Un grave problema socialista: Jerarquizar Consumidores sobre Productores

Jorge Hernández Fonseca
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Los intelectuales de izquierda, los profesores universitarios filo-socialistas, así como los ciudadanos envueltos en la tomadura de pelo de lo “políticamente correcto”, no se explican el porqué de los sucesivos fracasos de los regímenes socialistas implantados en los cuatro confines del Globo --sin ninguna excepción-- aunque en este caso se confirma “la regla”.

El socialismo actual se origina en los trabajos de filósofos y economistas como Carlos Marx y Antonio Gramsci y en la práctica de políticos como Vladimir Lenin y Pol Pot. Los primeros profundizaron las condiciones económicas del proceso productivo capitalista y los segundos “inventaron” una forma cruel (la dictadura) para implantar, a la fuerza, “su” socialismo.

No hay un solo postulado socialista de como producir bienes y servicios. Se basan en preceptos de tipo hipócritamente “moral” para, por la fuerza, obligar a las personas a “beneficiarse” de los racionamientos y hambrunas que –100% de las veces—ha ocasionado en las desdichadas sociedades sometidas al experimento socialista. Este socialismo sólo defiende a los ciudadanos como “consumidores”. A aquellos que son productores, los desprecian, condenan y exterminan.

Como le dijera Fidel Castro al embajador peruano en medio de la crisis cubana con la embajada del Perú en 1980, “yo se matar y tu no”, la gran ventaja del Comandante sobre el embajador. A los productores --en ese socialismo-- simplemente se les elimina. Como Díaz Canel acaba de hacer con el mayor productor porcino de Holguín, ejemplarmente, para que nadie se atreva a “producir”. Al final, los productores son los enemigos “de clase” y para ellos solo hay desprecio.

Paradójicamente lo que hizo Carlos Marx fue estudiar el proceso de producción capitalista, pero en sus estudios le faltó –sin dudas-- estudiar las cualidades de los emprendedores que usan su capital, su crédito y talento, para guiar un proceso productivo. Este emprendimiento es un salto al vacío, que generará empleo y renta para otras muchas personas. Además de capital, hay cualidades individuales y méritos en este proceso, poco estudiado desde el punto de vista personal, que claramente le falta al socialismo para poder dar “consumo a sus consumidores”.

De la misma manera que no todos pueden ser medallistas olímpicos de algunas de las manifestaciones deportivas; que no todos tienen la voz de oro de los cantantes famosos; que no todas las jóvenes tienen las cualidades estéticas de una reina de belleza, o no tienen las condiciones para guiar exitosamente un carro de Fórmula 1, también no todos --como quiere el socialismo-- tienen posibilidades de guiar un negocio productivo y beneficioso para la sociedad.

En el socialismo, si bien la crueldad contra los adversarios es la principal “cualidad” política (saberlos “matar”) su principal error es no saber apreciar las cualidades de los empresarios y productores, que permite posicionarse al resto como consumidores. El consumo es un proceso primario y natural, mientras que la producción es un proceso artificial y complejo, para el cual es necesario esfuerzo y trabajo especializado. Es por ello que toda sociedad (menos la socialista) cuida con esmero a los que poseen el don natural de dominar el proceso de producir bienes.

Comentarios

El estado castrista se hace con el negocio de las "mulas"
[17-10-2019]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Las libertades económicas en Cuba han dado un paso atrás. Lo peor es que las medidas adoptadas por el régimen castrista, anunciadas en la “mesa redonda” de Randy Alonso, no van a servir para enderezar el deficiente rumbo de la economía cubana y tampoco van a proporcionar las divisas que se quieren conquistar a la población. Por el contrario, pueden hacer mucho daño a la maltrecha economía, y en contra de lo que afirman los dirigentes comunistas, no van a mejorar “los servicios y la adquisición en plaza de productos y artículos de uso duradero para el hogar”.
Las elecciones de la mafia castrista, una comedia  burlesca para otros tiempos
[13-10-2019]
CID
Obama en el Estadio Latinoamericano en La Habana comparte en un ambiente festivo con el dictador Raúl Castro un juego de pelota, acompañado de su esposa e hijas Michelle, Malia y Sasha Obama el 22 de marzo de 2016. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Este 10 de octubre la Asamblea Nacional castrista, que no representa ni los intereses ni las aspiraciones del pueblo cubano, puso de nuevo su manifiesto servilismo a Raúl Castro, eligiendo a Miguel Díaz Canel como “presidente” de Cuba.  Este teatro  es una comedia burlesca escrita para otros tiempos, aquellos en que Obama era el presidente de los Estados Unidos y le tendió sus dos manos a los Castro mientras la dictadura correspondía simulando cambios para hacer más digerible al pueblo estadounidense y a la comunidad internacional la cuestionable legitimidad que Obama daba al régimen restableciendo relaciones diplomáticas y codeándose como amigo de la familia del asesino en jefe de turno.
Castro chavismo, estirpe terrorista
[13-10-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La alianza entre los regímenes de Cuba y Venezuela es integral, ninguno de los dos gobiernos cumplen actividades que sean ajenas al otro. Situación que certifica el apoyo irrestricto que se prestan y la semejanza de la opresión que ejercen sobre sus respectivos pueblos.
Nota de Prensa para la conferencia del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo
[10-10-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo se apresta a organizar una conferencia con el periodista e internacionalista argentino Leandro Gasco de visita en Miami.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.