Transportistas demanda garantías para su labor

Daniel Perea García
Promotor de la Corriente Martiana
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Transportistas privados demandan ante funcionarios del gobierno cubano, garantías en su labor, luego de persecución, encarcelamientos y decomisos. Pero ¿con qué combustible vamos a trabajar, con agua?” y dirigiéndose a Corujo le espetó: “y mira tú el tiempo que llevas dirigiéndote al gobierno. ¡Y no te han hecho caso compadre!, por el bien de todos les aconsejo parar el transporte, porque si no se van a quedar sin carros y presos”.



Palma Soriano 27 de marzo del 2019. El martes 12 de marzo en la base de ómnibus de transporte municipal, se efectuó una reunión convocada por transportistas privados del Municipio Palma Soriano, los que asociados a las CTC (Central de Trabajadores de Cuba), integrada al efecto por más de setenta transportistas entre los municipios la Maya, Palma Soriano y el municipio cabecera Santiago de Cuba. Acudieron a la cita representantes del PCC (Partido Comunista de Cuba (único permitido)) y gobierno, el director de la UB de Transporte municipal Lic. Carlos R Espinosa Sariol, el sub director de Operaciones de Transporte, Licencia Operativa: Hermes Heredia Villasana, Inspectores Integrales, miembros de Ómnibus Escolares. La PNR (Policía Nacional Revolucionaria) fue invitada pero no acudió.

EL video: Luego de entonar las notas del himno Nacional, el presidente del gremio, Rogelio Corujo presentó un video que mostraba la contribución de los transportistas privados en las diferentes tareas convocadas por el gobierno, tanto en la transportación masiva de las visitas papales, actos conmemorativos y políticos, desfiles del 1ro de mayo, y la presencia de estos en los mismos, etc. Rogelio comenzó explicando como a raíz de las medidas tomadas por las autoridades contra el robo de combustible, orientadas públicamente por el mandatario Díaz-Canel y como éstas habían afectado seriamente al gremio. Las que van desde multas desproporcionadas, decomisos de camiones (irónicamente el camión conducido por cuentapropistas en desfile del 1ro de mayo que se ve en video antedicho, se encuentra ahora mismo en depósito de la PNR y en proceso de decomiso), procesos judiciales en curso, hasta encarcelamientos de compañeros.

Comenzó el forcejeo: El oficialismo por su parte luego de alagar el video, criticó la subida de los precios del pasaje por los cuentas propias, persistencia de maltrato a los viajeros, además de indisciplinas en la vía como carreras, etc. Aunque el disparo de los precios de diez hasta veinticinco pesos del tramo Palma-Santiago, según explicación de los cuentapropistas se produjo luego de la ola represiva, donde al no poder justificar la entrada de combustible, muchos decidieron no salir a trabajar, aumentando con ello la demanda de pasaje y por consiguiente los precios, así como la intención de acudir al paro. Reconoció Corujo que por el delito que acusaban a sus compañeros, receptación( comprar combustible robado): “ todos los presentes en la reunión, también incurrían sistemáticamente y que por tanto deberían ir presos todos a pesar de ser trabajadores honestos y dignos, pero que esta situación de la compra ilegal de combustible se había presentado en varias ocasiones a diferentes instancias gubernamentales para su solución y sin embargo no se le daba respuesta y por tanto se denotaba una falta de voluntad por parte de las autoridades y que la intención no era hacer el paro, pero sí dio a entender que para poder seguir operando necesitaban las garantías elementales para continuar con su trabajo”. El oficialismo después de absorber considerable tiempo en explicar cuestiones técnicas, reconoció el alcance de este sector y como supera aunque no en carga, pero si en pasaje al estado, tanto intermunicipal, provincial como nacional; aceptaron el fracaso de la prueba de transporte en la Habana y dio a conocer planes a futuro de venta de combustibles, pero que había que acabar con la ilegalidad en ese tema, etc.

Se calienta la atmósfera: Un transportista propuso: “muy bien. Compremos entonces el combustible en un CUC (veinticinco pesos cubanos el litro de petróleo) en CUPET (empresa estatal que tiene el monopolio de la exportación, importación y venta nacional de petróleo y sus derivados), pero el precio del transporte se elevará a cincuenta pesos; eso sí ustedes, refiriéndose a los funcionarios, son los que deben darle la cara al pueblo.” Chichi Tamame uno de los transportistas mostrando su billetera declaró: “Miren. Tengo solo dos pesos en mi cartera, mi camioneta hace nueve meses que esta parada y no me he muerto de hambre, nos piden que no paremos el transporte, ¿pero con qué combustible vamos a trabajar, con agua?” y dirigiéndose a Corujo le espetó: “y mira tú el tiempo que llevas dirigiéndote al gobierno. ¡Y no te han hecho caso compadre!, por el bien de todos les aconsejo parar el transporte, porque si no se van a quedar sin carros y presos”. Costafreda un veterano del gremio explico: “En el problema del combustible todos estamos implicados, desde los choferes estatales como sus jefes, debido a que los choferes nos venden lo que pueden ahorrar en el trabajo de una semana, que podría ser alrededor de una lata (veinte litros de petróleo), mientras que los últimos nos los venden por tanques (200 litros)”. Alexis transportista que tira pasaje a la Habana: “Tengo miedo cuando mi camión sale, porque como todos, compro el petróleo en el mercado negro y mi camión no puede parar porque tengo deudas con el banco…”.

