Pánfilo el reincidente

Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
El famoso Pánfilo se ha ganada un espacio contando la realidad de manera jocosa. Foto de archivo.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Apareció un día cualquiera, viajaba en la memoria Flas de un amigo, quien sin acordarlo con él, de forma espontanea, se había constituido en su promotor. Doble clic sobre el archivo de vídeo y allí estaba, con los ojos fuera de órbita y la boca abierta gritando a todo pulmón: “Jama, aquí lo que hace falta es jama”.

El efecto que tuvo el audiovisual en mí se replicó en millones de compatriotas. Y no era para menos, quién podía prever que Pánfilo, un alcohólico desconocido hasta ese momento, iba a lograr lo que ni la prensa independiente, ni los partidos políticos de oposición al régimen castrista habían logrado; exponer de forma tan gráfica y con tan pocos recursos, el hambre que padecen amplios sectores de la sociedad cubana.

De un día para otro Pánfilo se convirtió en la voz de los marginados. Por doquiera se podía escuchar a cubanos de a pie parodiando al Pánfilo real: “Te lo dice Pánfilo de Cuba, Jama, aquí lo que hace falta es jama”. En el internet el efecto fue viral. Alguien le subió a You Tube y a partir de ese momento quedó establecida la panfilomanía.

La presencia del etílico Pánfilo en la conciencia ciudadana preocupó al Poder, quien le aplicó el mismo tapa bocas empleado por décadas para apagar el balido de las ovejas descarriadas; la prisión. Sólo el clamor mundial que protestó el abuso le devolvió la libertad.

Hacía mucho que no sabía de él. La voz pópuli rumoraba que el castigo le había regresado la sobriedad y que ahora se comportaba como lo hacen los buenos súbditos, mirando para otro lado.

Sin embargo un vídeo tomado la semana pasada con un celular desde el malecón de La Habana me ha traído de regreso al Pánfilo auténtico, al que por su forma de actuar, desinhibida y locuaz, sin falsos estereotipos concebidos para poses de cámara, se muestra tal cual es, con sus luces y sus sombras; eso sí, aclarando que hay hambre de verdad y que no lo van a callar.

Sin tabúes le dice a cuantos se encuentra en el malecón capitalino que ahora vive del cuento, o lo que es lo mismo, se aprovecha de su momento de fama, para que algunos samaritanos onerosos le regalen monedas con las que acallar el estómago y de paso comprar alguna bebida espirituosa que le difumine la realidad que padece.

De pareja en pareja, de grupo en grupo, va recorriendo el kilométrico muro de concreto saludando y enunciando las palabras mágicas, Aquí lo que hace falta es… Los receptores le devuelven su gesto de irreverencia verbal para con el poder, con sonrisas y monedas, y en ese intercambio informal todos ganan, Pánfilo, la oportunidad de llevar algo a la boca, los contribuyentes, el desahogo que nace cuando alguien se atreve a proclamar libremente lo que ellos por miedo se callan.

Y tras breves minutos de proclama callejera se va alejando del lente de la cámara, que ahora le recrea en la pantalla de mi televisor. Ojalá y no lo puedan callar; me digo, mientras pongo un CD en la disquera de mi PC para reproducir el material que luego regalaré a mis amigos.

Comentarios

El buen ejemplo del tabaco cubano
[27-05-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Alguien en el régimen de La Habana debería tomar buena nota de ello. Sin embargo, en Cuba lo que abundan son ejemplos de fracasos. Fidel Castro, por decisión propia y equivocada, acabó poniendo fin al sector del azúcar cubano a comienzos de este siglo. En aquel momento, sostuvo que la decisión estaba motivada por el abandono de la industria tras décadas de falta de inversiones, atención y organización empresarial. El comunismo castrista quiso olvidar el azúcar, y después de la fracasada cosecha del millón de toneladas de 1969, decidió apartarlo para siempre de la historia de la economía y cultura cubanas. Lo consiguió. La consecuencia es que en 2020 Cuba importa azúcar de Brasil para atender su demanda interna, con cosechas inferiores a las que se obtenían en tiempos de la colonia.]
Dos modelos económicos ante una misma pandemia
[25-05-2020]
Lcdo. Sergio Ramos
Representación del Covid 19. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, Puerto Rico. A raíz de la pandemia de Covid-19 en Cuba se ha desatado una seria escasez de productos alimenticios y de primera necesidad. El pueblo en su desesperación se aglomera agobiado alrededor de cualquier lugar donde meramente se diga que están dando o van dar cualquier producto sin importar lo que sea.
Represión y Coronavirus
[21-05-2020]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Desde que se declaró la pandemia del Covid-19 numerosas organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y personalidades relacionadas con esa actividad, han alertado sobre el riesgo de que regímenes de fuerza y dictaduras utilicen las restricciones sociales que imponen las cuarentenas para fortalecer el control político y policial que ejercen sobre sus ciudadanos. 
José Martí, el ser más manipulado por el castrismo
[18-05-2020]
Dr. Alberto Roteta Dorado
José Martí. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Santa Cruz de Tenerife. España.- José Martí, cuya muerte evocamos este 19 de mayo, es, sin duda, la figura más representativa, y también la más genuina, universal y simbólica de la historia de la nación cubana. Nadie podrá hasta el presente, y dudo que en un futuro también, superar la inmensidad de un hombre que sacrificó todo, incluyendo su propia vida por el bien de su patria y el porvenir de los cubanos.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.