A propósito de la “soberanía alimentaria” de Díaz-Canel

Elías Amor
Economista
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- A propósito de la “soberanía alimentaria” de Díaz-Canel Posted: 28 Feb 2019 12:53 AM PST Elías Amor Bravo, economista Granma se hace eco de unas declaraciones de Díaz Canel durante la presentación del "balance anual del ministerio de la agricultura", en las que planteó “la necesidad de continuar trabajando para alcanzar la soberanía alimentaria que permita una mayor seguridad nacional”.

De acuerdo, lo reconozco: es un problema fundamental que no espera más. Póngase a trabajar. Pero, hágalo bien. En este post quiero indicar que ninguna de las propuestas de Díaz-Canel recogidas en la nota de Granma va a resolver el problema. ¿Por qué digo esto? Porque ninguna va a la raíz del problema de la insuficiencia de la agricultura cubana para dar de comer a toda la población. Vean si no.

Primero, Díaz-Canel “abogó por una mayor sensibilidad de los cuadros ante los problemas”. No, si sensibilidad tienen. Me consta que les sobra. A nadie le gusta ver cómo se pudre en el campo la cosecha porque un burócrata de turno de Acopio no da una orden de recogida. En el ministerio, se desentienden. ¿Para qué? Se preguntan, si luego volverán las colas o los precios altos, si el enriquecimiento está prohibido, lo mismo que generar recursos y empleo. Para qué molestarse. La agricultura cubana lleva 60 años funcionando sin estabilidad.

Segundo, se refirió también a la "investigación científica vinculada, por ejemplo, a la obtención de semillas de calidad” y puso de ejemplo el arroz y sus variedades cubanas. La verdad, no se de qué arroz habla el dirigente comunista. Según datos oficiales de ONEI desde 2012 a 2017 la producción de arroz en Cuba se ha reducido en un 37%, nada más y nada menos que 236.867 toneladas. A lo mejor el tiene otros datos. La mejora no se ve.

Tercero, hizo referencia a “las potencialidades de la agricultura de precisión, que permite ahorrar fertilizantes y plaguicidas, o la agroecología, que es más sana y responde al concepto de desarrollo sostenible; y del extensionismo agrícola, innovación cubana por definición”. Sin duda muy interesante: esa "agricultura de precisión" me recuerda a cuando Fidel Castro, durante el período especial, y ante la falta generalizada de piensos para alimentar a los pollos, entregó a todas las familias cubanas aquellos célebres pollitos, para que los cuidaran en casa, cuyo destino es desconocido. Díaz-Canel sigue la línea del comandante: majaderías comunistas.

En cuarto lugar, comentó, “la necesidad de trabajar más las tecnologías para la conservación de las producciones, sobre todo en los picos de cosechas”. Un sector, el frío industrial, que Cuba, por sus características climáticas, debería priorizar en la cartera de proyectos de la inversión extranjera, pero que brilla por su ausencia de forma inexplicable, así como la notable mortalidad de empresas que se han intentado establecer en este sector fundamental para la economía.

Y no se pierdan lo mejor. En un momento de su alocución, Díaz-Canel señaló la "obligación" que tienen las entidades agropecuarias de “establecer encadenamientos productivos con la inversión extranjera, las exportaciones, la sustitución de importaciones y todos los actores de la economía cubana”. Ni más ni menos, como si este resultado estratégico empresarial fuera el resultado de un mandato presidencial. Cierto es que prohibirlo sería una aberración, pero si la economía cubana busca esos encadenamientos, hará falta mucho más que un discurso de Díaz-Canel para lograrlo.

Luego hizo referencia a la importancia de “defender la producción nacional de renglones imprescindibles como pollo, pienso animal, maíz, carne de cerdo y de res”, pero vuelvo de nuevo a insistir que las estadísticas oficiales de ONEI son contundentes y no le dan la razón, ni tampoco motivo alguno para celebrar nada.

Díaz-Canel pasó revista igualmente al estado de Acopio, que según él, se encuentra en una fase de “perfeccionamiento del sistema” y “del papel que esta entidad tiene que desempeñar en la recogida de la mayor cantidad de producciones posibles, para que sea el Estado quien las comercialice y puedan controlarse los precios”, en un claro alegato en contra de la participación privada en la actividad logística de la economía cubana, según él, “para evitar intermediarios y la especulación”. Lo mismo de siempre.

