Jugando con las estadísticas oficiales: mal asunto

Elías Amor
Economista
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- El pasado mes de julio, la secretaria de CEPAL, doña Alicia Bárcena, presentó el Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2019, un interesante informe realizado por este organismo especializado de Naciones Unidas en la economía de la región.

En el anexo del informe, donde se presentaban los análisis realizados en cada uno de los países, y en concreto, en el relativo a Cuba se decía, y cito textualmente, que “en 2018 la actividad económica en Cuba se desaceleró al 1,1%, en comparación con el ya modesto crecimiento del 1,8% alcanzado en 2017. Esta menor expansión se debió a la pérdida de dinamismo en los flujos de visitantes hacia Cuba, que se vieron afectados por el impacto del huracán Irma sobre la infraestructura turística a fines de 2017, por las restricciones de viaje impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos a sus nacionales y por la realización de un ajuste fiscal moderado”.


Sin entrar en el análisis de los factores que según CEPAL explican los pésimos resultados de la economía castrista bajo el mandato de Díaz-Canel, lo que realmente llama la atención, y es objeto de este Blog es el hecho de que las autoridades de La Habana en la web de la Oficina Nacional de Estadística e Información ONEI de Cuba sostengan, en contra de lo dicho por CEPAL, que el crecimiento económico en la isla en 2018 fue del 2,2% y no se acepte el 1,1% antes citado. Ni más ni menos que el doble de la cifra estimada por la CEPAL. Alguien está equivocado, o pretende crear confusión. El asunto da para mucho porque con las estadísticas oficiales no se juega.

En efecto, en el Anuario Estadístico de Cuba, en la sección de “Cuentas nacionales” la tabla 5.1.- Resumen de indicadores económicos otorga al año 2018 un crecimiento de la economía del 2,2%, en tanto que para 2017 la cifra ofrecida es 1,8% coincidente con la que estimó CEPAL. La historia de las discrepancias estadísticas entre el régimen comunista de La Habana y la organización especializada de Naciones Unidas CEPAL ya ha tenido algunos episodios en el pasado. Recordar en tiempos de Fidel Castro cuando Cuba anunció un crecimiento de la economía del 11% allá por 2007, que contrastaba con la estimación de CEPAL. El contencioso acabó dando la razón al dirigente comunista que se encargó de dedicar no pocos insultos e improperios al organismo de Naciones Unidas por "cuestionar" sus datos.

Ahora parece que estamos ante un escenario similar, en el que los comunistas han procedido unilateralmente a revisar la tasa de crecimiento de 2018 que había sido estimada en un 1,2% aduciendo que el comportamiento del sector construcción, de la salud y de ciertas producciones agrarias obligaba a incrementar la estimación ofrecida a finales del ejercicio, lo que provocó cierta expectación y no pocas críticas entre analistas y observadores de la economía.

Los comunistas cubanos han situado el crecimiento del PIB en un 2,2% en sus publicaciones oficiales, por lo que no parece que vayan a ceder. Por su parte, CEPAL debería valorar con mucho cuidado cualquier cambio en las estimaciones del crecimiento de la economía cubana el pasado año, que pueden tener un efecto sobre lo que acabe ocurriendo durante el presente ejercicio, que se presenta, a todas luces, mucho más complicado. La credibilidad de una economía depende, y mucho, de la manipulación que realicen sus autoridades de las cifras estadísticas.

Los países solventes se caracterizan porque cuentan con organismos estadísticos profesionales, de rigor, y sobre todo, independientes de los tejemaneques de sus gobiernos. Distorsionar las cifras estadísticas de un país, puede significar un poco de pan para hoy, pero mucha hambre para mañana. No conviene olvidar que, por ejemplo, buena parte de las inversiones internacionales se deciden por algoritmos numéricos que utilizan variables como el crecimiento económico. Cuba con un 1,2% tenía poco que hacer frente a República Dominicana, con un 5%. Sin embargo, esta nunca puede ser una razón.

Pero el maquillaje y la manipulación estadística suele acabar mal. Generalmente, supone una pérdida de confianza en quién se dedica a tales manejos. Cuba, su economía, no está para aventuras. Las necesidades de financiación son acuciantes y los prestamistas, en general, no quieren datos manipulados o erróneos. La decisión de ir alterando cifras, y justificar los apaños con argumentos de poca credibilidad, acaba dando malos resultados. Mucho peores que cualquier presunto embargo o bloqueo. 

Lo que está en juego es la estadística oficial de la nación, que por desgracia, deja vacíos numerosos espacios en los informes de CEPAL, lo que impide realizar un contraste entre los datos de la isla y el resto de países.Y que conste que en ningún momento estoy cuestionando el trabajo realizado por los profesionales de ONEI, a los que respeto y felicito desde este blog, porque seguro que con grandes dificultades y una presión política insoportable, se encuentran con la tesitura de realizar una misión ciertamente controvertida.

Los dirigentes del régimen deberían reflexionar sobre estas cuestiones y proceder a rectificar las cifras ya publicadas, haciéndolas coincidir con las correspondientes a CEPAL. Esa sería la mejor actuación a realizar en este caso. O en su caso, esperar las consecuencias que este tipo de comportamientos suelen tener. Nada buenas. 

Comentarios

De inauguraciones y regímenes autoritarios:el caso del turismo en Cuba
[18-09-2019]
Elías Amor
Economista
Hotel Meliá Internacional Varadero. Foto: Cortesía de Cubanet.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Cada dictador inaugura lo que puede, o lo que le dejan. Existe una estrecha relación entre poder autoritario e inauguración política. En el caso de Franco, era habitual verlo en el NODO, inaugurando pantanos y embalses para la producción de energía hidroeléctrica y almacenar agua con destino a las zonas de más baja pluviometría del sureste español. Ahí están los pantanos que han quedado para la posteridad y tienen un uso mucho más amplio del que inicialmente estaba previsto. Generalmente, nadie los cuestiona, salvo alguna organización ecologista radical. En el caso de Díaz-Canel, otro dirigente autoritario, le encanta asistir a la inauguración de hoteles.
Las avispas del castrismo
[17-09-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Es de suponer que hay muchos profesionales, particularmente, abogados, actores y actrices que por razones de oficio se ven precisados a cumplir diligencias que no son de su entera satisfacción, otros, al contrario, sentirán placer en asumir sus responsabilidades  al defender o interpretar sujetos cuya conducta de vida han sido negativas para la sociedad.
Politización de los incendios en el Amazonas brasileño
[17-09-2019]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Finalmente, los incendios en el Amazonas brasileño fueron controlados con la ayuda del ejército, movilizado al efecto. Estos incendios son anuales, provocados por la seca, imprudencias y malas prácticas. Este año fueron mucho menores que en los gobiernos de Lula da Silva (años 2004, 2005, 2007 y 2010, ver figura) pero fueron politizados para perjudicar a Bolsonaro, flamante presidente que derrotó en buena lid una izquierda revanchista.
Desentrañando un gran fracaso
[17-09-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- De nuevo adviene al país un nuevo “periodo especial”, o lo que en el buen sentido las ciencias económicas llamaríamos una depresión. Para anunciarlo, la alta cúpula de la dictadura montó otro acostumbrado espectáculo mediático en donde la marioneta en jefe Miguel Díaz Canel, dio a conocer una larga lista de productos faltantes, alegadamente provocados por una seria escases de combustible que limita el transporte de las materias primas, los alimentos y demás productos a las fábricas y al consumidor, siendo, como es de costumbre, el más afectado: El pueblo cubano.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.