Castro chavismo, estirpe terrorista

Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La alianza entre los regímenes de Cuba y Venezuela es integral, ninguno de los dos gobiernos cumplen actividades que sean ajenas al otro. Situación que certifica el apoyo irrestricto que se prestan y la semejanza de la opresión que ejercen sobre sus respectivos pueblos.

Caracas y La Habana reprimen de manera sistemática a sus ciudadanos. Violan sus derechos y los obligan a vivir en precarias condiciones, resultado  del control que ejercen sobre el quehacer nacional.

El terrorismo de Estado es una realidad tanto en Cuba como en Venezuela. Los primeros en padecerlos son los ciudadanos de ambos países, sin embargo, no dejan de ser una amenaza desestabilizadora para sus vecinos porque las crisis nacionales que crean tienden a exportarse y desestabilizar a los países que les circundan, como se aprecia en los éxodos que generan.

Por otra parte, la visión hegemónica que caracteriza a estos aparatos les conduce a incursionar en los asuntos internos de sus vecinos para difundir su Proyecto, o crear estructuras de contención a sus presuntos adversarios.

Los estados que practican el terrorismo contra sus pueblos deberían ser execrados por la comunidad internacional. Objetos de sanciones múltiples por los crímenes que cometen. Situación que debería agravarse cuando sus depredaciones domesticas están vinculadas al terrorismo mundial como ocurre con Cuba y Venezuela.

Cuba exportó a Venezuela su terrorismo de estado. Nutre los servicios represivos de ese país de información y otros recursos. Dirigentes de la oposición venezolana afirman que las decisiones importantes que conciernen a su país se toman en La Habana, que Venezuela está secuestrada por el castrismo que controla varias de las instituciones gubernamentales, entre ellas, las fuerzas armadas, servicios de salud, la dirección de extranjería y otras dependencias del estado y qué, hasta entrena, a los sicarios que torturan a los prisioneros políticos,

Ambos regímenes se enorgullecen del apoyo que prestan a los grupos narcoterroristas colombianos del ELN y la disidencia de las FARC. Hay elementos suficientes que certifican la asociación de los dos gobiernos con grupo ampliamente identificados con acciones terroristas y de narcotráfico. 

En consecuencia,  es imperioso que el régimen cubano sea reincorporado a la lista de Estados terroristas que confecciona Estados Unidos, a la que se debe agregar Venezuela a la mayor brevedad, son delincuentes internacionales y la comunidad de naciones, no solo Estados Unidos, debería actuar en consecuencia.

El presidente de Colombia, Ivan Duque,  acusó en Naciones Unidas al régimen venezolano de  ser parte de una cadena del “terrorismo transnacional” puesto al servicio de grupos armados ilegales, agregando que “Sus estructuras corruptas son servidoras de los carteles de la droga, sus alfiles son secuaces de la mafia y alimentan la violencia en Colombia; refugian a asesinos y violadores de niños, y quienes ignoran estos oprobios son cómplices de la dictadura”.

Duque fue firme en su ataque a la autocracia venezolana y tuvo el coraje de romper el tabú latinoamericano  de no señalar los crímenes del castrismo, una vergonzosa complicidad de gobiernos democráticos, políticos y dirigentes sociales  que por décadas han callado ante las depredaciones de los hermanos Castro y sus sucesores contra su propio pueblo, además de no querer ver y escuchar la subversión que por años la isla auspicia contra las democracias americanas.

El mandatario colombiano advirtió a Cuba de denunciarla antes instancias internacionales sino entregaba a  dos comandantes de la guerrilla que se presumen viven en la isla, gestión en la que la dictadura insular ha sido más que consecuente ya que desde que la revolución tomó el poder la isla ha sido refugio de terroristas, delincuentes de todo tipo, individuos que han recurrido a la violencia extrema para enfrentar las autoridades de sus respectivos países, incluidos gobiernos que fueron elegidos democráticamente en comicios secretos y plurales.

El castrismo ha dado refugio a criminales de toda ralea, siempre y cuando tuvieran dinero para pagar su estancia o contrajeran compromisos que les favorecieran en alguna medida. Acuerdos que ha traicionado, como demuestra el caso de Robert Vesco.

La inclusión de Cuba y Venezuela en la lista de estados terroristas esta más que justificada por la conducta que ambos regímenes sostienen públicamente. Es tiempo que la justicia internacional actué contra los estados delincuentes.

Comentarios

A los venezolanos: de Putin, Lavrok, Riabkob y Rodríguez Zapatero
[24-02-2020]
Luis Beltrán Guerra
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El conversatorio, ya lleva 6 horas y sin receso. Una voz de mujer se escucha:“Cuan triste me siento. Nuestra Patria, de mal en peor, que a los venezolanos ya nos no toman en cuenta para conducirlo. Pues, ha pasado a manos de norteamericanos, rusos, chinos y españoles. Pareciera una enredadera de intereses sobre intereses, empresariales, personales y profesionales. Dilucidar es difícil, puesto que quiénes están detrás de cada postura, como que metieran la mano, para luego esconderla. Es un verdadero cataclismo”. Soy Eulogia Mosquera, alejada del país desde hace 1 década, ganándome la vida barriendo casas, incluyendo este local. En Venezuela era abogada constitucionalista. Así termina el evento.
Hostigado y secuestrado el Dr. Biscet
[24-02-2020]
Alfredo M. Cepero
  El Dr. Biscet fue arrestado inesperadamente en su vivienda. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Siete efectivos de la Seguridad del Estado de la tiranía castrista irrumpieron violentamente ayer jueves en la residencia del Dr. Oscar Elías Biscet en el barrio de Lawton, en La Habana.  La señora Elsa Morejón, esposa del Dr. Biscet, escribió en su cuenta de Tweets: "La que dirigió el registro en mi casa me dijo que mi esposo va a ser instruido de cargos. Se llevaron computadoras, impresoras, teléfonos celulares, cámaras, literaturas y cables con noticias de internet".
¿Bienvenido Mr. Putin?
[20-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las películas del gran Berlanga con la que más disfruto es “Bienvenido Mr. Marshall”. En plena dictadura franquista, una película en clave de humor, dejaba entrever muchas de las circunstancias de aquella España atribulada por los años de la autarquía económica, la miseria y pobreza. Si uno cierra los ojos y se traslada en el tiempo, aquella película podría reflejar, con bastante exactitud, el drama actual que se vive en Cuba. Una sociedad destruida, con una economía ineficiente e improductiva, que se agarra a cualquier tronco que flote con tal de no hundirse para siempre.
La familia liberal: amigos y enemigos
[10-02-2020]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin embargo, y aquí radica el núcleo de estas reflexiones, hay miles de chilenos destruyendo metódicamente las expresiones materiales de la formidable transformación chilena. ¿Por qué sucede este fenómeno absurdo de autofagia? ¿Por qué miles de jóvenes chilenos atentan contra su propio bienestar? Las diferencias fundamentales e insalvables, son las que se tienen con los autoritarios, ya sean francamente totalitarios, como los comunistas y fascistas, o lo que hoy se denominan “democracias iliberales”.  
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.