Mención especial hizo al eterno “programa de autoabastecimiento local que debe incentivar la diversificación de la producción agropecuaria”, esa iniciativa marginal e improductiva, de cultivar en los pequeños jardines o las terrazas de los edificios para conseguir qué comer. También se refirió al perfeccionamiento del sistema de créditos para los productores, sin indicar cómo es posible que se articule un mercado de estas características cuando lo prohíbe la constitución misma; y hasta apuntó alguna cosa sobre “las inversiones de la agricultura vinculadas, sobre todo, a los sistemas de riego, porque es una de las cuestiones que más impide avanzar”.

Granma alude a que hubo debate. No se si debo calificarlo así. Ustedes juzguen. Machado Ventura dijo, subrayando lo ya expuesto por Díaz-Canel, que “los productores tienen que cambiar la mentalidad con relación a la siembra destinada al alimento animal” con relación al elevado coste de los piensos que importa la economía. Por su parte, Valdés Mesa habló del “pago a los productores por sus cosechas, así como a la atención constante que estos deben recibir de los cuadros del sistema de la Agricultura”. Finalmente, Rodríguez Rollero, titular de agricultura, incidió “en el programa de autoabastecimiento local”, para referirse al “movimiento de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, que tiene establecida “la entrega mensual de 30 libras de granos, frutas y hortalizas per cápita. Para lograr esa meta, se necesitan 154.000 toneladas mensuales y en los últimos meses hemos llegado a 95.000”. Es decir, otro indicador por debajo de lo planificado. Qué manera de jugar con los números. Como siempre.

Pasen ustedes revista punto por punto a lo dicho en esta reunión, y llegarán a la misma conclusión que yo. Otra pérdida de tiempo de burócratas aburridos. Además, sin evaluar el efecto negativo de las reformas en curso sobre la agricultura, como el arrendamiento de tierras que no consigue el despegue de la producción; y mucho menos, cuestionar el marco jurídico de derechos de propiedad privada, para fomentar el incremento de la superficie de tierras hasta alcanzar las economías de escala por parte de emprendedores agropecuarios. ¡Qué va! Eso no es revolucionario. Si no, vean lo que piensa Díaz-Canel de la logística privada en la distribución agroalimentaria: es cosa de intermediarios y especuladores. No veo mucho futuro para la agricultura cubana: las colas seguirán, los altos precios volverán en cualquier momento, y la cesta de alimentación seguirá siendo precaria. Un desastre.

Comentarios

Pánfilo el reincidente
[13-11-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
El famoso Pánfilo se ha ganada un espacio contando la realidad de manera jocosa. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Apareció un día cualquiera, viajaba en la memoria Flas de un amigo, quien sin acordarlo con él, de forma espontanea, se había constituido en su promotor. Doble clic sobre el archivo de vídeo y allí estaba, con los ojos fuera de órbita y la boca abierta gritando a todo pulmón: “Jama, aquí lo que hace falta es jama”.
El pulseo político por Latinoamérica
[11-11-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
Latinámerica. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- El pulseo político en Latinoamérica entre las democracias y los regímenes totalitarios no es nuevo. Sin embargo, tras el surgimiento del chavismo en Venezuela tutorado por la vieja escuela castrista y de su festinada proclama, anunciando que buscarían implantar en la región el llamado Socialismo del Siglo XXI, los dimes y diretes entre los bloques ideológicos se han venido agudizando.
Los 500 años de La Habana: No hay nada que celebrar
[09-11-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
La catedral de La Habana. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- San Juan, Puerto Rico a 9 de noviembre de 2019. Se conmemoran los 500 años de la fundación de la ciudad de San Cristóbal de La Habana.  Hace cinco siglos, entonces el gobernador de Cuba, Diego Velázquez, trasladó la ciudad del sur de la isla, en las inmediaciones del rio Mayabeque, a la costa norte en las inmediaciones de la bahía que lleva su nombre, el 16 de noviembre de 1519. La Habana sustituyó como capital de Cuba a Santiago de Cuba, el 14 de febrero de 1553.
Carlos III en los 500 Años de La Habana
[09-11-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
Avenida de Carlos III. Foto Online Tours.    (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba.  – La ocasión exige una necesaria reparación histórica a la céntrica avenida, una de las más hermosas la ciudad.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.