Colombia, en el menú del castro chavismo

Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
Bandera colombiana. Foto: wikimedia.org
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La decisión de varios caudillos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia de regresar a la insurgencia armada, -nunca dejaron de hacer la guerra a la democracia en su país-, evidencia una vez más lo forzado e inútil que es negociar con gobiernos o agrupaciones vinculadas al iluminismo del castro chavismo.

Los diálogos que ha sostenido la oposición venezolana, tanto con Hugo Chávez como con Nicolás Maduro han concluido sin resultados. Las veces que sectores de la oposición cubana quisieron dialogar con el castrismo para buscar un cambio de régimen o iniciar un proceso de transición no tuvieron repuesta de parte de la nomenclatura, y las pláticas que sostuvieron en La Habana el gobierno de Colombia con las FARC han terminado con una facción de los dialogantes clamando por la guerra.

La dictadura cubana tiene características que la diferencian de sus pares del hemisferio, algo similar ocurre con los insurgentes colombianos, que no tienen semejanzas con los otros grupos irregulares que han operado en el continente.

Algunos de los aspectos que distinguen el totalitarismo castrista y los irregulares de Colombia, es que  La Habana instrumentó su propuesta y control sobre un proyecto claramente imperialista y los insurgentes colombianos de ser luchadores políticos armados, evolucionaron a actividades contrarias a sus propuestas, terminando como secuestradores y narcotraficantes.

Por otra parte, el régimen castrista ha durado más de sesenta años y las guerrillas colombianas han sido las únicas que por décadas sostuvieron un conflicto con el estado que aun sin estar en riesgo de desestabilización decidió suscribir un acuerdo de paz, que como apunta el intelectual  antioqueño, Horacio Puerta Cálad, “se veía venir su final”, porque al parecer, su análisis le dejó  apreciar que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia  y La Habana, defienden propuestas que tienen una visión extremadamente excluyente de los derechos de los otros.

El iluminismo de la dictadura insular y de sus aliados de las FARC les empareja. Ambos obligan a recordar una consigna de principios del siglo pasado, “Todo el poder para los soviets”, un objetivo a lograr sin que importen los abusos y depredaciones en que se incurran por tal de alcanzarlo y controlarlo.

No es casualidad que el pronunciamiento de estos insurgentes haya tenido lugar después de la sesión del Foro de Sao Paulo en Venezuela, donde se viene afirmando están radicados hace más de un año. Hugo Chávez apoyó las FARC y Maduro mas allá de la alianza los respalda porque los insurgentes colombianos son un núcleo duro al que puede recurrir en momentos de crisis.

Venezuela es  una especie de santuario para los insurrectos como lo ha sido y es Cuba. Un refugio donde alistarse y buscar protección cuando sea necesario, pero las FARC y el ELN son también una guardia pretoriana que tiene que defender el chavismo por su propia supervivencia, en realidad, esta alianza no es política y menos ideológica, es un grupo de delincuentes que se asocian para cometer sus crímenes.   

Estos complotados contra las democracias y las libertades ciudadanas están conscientes que sus operaciones subversivas o guerrilleras tienen que ser transnacionales en su ejecución y preparación, aunque por respeto a la verdad hay que reconocer que las guerrillas izquierdistas latinoamericanas siempre contaron, las colombianas no son la excepción, con el beneplácito de varios gobiernos europeos y con la miopía de algunas  Ongs que tendían solo a ver los crímenes de los gobiernos y no de los grupos irregulares.

La ingenuidad de algunos amantes de la justicia social los ha convertido en cómplices de asesinos, al igual que el aborrecimiento a lo que representa Estados Unidos ha conducido a muchos  a respaldar proyectos criminales como el castro chavismo.

Pero regresando a Colombia es válido recordar que en los tiempos de la lucha armada Fidel Castro y Ernesto Guevara gustaban usar los términos, “condiciones objetivas y subjetivas”, entendiendo que el país que reuniera ambas particularidades, de exclusiva interpretación de ambos depredadores, era un bocadillo que se encontraba listo para ser engullido, lo que lleva a pensar, está Colombia, desde la perspectivas de los foristas, lista  para ser devorada, son tantos los errores de su clase política que “la mesa esta puesta”.

Comentarios

A los venezolanos: de Putin, Lavrok, Riabkob y Rodríguez Zapatero
[24-02-2020]
Luis Beltrán Guerra
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El conversatorio, ya lleva 6 horas y sin receso. Una voz de mujer se escucha:“Cuan triste me siento. Nuestra Patria, de mal en peor, que a los venezolanos ya nos no toman en cuenta para conducirlo. Pues, ha pasado a manos de norteamericanos, rusos, chinos y españoles. Pareciera una enredadera de intereses sobre intereses, empresariales, personales y profesionales. Dilucidar es difícil, puesto que quiénes están detrás de cada postura, como que metieran la mano, para luego esconderla. Es un verdadero cataclismo”. Soy Eulogia Mosquera, alejada del país desde hace 1 década, ganándome la vida barriendo casas, incluyendo este local. En Venezuela era abogada constitucionalista. Así termina el evento.
Hostigado y secuestrado el Dr. Biscet
[24-02-2020]
Alfredo M. Cepero
  El Dr. Biscet fue arrestado inesperadamente en su vivienda. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Siete efectivos de la Seguridad del Estado de la tiranía castrista irrumpieron violentamente ayer jueves en la residencia del Dr. Oscar Elías Biscet en el barrio de Lawton, en La Habana.  La señora Elsa Morejón, esposa del Dr. Biscet, escribió en su cuenta de Tweets: "La que dirigió el registro en mi casa me dijo que mi esposo va a ser instruido de cargos. Se llevaron computadoras, impresoras, teléfonos celulares, cámaras, literaturas y cables con noticias de internet".
¿Bienvenido Mr. Putin?
[20-02-2020]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las películas del gran Berlanga con la que más disfruto es “Bienvenido Mr. Marshall”. En plena dictadura franquista, una película en clave de humor, dejaba entrever muchas de las circunstancias de aquella España atribulada por los años de la autarquía económica, la miseria y pobreza. Si uno cierra los ojos y se traslada en el tiempo, aquella película podría reflejar, con bastante exactitud, el drama actual que se vive en Cuba. Una sociedad destruida, con una economía ineficiente e improductiva, que se agarra a cualquier tronco que flote con tal de no hundirse para siempre.
La familia liberal: amigos y enemigos
[10-02-2020]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Sin embargo, y aquí radica el núcleo de estas reflexiones, hay miles de chilenos destruyendo metódicamente las expresiones materiales de la formidable transformación chilena. ¿Por qué sucede este fenómeno absurdo de autofagia? ¿Por qué miles de jóvenes chilenos atentan contra su propio bienestar? Las diferencias fundamentales e insalvables, son las que se tienen con los autoritarios, ya sean francamente totalitarios, como los comunistas y fascistas, o lo que hoy se denominan “democracias iliberales”.  
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.