El efecto rebote de las técnicas difamatorias

Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Corría el año 1980 cuando en la pantalla de los televisores nacionales apareció la imagen de alguien cuya identidad era desconocida para la mayoría de los cubanos de entonces. Me refiero a Ricardo Bofill, fundador junto a media docena de intelectuales, allá por el año 1976, del Comité Cubano Pro Derechos Humanos (CCPDH), organización que desde entonces se dedica a monitorear la violación de los Derechos Humanos en la isla.

Si mal no recuerdo, surgía sentado tras un buró en un establecimiento policial mientras era interrogado por un oficial de los órganos de inteligencia cubano. Los detalles no los recuerdo, han pasado casi 40 años, tan solo conservo en la memoria dos elementos. El primero, la intencionalidad de aquel programa televisivo (el asesinato moral del detenido), el segundo, la técnica de manipulación audiovisual empleada, que al día de hoy pudiera parecernos primitiva o ridícula, pero que para la fecha en que se empleó era considerada de punta.

Los minutos que duró el audiovisual estuvieron dirigidos a tratar de demostrar cómo aquel “contrarrevolucionario” hacía lo que hacía por dinero. El material fílmico termina con la presunta respuesta de Bofill a una pregunta de su interrogador, quien aparenta indagar sobre los móviles que animan al opositor para sostener su activismo, a lo que un Bofill editado responde auxiliado por un interminable efecto de eco, Vivir de esto chico, vivir de esto chico, vivir de…

Para cuando la maquinaria propagandística del régimen lanzó los dardos del descrédito ya era tarde, la semilla había sido enterrada y en poco tiempo germinaría. Aunque Bofill pagó su osadía con la prisión, lo que el régimen nunca sopesó fue el efecto rebote que tendría aquella maniobra difamatoria. Una década después de aquel proceso, decenas de grupos cívicos emulaban con el CCDH en eso de quitarle la careta a la represión.

Por estos días he debido recordar aquel repulsivo acontecimiento. La Seguridad del Estado decidió activar y ejecutar el pelotón de fusilamiento moral contra José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UMPACU). Lo curioso del caso es que 40 años después la intencionalidad y el método empleado contra Bofill se repite. Pareciera que no han evolucionado - represivamente hablando - desde entonces.

Durante estas cuatro décadas los represores han hecho uso y abuso de las técnicas difamatorias por lo que su efecto resulta de dudosa eficacia a estas alturas. En el pasado al menos los agresores contaban con el monopolio comunicacional, no existían cauces por los cuales el aludido pudiese responder o desmentir el insulto.

Sin embargo, en tiempos de la internet y las redes sociales, no se puede pretender golpear impunemente. En un universo tan plural siempre vas a encontrar voces contrastantes, con capacidad de respuesta y lo más importante, con iguales posibilidades tecnológicas para descubrir, señalar y explicar el montaje.

Bofill no pudo replicar y dar su versión de los hechos hasta pasado un buen tiempo. En el caso de los ataques a José Daniel Ferrer las respuestas han sido inmediatas.

El ataque a la moral de Ferrer fue planeado en los laboratorios del MININT por un grupo de editores y especialistas en técnicas comunicacionales. Sin embargo, bastaron apenas 24 horas de lanzada la andanada de injurias para que todo un ejército de internautas, de forma

espontánea y mostrando una agudeza admirable, fueran desmontando pieza por pieza todo el material represivo.

Alex Otaola, un influencer cubano con gran audiencia en las redes sociales, mostró en su programa como los videos incriminatorios televisados habían sido sacados de contexto. Los audios reales o las imágenes íntegras de esos fragmentos utilizados por la policía política, descubren un mensaje contrario al que quisieron vendernos. Si bien el material editado proyecta un Ferrer violento, los originales revelan a un hombre que defiende métodos pacíficos tanto en la lucha política, como en el comportamiento social.

El material distribuido por los seguidores de Otaola ya alcanza a miles de internautas dentro de Cuba, quienes seguramente lo compartirán con otros compatriotas. Este gesto por si sólo, es un indicio de que los tiempos en que los esfuerzos de las agencias de inteligencia gubernamental daban el fruto deseado han quedado en el pasado y que, en lo adelante, cada nueva propuesta demonizadora deberá venir acompañada con una etiqueta de advertencia - como los fármacos- donde se advierta a los destinatarios del mensaje, que ese producto enlatado puede tener efectos contrarios a los deseados.

Comentarios

El buen ejemplo del tabaco cubano
[27-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Alguien en el régimen de La Habana debería tomar buena nota de ello. Sin embargo, en Cuba lo que abundan son ejemplos de fracasos. Fidel Castro, por decisión propia y equivocada, acabó poniendo fin al sector del azúcar cubano a comienzos de este siglo. En aquel momento, sostuvo que la decisión estaba motivada por el abandono de la industria tras décadas de falta de inversiones, atención y organización empresarial. El comunismo castrista quiso olvidar el azúcar, y después de la fracasada cosecha del millón de toneladas de 1969, decidió apartarlo para siempre de la historia de la economía y cultura cubanas. Lo consiguió. La consecuencia es que en 2020 Cuba importa azúcar de Brasil para atender su demanda interna, con cosechas inferiores a las que se obtenían en tiempos de la colonia.]
Dos modelos económicos ante una misma pandemia
[25-05-2020]
Lcdo. Sergio Ramos
Representación del Covid 19. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, Puerto Rico. A raíz de la pandemia de Covid-19 en Cuba se ha desatado una seria escasez de productos alimenticios y de primera necesidad. El pueblo en su desesperación se aglomera agobiado alrededor de cualquier lugar donde meramente se diga que están dando o van dar cualquier producto sin importar lo que sea.
Represión y Coronavirus
[21-05-2020]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Desde que se declaró la pandemia del Covid-19 numerosas organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y personalidades relacionadas con esa actividad, han alertado sobre el riesgo de que regímenes de fuerza y dictaduras utilicen las restricciones sociales que imponen las cuarentenas para fortalecer el control político y policial que ejercen sobre sus ciudadanos. 
José Martí, el ser más manipulado por el castrismo
[18-05-2020]
Dr. Alberto Roteta Dorado
José Martí. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Santa Cruz de Tenerife. España.- José Martí, cuya muerte evocamos este 19 de mayo, es, sin duda, la figura más representativa, y también la más genuina, universal y simbólica de la historia de la nación cubana. Nadie podrá hasta el presente, y dudo que en un futuro también, superar la inmensidad de un hombre que sacrificó todo, incluyendo su propia vida por el bien de su patria y el porvenir de los cubanos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.