Las elecciones de la mafia castrista, una comedia  burlesca para otros tiempos

CID
Obama en el Estadio Latinoamericano en La Habana comparte en un ambiente festivo con el dictador Raúl Castro un juego de pelota, acompañado de su esposa e hijas Michelle, Malia y Sasha Obama el 22 de marzo de 2016. Foto: cortesía del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Este 10 de octubre la Asamblea Nacional castrista, que no representa ni los intereses ni las aspiraciones del pueblo cubano, puso de nuevo su manifiesto servilismo a Raúl Castro, eligiendo a Miguel Díaz Canel como “presidente” de Cuba.  Este teatro  es una comedia burlesca escrita para otros tiempos, aquellos en que Obama era el presidente de los Estados Unidos y le tendió sus dos manos a los Castro mientras la dictadura correspondía simulando cambios para hacer más digerible al pueblo estadounidense y a la comunidad internacional la cuestionable legitimidad que Obama daba al régimen restableciendo relaciones diplomáticas y codeándose como amigo de la familia del asesino en jefe de turno.

Obama y los castristas estaban seguros del triunfo electoral de Hillary Clinton en las elecciones de noviembre de 2016  por lo que había que dejar en marcha la farsa de un cambio hacia el capitalismo y la democracia en Cuba con un retiro simulado de los Castro. 

Mientras tanto ya estaba montado el proyecto del Puerto de Mariel a un costo de alrededor de mil millones de dólares financiados por el Brasil del hoy convicto por corrupción, Inácio Lula da Silva.  Mariel iba a recibir las empresas capitalistas trasnacionales que se beneficiarían de las buenas relaciones entre “el nuevo gobierno de Cuba” y la segura presidencia de Hillary Clinton. 

Con los miles de millones de dólares anuales de inversión capitalista, el régimen en la Isla podría sobrevivir como ha sucedido en China y en Vietnam.  Mientras tanto y con la inocente, o tal vez, no tan inocente ingenuidad de Obama y del futuro gobierno de Clinton, los castristas podrían consolidar a la narco dictadura venezolana en el poder.

Esos planes fallaron a lo grande porque Hillary Clinton perdió las elecciones. El desarrollo de Mariel se convirtió en otro desastre del régimen y por mucho que la prensa internacional quiso promocionar los cambios en Cuba como auténticos y fundamentales, la cruda realidad de un país anclado en un inmovilismo totalitario dominado por el temor a una apertura  verdadera, ha sido más contundente que el engaño orquestado. 

Así pues, esta farsa del presidente electo está fuera de tiempo y como la historia no perdona los anacronismos, este ridículo los expone a la indiferencia y el rechazo del pueblo cubano y al escepticismo y la condena en el exterior.

Comentarios

Balance parcial 2019, hechos violatorios a la libertad de prensa en Cuba
[24-01-2020]
ICLEP
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lea el informe aquí. 
Una luz desde Bolivia
[24-01-2020]
Angélica Mora
New York
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Como bien dice Angel Rivas: ... en Bolivia estamos defendiendo la libertad de toda Latinoamérica, darles un rayito de esperanza a los venezolanos, a los nicaragüenses, a los cubanos, no nos van a ganar estos comunistas de m...a. 
Carta abierta a Miguel Díaz-Canel 
[24-01-2020]
Felix Luis Viera
  (www.miscelaneasdecuba.net).- “Es tanto el odio, es tanta la impotencia, es tanta la prepotencia” de quienes “atacan” a la Revolución. 
Cuba la mayor cárcel  del mundo
[24-01-2020]
Cosme Beccar Varela
    (www.miscelaneasdecuba.net).- La izquierda en su totalidad guardaba un secreto absoluto sobre la cantidad de presos políticos que hay en Cuba. Yo nunca creí que eran algunos cientos, como le oí decir a Huber Matos, uno de los cuatro máximos cómplices de Fidel Castro en  Sierra Maestra en una conferencia que dio en el Círculo de Armas de Buenos Aires, poco después de ser liberado por el tirano tras tenerlo preso por 22 años.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.