Los dos 11 de Septiembre

Angélica Mora
New York
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Escribir sobre el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973 en Chile es doloroso. Sin embargo, no puedo dejar pasar la fecha sin aportar lo que sé, quizás en una tentativa de que se conozcan algunos pormenores no sabidos por la mayoría de la gente.

La otra fecha dolorosa es el 11 de septiembre del 2001, día de terrorismo, dolor y luto en Estados Unidos

Para mí, escribir sobre el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973 en Chile es doloroso. Sin embargo, no puedo dejar pasar la fecha sin aportar lo que sé, quizás en una tentativa de que se conozcan algunos pormenores no sabidos por la mayoría de la gente.

Nuevamente, como el acróbata, tengo que poner lo mejor de mí para contar la verdad y llegar al otro lado, sin haber caído en histrionismos ni dejarme llevar por la pasión de escribir sobre lo que no estoy completamente segura.

Como chilena me ha tocado ser testigo de una de las jornadas más extraordinarias de la era moderna de mi país, su lucha y su victoria contra el comunismo. Y esa lucha no puede narrarse sin mencionar a Augusto Pinochet.

La figura del General Pinochet es vista por la historia diseccionada en dos perfectas mitades: una que lo aclama como Salvador de Chile y la otra que lo presenta como un Dictador con las manos manchadas de sangre.

La verdad está en las dos partes.

Comenzar por el principio es difícil. Lo más aproximado a que se podría llegar es decir que Chile estaba en una terrible encrucijada política desde hacía meses.

Salvador Allende, el primer presidente marxista llegado al poder, hacía valer sus dogmas izquierdistas por encima de su concepto de proteger la Patria.

¡Cómo estaría de buena la situación para el comunismo en Chile que Fidel Castro, quien había viajado por unos días a la nación sureña, quedó tan complacido con lo que vió que en vez de una visita protocolar se quedó TRES MESES!

Y es que Allende era otro de los hijos de Fidel, en quien tenía puesta todas sus complacencias, como lo fue Hugo Chávez.

Los militares chilenos sabían que la izquierda preparaba un auto golpe para el 19 de septiembre, día en que las Fuerzas Armadas desfilan tradicionalmente en un área conocida entonces como Parque Cousiño, hoy Bernardo O'Higgins.

Las fuerzas armadas sólo se adelantaron en lo que llamaron "El Pronunciamiento", una figura elegante de llamar el Golpe.

Hubo persecución, arrestos y muertes de unas dos mil a tres mil personas, que en ningún momento se puede condonar.

Algunos analistas piensan que millones habrían muerto, si los designios forjados por la violenta ultra izquierda chilena se hubieran materializado.

A Augusto Pinochet, durante una comida en el Palacio de la Moneda, se le preguntó específicamente el por qué de los muertos.

Su lacónica respuesta fue: "Porque era una guerra. O ellos o nosotros".

Luego, y nadie le puede restar el mérito, Pinochet efectuó un plebiscito el 5 de octubre de 1988 -el cual muchos lo aconsejaron de no llevarlo a cabo- y respetó los resultados.

Y aquí tengo que revelar una confidencia que me contó mi colega y mentor chileno Rafael Kissteiner, quien era Jefe de Prensa del general Pinochet.

Me reveló Kissteiner que algunos funcionarios del gobierno, rodearon a Pinochet y le aconsejaron que, debido a lo escaso del margen a favor del NO, ignorara los resultados.

El general los miró y dando un golpe en su mesa gritó:

"NO, JAMAS, ESA ES LA VOLUNTAD DE PUEBLO Y HAY QUE RESPETARLA Y CUMPLIRLA".

Más tarde el Viejo General fue acusado de malversar caudales públicos. En buen chileno de "haber robado mientras estuvo en el poder".

Pero para mí y millones, este gesto del plebiscito --que ya muchos se quisieran para sus respectivos países gobernados por Dictadores-- hace pasar al General a la historia y Chile le debe el mérito de haber detenido el Comunismo y haber encauzado la nación hacia una era de prosperidad económica.

¿Qué habría pasado, si Pinochet hubiera ignorado los resultados del referendum, como se le pidió? Quizás se habría mantenido algunos años más en el poder o hubiera habido una revuelta. Nadie lo puede saber.

Lo que sí se sabe, es otra falacia que los izquierdistas trataron de colgar en los días de la muerte de Allende y que era que "lo habían asesinado".