Riposta el oficialismo: La vicepresidenta del gobierno municipal declara que un estudio similar al de la Habana, ya se había hecho en el municipio, con precios topados por kilometraje, etc. Aunque todo esto sin contar con los transportistas y precisando que en el tema del combustible no habría flexibilidad e irritada ante murmullos y protestas declaró gesticulando: “¡y ustedes no son los que tienen el combustible! y los responsable de este problema son ustedes por el excesivo coste del pasaje al pueblo y vamos a poner rutas…”, pero ya en tono amenazante. Por último el director de transporte municipal más conciliativo exhortó a resolver el problema de los precios, sensibilizando la audiencia con: “¿cómo era posible cobrarle veinticinco pesos a un médico que podría haber estado salvándole la vida a un familiar que podría ser de ellos mismos?”, al terminar se comprometió con los presentes en reunirse con el ministro y presentar sus demandas.

El arbitrario asunto de las rutas: Según explicaron transportistas a la ASIC(Asociación Sindical Independiente de Cuba) esto es una simple imposición al trabajador, ilegalizando entonces el servicio en otro destino, aunque la medida contradice la ley 168 “ Sobre La Licencia De Operación de transporte” específicamente con los que poseen Licencia Operativa de Transportación Nacional; aunque reconocen que la insistencia del gobierno en esta cuestión, era la de mantener un control a través de las hojas de rutas expedidas por las terminales, a las cuales están obligados a afiliarse y de esta forma el gobierno tener control casi total de sus ingresos. Mencionando como ejemplo el de un compañero que al regirse por este método quedo endeudado de tal forma, que el estado hubo de gravarle su camión, teniendo entonces este que trabajar no solo para pagar la deuda con la ONAT (Oficina Nacional de Administración Tributaria), sino también para recuperar su propiedad. Esto es algo; explican los trabajadores, que se resuelve con un simple contrato entre estado y transportista y no imponiendo nada, porque el medio de transporte es nuestro, de lo contrario que lo nacionalicen y hagan ellos el trabajo y todos sabemos que en un mes de nuevo todo estará igual o peor, refiriéndose a la ineficiencia del sistema.

Percepción: Esto es una clara representación de las condiciones de inseguridad legal en que laboran los cuenta propias en Cuba, a veinticinco años de haberse permitido esta gestión no estatal. Notamos la sinceridad de ellos a la hora de exponer los hechos, reconociendo incluso que sí, que todos ellos participan del mercado negro, comparada con la hipócrita del estado que hace como que en Cuba el robo y desvió de recurso es un problema puntual y no de la saciedad entera. Un estado donde sus intereses son totalmente distintos a los de su pueblo, que cualquier acción en aras de fortalecerse como entidad, trae como consecuencia represión y encarcelamientos, vemos aquí un sector que cumple con su contrato social de pagar sus impuestos, presta un servicio básico a su pueblo que según el propio Corujo representó el año pasado un millón de personas transportadas( según declaración en días posteriores por la radio local), algo impensable de lograr por la par estatal e incluso colabora con ese estado en sus intereses políticos. Sin embargo por otro lado vemos como ese mismo estado autoproclamado el más justo del mundo, con sus acciones represivas de escarmiento al estilo medieval, desprecia y deshonra su compromiso con sus ciudadanos; por tanto, ¿dónde está la base moral, legal e incluso política del gobierno cubano en exigirle a estos cuenta propias el cumplimiento estricto de la ley, cuando él es el primer violador?, ¿ cómo responsabilizarlos con el aumento de los altos precios, cuando es él precisamente dueño mayoritario de todo el parque del transporte en el país y el único con capacidad legal y financiera de importar estos medios.

Convencidos que sus intereses no serán atendidos, una representación de transportistas acude a la ASIC para estudiar la posibilidad de presentar ante la sede de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) su situación, no importa la buena intención en algunos de sus representantes, porque saben que su problema más que administrativo es netamente político. También en el informe incluirán la suerte de sus compañeros: Ramón Alvares por posible decomiso de su camión, más el de su dotación en espera de juicio, Gabriel Castro camionero de contramaestre en igual estado, Eloy Mateo que por idénticos motivos se encuentra cumpliendo tres años de privación de libertad, por uno de San Luis y dos de Santiago.

Llegado al punto en que nos encontramos, ya no es una cuestión ideológica que fundamente, o política que diseñe o legal que rija o de estado que gobierne o de funcionarios que controlen, es simplemente oscurantismo que subyace. He aquí el fantasma al que Marx se refería y que amenazaba Europa, pero que subyugó Cuba, conjurado de “comunismo”, sí; aunque insisto, esta cuestión ideológica no es algo fundamental. Al fin visualizamos lo que en realidad es este régimen. Un conglomerado de fuerzas oscuras.

Comentarios

Abandonada y desatendida
[16-04-2019]
Enrique Díaz Rodríguez
  (www.miscelaneasdecuba.net).- "La casa se me está cayendo encima", exclamó  Felicia Pérez Gordillo ante las condiciones de su hogar.
Ex combatiente internacionalista que en cualquier momento amanecerá muerto de hambre o de frio
[06-04-2019]
CID
Manuel Ignacio Peñate García. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- A: Partido Provincial Holguín.  De: Vecinos del Reparto Harlem. Nos dirigimos a ustedes para hacerle saber de la situación penosa en la que vive un ex combatiente internacionalista que luchó en la guerra de Angola hasta el final. 
Semanario La Nueva República 245
[06-04-2019]
La Nueva República
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Leála aquí.
Crónica para un círculo infantil abandonado
[06-04-2019]
Enrique Díaz Rodríguez
Mi círculo totalmente abandonado. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- En uno de esos calurosos días, en los que el sol cubano arremete contra todo caminante, salgo a las calles de la Habana en busca de una historia.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.