Crónica desde una cola para adquirir medicamentos

Vicente Pérez Varela
Periodista Independiente
Este estante constituye el 80 % de los fármacos que posee esta farmacia. Foto del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Es bien avanzada la noche y las antiguas farolas del emblemático paseo Prado en Cienfuegos parecieran ignorar el drama humano que a escasos metros de él se experimenta. Justo en la esquina, donde confluye la avenida con la calle Santa Elena se ubica una farmacia y en sus portales se vive una experiencia insospechada a esa hora.

Se trata de enfermos, sus familiares o revendedores de medicamentos que marcan cola con el propósito de hacer compras al siguiente día. Es domingo y alguien filtró que el lunes el centro será abastecido con fármacos que desde hace días han desaparecido de los anaqueles.

Me identifico y de inmediato pregunto: ¿Por qué dormir en la calle marcando cola hasta el siguiente día? José Portuondo Marrero, un albañil en edad de retiro es el primero en romper el hielo.

“Imagínese, si no lo hago no puedo acceder al medicamento de mi nieto de ocho años que es asmático de los malos, si le falta el antiestamínico se está ahogando permanentemente. Se pone, tose y tose, él no puede dejar de tomarlo diariamente o se revienta,” se refiere a los populares sprais de salbutamol, uno de los fármacos más demandados y, por ende, menos accesibles.

“Usted cree que hacemos esto por amor al arte”. Dice exaltada una mulata gruesa de unos 60 años, enferma de diabetes que se identificó como María. “Lo peor que puede ocurrir es que pasemos toda la noche en vela por gusto. No será la primera vez que un rumor sobre la venta de medicamentos se convierte en una falsa alarma”, dice sin mirarme, mientras acomoda en un rincón del portal unos cartones, donde piensa acostarse para pasar la noche.

Lógicamente, ante la falta de un producto de vital necesidad, es natural que todos se cuestionen porque faltan los medicamentos. Hacia allí fluyó nuestra conversación.

Javier Ramírez, es un joven atlético que nos sorprende al confesar su hipertensión. Detrás de su vitalidad nadie podría sospechar tal padecimiento:

“Ellos (los farmacéuticos) dicen que el medicamento no viene completo. No lo entiendo, está controlada y planificada su venta por el tarjetón y no lo puedo comprar porque nunca hay. Otra cosa, si tienes prescrito la Clortalidona, no puedes comprar el Analapril porque está desautorizado, si coges el Analapril no puedes comprar el Captopril, aunque se encuentre en existencia cualquier otro antihipertensivo que no sea el recetado, si no estás registrado para su compra es por gusto”.

María nos interrumpe y trae a colación el tema de los revendedores. “Y que me dicen de esos que se dedican a revender los medicamentos por la calle”.

Dos individuos que se encontraban apartados del resto y que los entrevistados habían identificado como revendedores, se pararon del muro donde estaban sentados y tomaron mayor distancia del grupo.

“El particular no recibe medicamento, ni tiene fábrica o almacén. ¿De dónde salen? ¡De la misma farmacia! Gente que ni las conozco, porque si te digo que las conozco te engaño, te los encuentras vendiendo a diez pesos la tira de cualquier medicamento en falta” refiere María mirando de soslayo a quienes se alejan.

Para cuando me despido de ellos son las 12 y cuarto del siguiente día, les deseo suerte mientras me regreso casa. Voy repasando mentalmente a lo largo del camino las conversaciones e intento imaginar que consecuencias pudiera traer para la salud de aquellas personas, no acceder prontamente a los medicamentos.

Comentarios

“Clandestinos” Un análisis
[18-01-2020]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El fenómeno Clandestinos, aparecido en Cuba como fuerza opositora pública al pintar con tinta roja (o sangre) diversos bustos de José Martí, denota con su accionar un nuevo tipo de oposición a la dictadura castrista en el terreno concreto del mundo real, no sólo de ideas.
Venezuela y un aniversario poco esperanzador para Maduro
[10-01-2020]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
La conmemoración del primer aniversario de la instalación espuria del actual gobierno de Venezuela parece poco prometedora para sus miembros. (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. – Este viernes —día 10— se cumple un año del actual “mandato” que viene ejerciendo Nicolás Maduro en la primera magistratura de Venezuela. He entrecomillado el término porque, en realidad, se trata de una presidencia espuria, surgida de un verdadero pucherazo orquestado por los chavistas. Pero, bueno, algún nombre hay que darle.
Felices Fiestas
[05-01-2020]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Hace unas semanas estaban decorando un popular supermercado de la ciudad con letreros que deseaban felices fiestas a sus usuarios, aludiendo, supongo,  a la Navidad y Fin de año, la lectura  fue muy chocante, percibí que se estaban trivializando conmemoraciones sobre las cuales, en gran medida, se sustentan  nuestros valores y conducta.
Cuba 2020
[01-01-2020]
Jorge Hernández Fonseca
La falta de alimentos en Cuba es uno de los tantos temas de la crisis económica en Cuba. Foto: cortesía de Cubanet.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Los cubanos comenzamos el Año Nuevo con la tristeza de enfrentar una isla en bancarrota, una infraestructura destruida, una organización productiva de nivel rural y una industria administrada de manera feudal. Todo eso, después de 61 años de una revolución que ha perdido totalmente su rumbo. Los más viejos no recordamos la alegría de la derrota de la anterior dictadura y los jóvenes sólo han conocido vicisitudes. Cuba no puede continuar por ese camino equivocado.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.