El rumor cundió, hasta que llegó la órden desde La Habana que era incluso más impactante presentarlo como "suicidado", como un Valiente.

Que en realidad lo fue, al pedir que todas las mujeres y los que le rodeaban abandonaran la Moneda, para él quedarse solo.

El periodista, "El Perro Olivares", (se le llamaba así, no en insulto sino por su tenacidad en buscar la noticia), quien cubría la Moneda y quien estuvo durante el ataque al Palacio, ratificó más tarde los hechos.

Lo mismo la Secretaria de Prensa de Allende, Frida Modak -a quien conozco por haber sido colega mía en Radio Balmaceda en Santiago de Chile- y quien escribió:

“El presidente Allende ordenó que todos salieran desarmados, porque él sería el último en hacerlo. Cuando todos iban descendiendo hacia la puerta de Morandé 80, el compañero presidente se disparó en la cabeza con la metralleta que le había regalado el comandante Fidel Castro y que es con la que combatió durante todas esas horas".

Hay tanto que contar. Pero esto es lo que yo viví de primera mano. Quiero aclarar que no soy refugiada política que huyó de Allende. Salí con mi familia a Venezuela durante la administración del Presidente Eduardo Frei Montalva. Este Mandatario le preparó el camino expedito a Salvador Allende. Por algo pasó a la historia como el Kerensky chileno.

NOTA: El "Perro" Olivares, Augusto Olivares Becerra, murió durante el asalto del Palacio de la Moneda. Fue su hermano quien hizo más tarde las declaraciones del suicidio de Allende. 

Comentarios

A los venezolanos: de Putin, Lavrok, Riabkob y Rodríguez Zapatero
[24-02-2020]
Luis Beltrán Guerra
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El conversatorio, ya lleva 6 horas y sin receso. Una voz de mujer se escucha:“Cuan triste me siento. Nuestra Patria, de mal en peor, que a los venezolanos ya nos no toman en cuenta para conducirlo. Pues, ha pasado a manos de norteamericanos, rusos, chinos y españoles. Pareciera una enredadera de intereses sobre intereses, empresariales, personales y profesionales. Dilucidar es difícil, puesto que quiénes están detrás de cada postura, como que metieran la mano, para luego esconderla. Es un verdadero cataclismo”. Soy Eulogia Mosquera, alejada del país desde hace 1 década, ganándome la vida barriendo casas, incluyendo este local. En Venezuela era abogada constitucionalista. Así termina el evento.
Hostigado y secuestrado el Dr. Biscet
[24-02-2020]
Alfredo M. Cepero
  El Dr. Biscet fue arrestado inesperadamente en su vivienda. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Siete efectivos de la Seguridad del Estado de la tiranía castrista irrumpieron violentamente ayer jueves en la residencia del Dr. Oscar Elías Biscet en el barrio de Lawton, en La Habana.  La señora Elsa Morejón, esposa del Dr. Biscet, escribió en su cuenta de Tweets: "La que dirigió el registro en mi casa me dijo que mi esposo va a ser instruido de cargos. Se llevaron computadoras, impresoras, teléfonos celulares, cámaras, literaturas y cables con noticias de internet".
¿Bienvenido Mr. Putin?
[20-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las películas del gran Berlanga con la que más disfruto es “Bienvenido Mr. Marshall”. En plena dictadura franquista, una película en clave de humor, dejaba entrever muchas de las circunstancias de aquella España atribulada por los años de la autarquía económica, la miseria y pobreza. Si uno cierra los ojos y se traslada en el tiempo, aquella película podría reflejar, con bastante exactitud, el drama actual que se vive en Cuba. Una sociedad destruida, con una economía ineficiente e improductiva, que se agarra a cualquier tronco que flote con tal de no hundirse para siempre.
La familia liberal: amigos y enemigos
[10-02-2020]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin embargo, y aquí radica el núcleo de estas reflexiones, hay miles de chilenos destruyendo metódicamente las expresiones materiales de la formidable transformación chilena. ¿Por qué sucede este fenómeno absurdo de autofagia? ¿Por qué miles de jóvenes chilenos atentan contra su propio bienestar? Las diferencias fundamentales e insalvables, son las que se tienen con los autoritarios, ya sean francamente totalitarios, como los comunistas y fascistas, o lo que hoy se denominan “democracias iliberales”.  
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.