La vacuna venezolana

Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Sin duda alguna la trágica situación de Venezuela es tema obligado en numerosas conversaciones, pero cuando escuché hablar de un antídoto venezolano a la activista argentina Gaby Sarduy, me quedé en una pieza, porque expresaba confianza que el desastre castro chavista sirviera de lección a quienes en Argentina creen que el populismo les sacara de la miseria.

Gaby y Celso, componen un matrimonio argentino cubano con el que entramos en contacto hace una veintena de años a través de la internet. Nos conocimos en un viaje anterior a Buenos Aires. Simpatizamos de inmediato, es una pareja inteligente, excelentes conversadores y de personalidades fuertes, a la vez que están profundamente comprometidos con la democracia de Argentina, Cuba y el resto del continente.

Nos invitaron a cenar la noche antes de nuestra partida. Sentado en un restaurant al lado de mi esposa, Luz Martínez, escuche que Gaby hablaba de la vacuna venezolana y que tenía esperanzas que surtiera efecto en su país, particularmente, en los sectores que gustan depender de las dadivas del estado, que votan y pelean por políticos corruptos que reparten lo que les sobra de lo mucho que roban, en fin, parafraseando a un presidente cubano de principio del pasado siglo que aludía a la corrupción de su gobierno, “tiburones que se bañaban en los bienes públicos y tiraban migajas a sus partidarios”.

Le pregunté a nuestra amiga en qué consistía la vacuna y me dijo con una pizca de humor, “en los últimos meses miles de venezolanos han arribado a Argentina. En su mayoría son jóvenes, gente trabajadora y luchadora que no le temen al trabajo, la generalidad, aparte de trabajar, estudian, estos muchachos son un reto para los que han crecido bajo el populismo, esos que odian el trabajo y el sacrificio”, Gaby, agregó, que tenía fe que el histórico populismo argentino fuera quebrado por el ejemplo de estos inmigrantes, que la gente se diera cuenta que se debe ser responsable en todos los aspectos de la vida, que no se debe ser dependiente de ningún gobierno.

Dicho todo eso se paró y llamó a nuestra mesa a varios de los jóvenes que estaban sirviendo. De cinco tres eran venezolanos, conversaron con nosotros pero no dejaban de trabajar. Explicaron porque habían dejado su país y que estaban dispuestos a reiniciar sus vidas por dura que fuera la tarea, que les era imposible seguir viviendo bajo un régimen que trataba a los ciudadanos como esclavos y había destruido la economía.

Los amigos nos contaron varias anécdotas, todas muy positivas sobre los exiliados venezolanos, comentarios que fueron ampliado por otros amigos argentinos, la pareja integrada por Pedro Oilaborda y su esposa Estela, además del periodista Leandro Gasco, todos estaban encantados con el desempeño de los muchachos que habían huido del castro chavismo y al igual que Gaby, esperaban que su ejemplo prendiera en el país.

La experiencia de Buenos Aires se repitió en otras ciudades que visitamos, incluido Puerto Montt en Chile. Fuimos a una cafetería, una joven pareja de venezolanos estaba a cargo, nos atendieron a las mil maravillas y uno de ellos comentó que dejar su país no le había sido fácil, que todavía estaba subiendo una difícil cuesta pero que estaba satisfecho de haberse librado de un régimen que destruía a la gente.

Cierto que nadie aprende por cabeza ajena, sino Venezuela, que con extrema generosidad recibió a miles de cubanos no habría caído en la trampa de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, sin embargo, la funesta experiencia venezolana le queda más próxima a todos los países sudamericano que la cubana, de la que evidentemente varios pueblos latinoamericanos no han querido aprender cuando siguen respaldando a los políticos que usan como bandera su alianza con el castro chavismo.

La crisis humanitaria provocada por el régimen chavista es una ventana abierta a todos los que quieran conocer cómo se destruye una nación y cuáles son los métodos más apropiados para, como dice el intelectual cubano Dagoberto Valdés, causar daños antropológicos a una población, situación que lamentablemente está presente en Cuba y amenaza seriamente a Venezuela.

Comentarios

Arre caballo
[21-07-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
Piquera de coches. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Quién iba a profetizar que en Cuba los coches tirados por caballo estarían de regreso en pleno siglo XXI. Tras miles de años en uso, esta forma de locomoción fue declinando hasta ceder el paso definitivamente a las máquinas de vapor, de combustión y eléctricas. En todo el orbe los coches tirados por tracción animal fueron desapareciendo, primero, de las grandes urbes; de las rurales con posterioridad. Mientras nos adentrábamos en el siglo XX se hacía más y más difícil poder ver algún equino tirando de una diligencia, calesa, quitrín, o simple carretilla. 
Salarios dignos, no migajas
[18-07-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
Dinero cubano. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Con bombos y platillos el régimen castrista ha anunciado aumentos de sueldo para los trabajadores estatales y las pensiones a los jubilados. El sueldo medio del cubano será de 871 pesos nacionales al mes, lo que representan al cambio actual de 24 pesos por dólar, unos $36.29 US dólares mensuales; mientras que el promedio de las pensiones subirá a 500 pesos nacionales al mes que implican $20.83 US dólares mensuales.  Esta medida abarcará a 3,067,000 trabajadores del sector estatal y 1,281,523 pensionados.
Vivienda digna y segura es un derecho
[04-07-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Duele ver el triste espectáculo de familias cubanas durmiendo en portales por miedo al desplome de ruinosas viviendas. Son muchas los miles de familias cubanas que residen hacinados en inseguras edificaciones, con riesgo para sus vidas por causa de derrumbes.
Los judíos y Cuba
[03-07-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. Tras la trepa al poder de los castristas, el destino de los judíos cubanos pudiera caracterizarse con una frase breve: emigración en masa.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.