El Periodismo Militante y sus implicaciones

Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
Kevin Rudd, Presidente de Australia cuestionado durante una rueda de prensa. Foto: wikimedia.org
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- El periodismo es considerado de forma general, como una actividad centrada en recabar, jerarquizar, sintetizar y hacer pública la información basada en hechos, presentes o pasados, avalada por fuentes seguras y verificables, sujeta a la objetividad y el equilibrio.

Sin embargo, a la izquierda - fundamentalmente la extrema izquierda - le ha dado por acuñar un nuevo concepto para explicar el tipo de “periodismo” del que gusta, e intentar desvirtuar los patrones que históricamente le definen y de paso acomodarlo a sus necesidades programáticas partidistas.

A diferencia de la forma clásica de periodismo, esa que ha ido evolucionando y asumiendo modelos éticos que transparentan el ejercicio reporteril, el periodismo de izquierda denominado “Militante”, pone en segundo plano estándares como la objetividad o el balance informativo y antepone la conveniencia personal o de grupo, filtrando la información a través del tamiz ideológico, dejándonos al final con un producto informativo divorciado de la realidad.

En contraste con la vieja escuela periodística que se esfuerza por ser espejo del hecho que acontece, el periodismo militante le desdibuja, en el intento de hacer coincidir plenamente la información que elabora con la retórica ideológica del partido; ve la labor comunicacional como una herramienta de lucha, no como una labor de servicio social.

En ese sentido sobran ejemplos. En Cuba los medios “noticiosos” no informan hechos, en el mejor de los casos lo que difunden, es una interpretación, su interpretación de los hechos. En el peor, la información está tan adulterada, tan sesgada, que pierde su condición de hecho para transmutarse en propaganda.

De eso sabe mucho TeleSur, la agencia informativa cubano venezolana con sede en Caracas, presencia en diferentes países del continente americano y, autoproclamada: “La voz de los pueblos que resisten”.  Ya el eslogan les puede dar la medida de que posee una agenda política definida.

A diferencia de medios como BBC, que cubren el hecho noticioso sin un posicionamiento ideológico, TeleSur, émula de los medios noticiosos cubanos, tiene sus lealtades bien establecidas, por tanto, un rol que no pocas veces le hace tomar distancia de lo propiamente informativo para volcarse en lo propagandístico y adoctrinador.

Por ello no se le puede pedir objetividad, balance informativo, veracidad, o fuentes verificables; ese no es su rol. Como exponente del Periodismo Militante su papel consiste en la construcción de una narrativa que justifique el dogma ideológico, que sirva de coartada a las decisiones y actos de quien desde la rivera izquierda ostenta el poder. 

Para medios como TeleSur los hechos poco importan, lo significativo es su interpretación. Por ello buscan sembrar reflejos condicionados en el subconsciente de los receptores, recurriendo a técnicas comunicacionales, prohibidas en muchos casos, como los mensajes subliminales, la utilización de la pos verdad o mentira emotiva, el uso de Falsas Banderas, o la suplantación de los hechos por un relato tejido en los laboratorios.  

Recoge la historia que en cierto momento Adolfo Hitler dijo a sus generales: "Proporcionaré un Casus Belli propagandístico. Su credibilidad no importa. El vencedor no será cuestionado por si dijo la verdad."

Medios que practican o alientan el Periodismo Militante se caracterizan por mostrar un solo criterio y la justificación a ultranza de todo lo reprochable, atribuible al bando que defiende. Es muy común en sus planteamientos las teorías conspirativas y la permanente mención del poderoso enemigo externo, que lo mismo puede ser el Establishment, la Oligarquía, el Imperialismo, el Nuevo Orden Mundial, el Neo Liberalismo, los Sionistas, o los Medios de Comunicación Hegemónicos. El nombre poco importa, lo trascendente es que sirvan de conducto para canalizar hacia ellos toda frustración ciudadana.

Resumiendo, en tiempos de las redes sociales donde la confirmación de un hecho poco parece interesar, si su planteamiento nos satisface emocionalmente, el Periodismo Militante encuentra un terreno fértil donde germinal. Su permanencia es algo con lo que debemos aprender a lidiar. Para contrarrestar su influjo es nuestra responsabilidad como ciudadanos, alentar el pensamiento crítico y hacer del contraste informativo un hábito permanente.

Comentarios

El efecto rebote de las técnicas difamatorias
[05-12-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Corría el año 1980 cuando en la pantalla de los televisores nacionales apareció la imagen de alguien cuya identidad era desconocida para la mayoría de los cubanos de entonces. Me refiero a Ricardo Bofill, fundador junto a media docena de intelectuales, allá por el año 1976, del Comité Cubano Pro Derechos Humanos (CCPDH), organización que desde entonces se dedica a monitorear la violación de los Derechos Humanos en la isla.
Apocalipsis azucarero, una tragedia humana
[29-11-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
  Uno de los tantos centrales que demolieron. Foto: cortesía de Cubanet.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Cienfuegos, Cuba. - 71 Centrales fueron demolidos pieza a pieza y reducidos a esqueletos de vigas aceradas, afectando la vida laboral y social de cientos de familias.
Guaidó versus el tiempo
[24-11-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
Juan Guaidó. Foto: en.wikipedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo…un tiempo para amar y un tiempo para odiar; un tiempo para la guerra y un tiempo para la paz. Eclesiastés 3.
Bienvenidas Sus Majestades (se agradece la propina)
[17-11-2019]
Martín Guevara Duarte
Escritor
El Rey de España Felipe VI y Díaz-Canel en un encuentro durante la visita a La Habana. Foto: Estudios Revolución.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Cuba se engalana hoy para festejar los 500 años de la mudanza y el establecimiento en la zona norte, al lado del río Almendares, de la  Villa de San Cristóbal de La Habana fundada en 1515. 
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.