Aterrada la dictadura con los sucesos del Mercado Las Cuatro Esquinas

Angélica Mora
New York
Ahora la dictadura se va a vengar de los pobres cubanos hambrientos que fueron arrestados durante la trifulca. Foto de la autora/ICLEP.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).-  La Cúpula gobernante no esperaba que la apertura del Mercado Cuatro Caminos derivara en una estampida y caos,  que ha dejado muy mal parada a la dictadura tanto dentro como fuera de la Isla.

El regimen culpa a la falta de “decencia” e “indisciplina” de los habaneros, que arrasaron con el mercado el sábado 16 de noviembre.

Con motivo de la celebración del 500 aniversario de La Habana las autoridades habían anunciado, con gran publicidad en los medios oficialistas, la apertura del nuevo Centro Comercial de Cuatro Caminos que dirige la corporación Cimex.

La Habana catalogó como “inaceptables” los  hechos, que desembocaron en robos y vandalismo.

Un largo artículo, aparecido en toda la prensa oficialista, da la versión del gobierno y demuestra lo mal preparado que estaba para un evento de esta naturaleza.

El regimen cubano aplaude los alzamientos en Chile y Ecuador, con su saldo de robos, violencia y vandalismos, pero reclama cuando acontece en el territorio nacional.

Dice el gobierno cubano: 

“Los vándalos no pueden imperar por sobre un pueblo honesto, trabajador, decente y sacrificado”.  (Dígaselo a los chilenos)

La prensa oficialista luego lamenta lo ocurrido: ” Aunque para algunos el desabastecimiento de determinados productos es la causa de dichas actitudes, esta situación no justifica la destrucción de los bienes públicos y muchos menos puede ser el paraguas para el vandalismo o el robo. ¿Dónde ha quedado la decencia?”.

Ahora la dictadura se va a vengar de los pobres cubanos hambrientos que fueron arrestados durante la trifulca. Pagarán “justos por pecadores”, como viene sucediendo desde hace casi 61 años en la Perla del Caribe, desde que se montaron los castristas en el trono de la Habana.

“A las personas detenidas por los execrables hechos se les debe aplicar la justicia con todo rigor y deben pagar por los cuantiosos daños ocasionados. No puede haber mano suave cuando se trata de la tranquilidad de nuestro pueblo y del cuidado de la propiedad social”.

El temor queda en el aire que otros actos, como el de Cuatro Caminos se repita.

Por ello la dictadura cubana advierte:

“Nuestro pueblo deberá combatir enérgicamente todo acto de indisciplina espontánea o provocada, porque en su fuerza y combatividad radica la fuerza misma de la Revolución.

Que el sábado de Cuatro Caminos sea sólo un mal episodio y no una práctica repetida. 

Cubadebate confirmó la organización y la tranquilidad imperante en el lugar que cuenta con el apoyo de la Policía Nacional Revolucionaria”.

Comentarios

A los venezolanos: de Putin, Lavrok, Riabkob y Rodríguez Zapatero
[24-02-2020]
Luis Beltrán Guerra
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El conversatorio, ya lleva 6 horas y sin receso. Una voz de mujer se escucha:“Cuan triste me siento. Nuestra Patria, de mal en peor, que a los venezolanos ya nos no toman en cuenta para conducirlo. Pues, ha pasado a manos de norteamericanos, rusos, chinos y españoles. Pareciera una enredadera de intereses sobre intereses, empresariales, personales y profesionales. Dilucidar es difícil, puesto que quiénes están detrás de cada postura, como que metieran la mano, para luego esconderla. Es un verdadero cataclismo”. Soy Eulogia Mosquera, alejada del país desde hace 1 década, ganándome la vida barriendo casas, incluyendo este local. En Venezuela era abogada constitucionalista. Así termina el evento.
Hostigado y secuestrado el Dr. Biscet
[24-02-2020]
Alfredo M. Cepero
  El Dr. Biscet fue arrestado inesperadamente en su vivienda. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Siete efectivos de la Seguridad del Estado de la tiranía castrista irrumpieron violentamente ayer jueves en la residencia del Dr. Oscar Elías Biscet en el barrio de Lawton, en La Habana.  La señora Elsa Morejón, esposa del Dr. Biscet, escribió en su cuenta de Tweets: "La que dirigió el registro en mi casa me dijo que mi esposo va a ser instruido de cargos. Se llevaron computadoras, impresoras, teléfonos celulares, cámaras, literaturas y cables con noticias de internet".
¿Bienvenido Mr. Putin?
[20-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las películas del gran Berlanga con la que más disfruto es “Bienvenido Mr. Marshall”. En plena dictadura franquista, una película en clave de humor, dejaba entrever muchas de las circunstancias de aquella España atribulada por los años de la autarquía económica, la miseria y pobreza. Si uno cierra los ojos y se traslada en el tiempo, aquella película podría reflejar, con bastante exactitud, el drama actual que se vive en Cuba. Una sociedad destruida, con una economía ineficiente e improductiva, que se agarra a cualquier tronco que flote con tal de no hundirse para siempre.
La familia liberal: amigos y enemigos
[10-02-2020]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin embargo, y aquí radica el núcleo de estas reflexiones, hay miles de chilenos destruyendo metódicamente las expresiones materiales de la formidable transformación chilena. ¿Por qué sucede este fenómeno absurdo de autofagia? ¿Por qué miles de jóvenes chilenos atentan contra su propio bienestar? Las diferencias fundamentales e insalvables, son las que se tienen con los autoritarios, ya sean francamente totalitarios, como los comunistas y fascistas, o lo que hoy se denominan “democracias iliberales”.  
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.