Evo, el tramposo

Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
Evo Morales, presidente de Bolivia. Foto de archivo.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La ciudadanía boliviana, con independencia de la estrategia que patrocinen, está mostrando tener conciencia de que los derechos se defienden en caliente y en todos los ámbitos, que los reclamos hay que hacerlos al instante, sin concesiones, y que la renuncia del fullero Morales es la única salida que le queda al país para recuperar la democracia pérdida.

Exigir la retirada del déspota y su entorno,  demandar nuevas elecciones, otra Corte Electoral  y convocar a lo mejor de las Fuerzas Armadas Nacionales a que respalden a la población en sus reclamos, es una exigencia fundamental.

Evo Morales ha evitado hasta ahora las sanciones internacionales que han llovido sobre sus aliados de Cuba, Venezuela y Nicaragua, pero su tiempo de impunidad terminó. La última farsa electoral que patrocinó, agotó la tolerancia de los más indolentes y hasta la comunidad internacional, que ha estado impasible ante los numerosos abusos del caudillo, ha despertado una pizca de su letargo.

Morales llegó al gobierno en el 2006. Ha manipulado las instituciones del estado y se ha reelegido fraudulentamente. La dupla que forma con Álvaro García Lineras es responsable de numerosos crímenes, abuso de poder, de incrementar el cultivo de la hoja de coca, y el aumento de la corrupción. Ha sido un depredador de oficio y vulnerado los derechos ciudadanos incesantemente, delitos para los que tienen inmunidad  mientras gobiernen, razón por la cual violentó un referendo vinculante que determinó que no debía postularse más para la presidencia. El objetivo clave es mantenerse en el poder indefinidamente para evitar ser juzgados por sus crímenes.

La oposición, sabiamente ha rechazado una auditoria a las elecciones de la Organización de Estados Americanos, OEA, a la que el gobernante se ha atado en la confianza de la que misma le será favorable, sin embargo, debe preocuparle que el mexicano Arturo Espinosa, jefe de la misión de la OEA que audita las elecciones, renunció al cargo el viernes en la noche, una decisión nada grata para el oficialismo.

La modalidad del despotismo transnacional, Evo Morales es uno de sus más insignes representantes, tiende a conculcar las libertades ciudadanas apuntalándose en el núcleo que integran los privilegiados de todos los sectores sociales que le respaldan. A diferencia del Socialismo Real, los neo marxistas del siglo XXI no responden a teorías, sino a una práctica política delincuencial muy variable, contradictoria y oportunista. 

Esa Nueva Clase, calificó el yugoslavo Milovan Djila,  a los depredadores que gestaban las dictaduras ideológicas, más la anuencia y el respaldo material, logístico y de conocimiento acumulado,  de sus iguales que le precedieron en la toma del poder en otros países, léase Cuba y Venezuela, confiere a los gobernantes del castro chavismo una fortaleza singular que demanda una acción ciudadana firme, constante y valerosa, junto al  respaldo de las fuerzas democráticas del hemisferio conscientes de que la caída de uno es el fin de todos.

El Castro chavismo -más próximo al Socialismo Real- ,  y el  Socialismo del Siglo XXI, comparten objetivos y propósitos, pero pueden diferir en sus recetas para alcanzar y controlar el Poder. Ambos recurren a la desestabilización y la generación del caos para desestabilizar sus objetivos,  además, están listo para respaldar  a un aliado en peligro. Los bolivianos deben tener presente que Evo Morales y su cuadrilla no están solos, les apoya un entramado internacional que sabe lo que quiere y capaz de hacer lo que sea necesario para lograr sus fines.  

Algunos de los que se oponen a las propuestas populistas  marxistas tienden a menospreciar  sus posibilidades de llegar al poder y confían que cuando lo conquistan lo detentaran por poco tiempo. Hay una tendencia a menospreciar  a sus cabecillas y la eficiencia de sus propuestas. Subestimar  a sus líderes y el proyecto es casi una constante, así como considerarlos adversario cuando son en realidad enemigos despiadados.

El castro chavismo  y su gemelo, el Socialismo del Siglo XXI, es un enemigo poderoso e inteligente. Es preciso tener presente que no es una formula estrictamente política ya que se fundamenta en prácticas criminales bien condimentadas con propuestas que gustan a quienes prefieren que le “regalen el pescado en vez de salir a pescar”, y esas, son muchas personas.

Comentarios

Bolivia, el derecho a la Rebelión
[17-11-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La firme embestida de la Resistencia Boliviana contra la dictadura castro chavista de Evo Morales lo obligó a abandonar el poder. La voluntad del pueblo se impuso a la represión y al fraude. Las fuerzas policiales y los institutos armados simplemente rechazaron usar la violencia contra quienes reclamaban el derecho a ser libres. No hubo golpe militar, ni otra gestión que se aproxime.
Los Reyes de España en Cuba: Una visita anti-norteamericana
[17-11-2019]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Ha culminado la polémica visita de los Reyes de España a la isla con un recorrido por Santiago de Cuba, con el objetivo de que sus majestades visitasen el escenario de la derrota de la Corona, a fines del Siglo XIX, a manos del ejército de los Estados Unidos, que previamente entrara en la guerra de Independencia cubana a favor de los patriotas de la isla. Tal programación, hecha por los cubanos, sólo tiene un objetivo: recordar a los monarcas la hostilidad de EUA con España y la culpa estadounidense en perder la joya de su Corona.
Hacia un modelo de rescate democrático: lecciones de Bolivia
[13-11-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Ilustración: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Hacia un modelo de rescate democratico: lecciones de Bolivia, los ciudadanos se enfrentaron a una de las tiranías del socialismo continental y no solo ganaron, sino que impidieron que el castrocomunismo haya podido rescatar a uno de sus satélites.
El infame muro fue derribado hace 30 años 
[11-11-2019]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
    (www.miscelaneasdecuba.net).- El 9 de noviembre de 1989 comenzó el derribo del Muro de Berlín y la desaparición del comunismo en Europa. Hace 30 años de ese extraordinario episodio. La libertad era eso: poder luchar por un mejor destino sin un Estado que decidiera en nuestro lugar, sin un Partido que escogiera nuestras opciones, sin los ojos permanentes de la policía política posados en nuestra nuca. Si Gorbachov recurre a la violencia el comunismo seguiría imperando en la URSS y en el Este de Europa. Gorbachov no era un hombre sanguinario. Era comunista y patriota, pero no asesino. Gorbachov quería transformar a Rusia en una nación realmente desarrollada, próspera y libre, pero sin propiedad privada de los medios de producción, regida por un sistema planificado, de acuerdo con el proyecto colectivista marxista. “¿Por qué fracasó Gorbachov?”. ” Porque el comunismo no se adapta a la naturaleza humana”. A 30 años de su desaparición europea, el colectivismo, entreverado con el narcotráfico, regresa por sus fueros y asoma su oreja peluda en algunos países de América Latina. Ya no se trata de crear el paraíso en la tierra, sino el infierno. No prevalecerá. Tampoco se adapta a la naturaleza humana.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.