Solidaridad selectiva

Martín Guevara Duarte
Escritor
Haití y Venezuela, ambas importan. Foto: cortesía del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- De repente, los manipuladores de un populismo ahora se acuerdan del hambre en Haití, de la tortura, el esclavismo y el machismo en Arabia Saudita, de la represión en China, de todos los horrores en Corea del Norte donde mueren torturados de a cientos los opositores (ojo, opositor en Corea se considera no detenerse ante la estatua de Kim Il Sun o fotografiarlo de espaldas, o el más leve chiste sobre cualquier dirigente) de hambre, de suicidio, de locura.

Hoy se acuerdan de muchos países y de millones de seres humanos con una vida sensiblemente peor o igual que en Venezuela, a los cuales habitualmente nadie presta atención, ya sea porque los emperadores globales los tienen bajo su sayo, no son díscolos, o porque precisamente son demasiado díscolos y además poderosos como China y Corea, que no caben aspavientos de guapería ni mucho menos amenazas.


Ello comporta doble hipocresía, una es que los de un lado se acuerden de ese sufrimiento sólo para oponer el contraste con la exagerada sobreexposición actual del tema venezolano, y la otra e igualmente triste, es la hipocresía de los populistas del otro extremo, que desean hacer ver que el único problema de este mundo radica en Caracas y una vez resuelto, todos los niños del mundo comerán dulces y compotas, todos tendrán trabajo, casas, no habrá más presos pollitos, torturados, asesinados, exiliados ni sed de justicia sin saciar.

Ambas manipulaciones son deplorables, usan la desgracia de gente que no les importa en lo más mínimo, como arma arromadiza contra el barniz político o ideológico opuesto, nadie se indignó ni se conmovió hasta el llanto desconsolado como ocurre hoy, con el hambre de los venezolanos pobres, mendigos, paupérrimos, antes de Chávez, ni lo harán cuando caiga Maduro, del mismo modos que tampoco a nadie le importaba un pepino el extremo sufrimiento de lo haitianos hambrientos, de las mujeres y periodistas árabes lapidadas y descuartizados, de los chinos y coreanos torturados hasta la muerte por desear una democracia, antes de que hubiese estallado la situación límite en Venezuela. Porque si los trae sin cuidado la pobreza o la miseria del país, y lo que les inquieta es el signo politico del gobierno, es mucho más digno plantear los verdaderos motivos abiertamente, porque usar las tragedias humanas para sus bajos fines, además de indecoroso éticamente, tiene las patas muy cortas.

Ambos manipuladores son la misma cosa, más de lo mismo para que el mundo no cambie ni un ápice. A quienes les preocupan los desfavorecidos de la Tierra, les interesan al margen del  cariz ideológico del gobierno de turno.

Las soluciones se hallan en la concordia, en la cultura, en la paz, el amor, en el gozo, el placer de vivir y la compasión hacia los demás y hacia uno mismo, todos y cada uno de los días de nuestras vidas.
Todo lo demás es prescindible, y una buena parte es tóxico.

Comentarios

Maduro, Chávez y Fidel Castro
[18-08-2019]
Angélica Mora
New York
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El sacerdote venezolano, José Palmar, hoy en el exilio, teme por su vida. Sabe tantos secretos de Miraflores -que se acumulan desde los tiempos de Hugo Chávez- que está consciente que puede ser atacado por partidarios del régimen de Nicolás Maduro en cualquier momento, en Miami u otro lugar por donde él transita.
Foro Sao Paulo, política y crimen
[06-08-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Los enemigos de la libertad no descansan. Siempre están al acecho, en busca de oportunidades que les permitan controlar sociedades y gobiernos y el Foro de Sao Paulo, más allá de su efectividad desestabilizadora y antidemocrática, es el instrumento internacional más vigoroso en el hemisferio que poseen los liberticidas.
Fidel planeaba esclavizar a los trabajadores cubanos desde el principio
[30-07-2019]
Huber Matos
Huber Matos a la derecha y Fidel Castro a la izquierda en la entrada a La Habana en enero de 1959. Foto: cortesía del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Por décadas se ha debatido sobre el fracaso económico del castrismo, señalando que es el resultado de la estatización de la economía cubana. La pobreza de los trabajadores cubanos es consecuencia de tal centralización, que sería o es el resultado de la aplicación del marxismo-leninismo.  Sin embargo el control directo de la economía por parte del estado obedece a la necesidad de mantener a los trabajadores en un estado de obediencia y servilismo que no les permitan tener otra necesidad que la supervivencia material. 
Foro de Sao Paulo: La Internacional castrocomunista
[30-07-2019]
Julio M Shiling
Escritor y politólogo
Foro de Sao Paulo: La Internacional castrocomunista (1). El derrumbe del Muro de Berlín y la disolución de la URSS dos años después, no significó la caída del comunismo. El comunismo se mutó. El dictador cubano Fidel Castro fue el arquitecto y autor intelectual del rescate del comunismo internacional. (www.miscelaneasdecuba.net).- La Unión Soviética (URSS) no inventó el comunismo, pero sí fue el primer Estado moderno en implementar exitosamente este sistema. La versión del socialismo/comunismo que sobrevivió la guerra entre las facciones de las internacionales del siglo XIX fue la pseudocientífica que confeccionaron Karl Marx y Friedrich Engels.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.