitosa, estaría dotando al destierro de una herramienta de presión como nunca antes ha tenido. Se estima que cada año el país recibe algo más de 6500 millones de dólares por remesa, y otra abultada cantidad por turismo, cifras nada despreciables para la magra economía cubana”.

Finalmente, aprecian que si la economía cubana dejara de recibir esas cantidades de dinero no podría cumplir los compromisos de pagos de su deuda, tendría que paralizar muchos programas y proyectos en ejecución y se espantaría la inversión extranjera, lo que pudiera dar al traste con las aspiraciones de continuidad del Castrismo.

Comentarios

El coronavirus y la política informativa del gobierno cubano
[27-03-2020]
Vicente Pérez Varela
Periodista Independiente
El coronavirus afecta en Cuba también pero ¿sabemos todos los detalles? Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Por estos días no se habla de otra cosa que no sea las cifras escalofriantes de contagios y muertes provocadas por el coronavirus covid-19. El flujo de información es tal que por momento termina saturándonos al punto que buscamos desconectarnos y fijar nuestra atención en cosas más banales.
Coronavirus: ¿Economía o Salud Humana? ¡Ambos! Una propuesta
[26-03-2020]
Jorge Hernández Fonseca
Ilustración tredimensional del coronavirus. Foto: wikimedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- La actual pandemia del Coronavirus COVID-19, nos enfrenta a una disyuntiva: Afectamos la economía con radicales medidas de protección humana que nos empobrecen, o, olvidamos la salud pública y jerarquizamos los sistemas productivos favoreciendo la pandemia. ¡Falso! el conocimiento actual sobre la acción del virus nos permite proponer una alternativa que posibilita cohabitar ambos importantes logros del desarrollo social actual, con mínimas afectaciones.
El daño antropológico del castrismo
[18-03-2020]
Luis Cino
Periodista Independiente
Para gran parte de los cubanos, principalmente los jóvenes, la única esperanza de futuro es irse del país. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. – La educación, gratuita, obligatoria y a la que se dedica una buena suma del presupuesto del Estado, presentada por el régimen como uno de los principales “logros de la revolución”, ha registrado un notable deterioro en las últimas tres décadas, debido, principalmente, a la falta de profesores y su sustitución por los llamados “maestros emergentes”.
 ¡Chile despertó!
[13-03-2020]
Daniel Perea García
Promotor de la Corriente Martiana
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Desde la distancia fuimos testigos del levantamiento popular de liberación en Chile. Comprendimos que la arremetida, aunque por mucho tiempo dilatada, no fue motivada por una simple alza de precio del transporte; sino por todo un conjunto de injusticias acumuladas en el tiempo. Demostrando entonces la magnitud del evento como las últimas administraciones, pasando incluso por Bachelet hasta el actual Piñera, convirtieronse mas bien en capataces del verdadero poder que rige en Chile, nos referimos a esa gris oligarquía financiera, que en silencio ha venido degenerado la democracia chilena, trastocándola en un despotismo del capital o neoliberalismo como se le quiera llamar.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.