Internet, ilimitada y gratuita ¡ya!

Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
Libre internet exige el autor. Foto de archivo.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Recientemente fue creada la Fuerza de Tarea en la Internet, idea que sigue las directrices estratégicas trazadas por el presidente Donald Trump en el memorando presidencial del 16 de junio del 2017, con la finalidad de examinar los modos de expandir el acceso de internet en Cuba, centrando su interés en los medios de comunicación independiente. El estudio incluía los retos tecnológicos que impide la masificación de los conectados.

La Fuerza quedó conformada por funcionarios gubernamentales y entidades privadas e involucró a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información del Departamento de Comercio, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Freedom House y el Consejo de la Industria de las Tecnologías de la Información (Information Technology Industry Council).

Durante un encuentro del grupo el 7 de febrero del pasado año, se recomendó la promoción del aprendizaje tecnológico relacionado con la información y el trabajo con las organizaciones no gubernamentales de la sociedad cubana para el adiestramiento en su uso y la evasión del control y la censura.

Año y medio después los destinatarios seguimos sin experimentar los beneficios que según los difusores del proyecto dijeron traería esta política. De esta manera, al menos por el momento, el esfuerzo de acercar el internet libre a los cubanos a pasado engrosar la extensa lista de iniciativas que, de época en época se anuncian, insuflando entusiasmo inusitado y que terminan decepcionándonos.

Aspectos a considerar.

Según aprecio a partir de la poca información que poseo, el programa se orienta en lo fundamental hacia los activistas cívicos independientes, cuando en mi humilde opinión debería estar dirigido a la sociedad en pleno.

Por otro lado, nada se ha dicho de las estrategias que piensan implementar dirigidas a dotar de conexión a los cubanos que hoy no navegan por la web dados los altos precios que esto conlleva.

Pienso que antes de efectuar programas educativos los decisores deberían orientar el accionar a superar la falta de conectividad de los cubanos con ideas realmente novedosas.

Desde hace tiempo se viene hablando de los proyectos que varias compañías privadas han diseñado para crear una red satelital de bajo costo que permita llevar internet a todo el mundo, incluso a aquellas regiones del orbe donde por razones topográfica, de infraestructura o económicas nunca llegaría.

Harían bien los actores que integran esta Fuerza de Tarea en aprovechar estas iniciativas, e incluso de ser necesario involucrarse en su ejecución. Superar los retos científicos que permitan viabilizar esta tecnología hasta el punto que cualquier mortal con un Smartphone de gama media pueda navegar – gratuitamente - por el basto océano del conocimiento que es la internet.

Esta iniciativa por si sola tendría extensa repercusión en el desarrollo del pensamiento crítico de los cubanos, en la aparición de iniciativas de asociación social, económicas, tecnológicas, todas ellas unidas por su carácter liberador.

En ámbitos como la cultura los artistas comienzan a librarse del tutelaje del estado y realizan sus transacciones comerciales, contratos de trabajo de forma autónoma por medio de las facilidades que ofrece la internet. Actores políticos de oposición se asocian entre sí, sin importar las distancias o las latitudes geográficas. Lecturas apócrifas quemadas en la hoguera del comisario político hoy se muestra en las pantallas de los monitores y todo ello gracias al milagro llamado internet.

Si se pretende que Cuba madure como sociedad y desarrolle músculo y conciencia suficiente para romper las cadenas, es hora que se dejen de lado las promesas que cautivan y desesperan y se nos dote ya, de una Internet ilimitada y gratuita. 

Comentarios

Más de lo mismo y por los mismos
[13-10-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La dictadura hace alarde de lo que dieron a llamar “la elección” de Miguel Díaz Canel como presidente del país, en un proceso donde la mono-partidista Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), controlado y conformado enteramente por miembros del Partico Comunista, siguió las directrices, que, sobre el particular, les dio el verdadero mandatario de Cuba, el tirano Raúl Castro.
Diez reglas para formar un dictador
[10-10-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Si usted está aplicando para dictador y desea en poco tiempo desarrollar sus potencialidades dormidas, deberá seguir al pie de la letra las siguientes recomendaciones.
La memoria histórica cubana
[05-10-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El acto conmemorativo de la constitución, hace 20 años,  del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo demostró que las frustraciones y desencantos causados por 60 años de una dictadura dinástica, no han extinguido el compromiso del exilio de seguir bregando a favor de restaurar en Cuba una sociedad de derecho.
La debacle de los CDR
[02-10-2019]
Roberto de Jesús Pérez Bustamante
Periodista Independiente
CDR, la chivatería institucionalizada. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- El Comité de Defensa de la Revolución es una organización surgida para vigilar y reprimir la disidencia ciudadana que durante la última década vienen mostrando signos evidentes de descomposición. Para conocer cómo se manifiesta este proceso nos acercamos a tres dirigentes cederistas.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.