Carta Magna amordazada

Martín Guevara Duarte
Escritor
Foto: cortesía del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Bruno Rodríguez, canciller cubano, dije que el próximo Domingo en Cuba "se votará por la nueva Constitución que garantiza, protege y defiende el futuro de la Cuba revolucionaria y socialista y la felicidad de los cubanos”- ¿La felicidad de los cubanos?

¿Dónde nacieron los millones de exiliados, de desterrados, de apestados que a lo largo de estos sesenta años han sido sometidos y expulsados del país, de sus carreras, de sus vidas, de sus dignidades?

El súmmum de la expresión de la superioridad nacional o étnica, es decir que un sistema socio económico, es capaz de garantizar la felicidad a todos los nacidos en determinado espacio geográfico. En este caso el socialismo, así como en Alemania fue el nacionalsocialismo o en Afganistán el Islam.
Es curioso como la extrema izquierda populista Latinoamericana usa los mismos mecanismos que la extrema derecha populista europea actual e histórica.

O viceversa.

Lo primero que estudia esta gente, a partir de la "Involución" cubana, es como conseguir que todo un país se identifique con un significado y significante inexacto, volátil, incendiario, en definitiva: manipulado, de la palabra "Pueblo", una vez que logran que la gente se sienta un rebaño, o sea: un pueblo, señalan al enemigo que es todo aquel que no quiere formar parte de esa masa informe. Les colocan un apodo degradante, ya sea "gusanos" "ratas" "cucarachas" o "rojos", como hicieron los nazis con los judíos, los Hutus con los Tutsis y Hutus moderados, los fascistas de Franco con los demócratas españoles y el gobierno cubano con todos los "desafectos". Tras deshumanizarlos los humillan, los ejecutan, los encarcelan, los exilian; los limpian y el "Pueblo" no sólo no se opone, sino que participa de la limpieza ideológica, de la estigmatización del diferente, aplaudiendo o denunciando, porque ya no son personas, ni siquiera enemigos, sólo son plagas.

Si no cuentan con derecho a la vida, mucho menos a opinar, a pensar, a votar.

El próximo domingo en Cuba, es un deber ciudadano, como individuo cubano no sometido a las distorsiones semánticas del término "pueblo", ni socialista, ni acérrimo militante del "trumpismo" , ni ningún otra posición, filosofía, cultura o barniz ideológico que se le quiera adjudicar o suponer, ir a votar con su propia conciencia, estudiando a fondo desde su perspectiva como ser humano de este mundo, de este momento histórico, si aprueba o no, una Carta Magna compuesta, discutida y aggiornada por los mismos que definieron la de 1976, que recurren a la treta de impedir votar a los millones de cubanos residentes en el exterior, que se fueron forzosamente por razones políticas y en alguna medida económicas, que criminaliza el pensamiento critico, la expresión cultural libre a través de caprichosas aplicaciones de decretos, como el 349 aprobado en abril del pasado año 2018, que limita y reprime, en espacios estatales y no estatales el alcance y cariz del mensaje de la obra artística.

Mi vida, cultura, personalidad y noción de nacionalidad, la componen tres países de un triángulo identitario perfectamente equilátero: Argentina, Cuba y España.
En Cuba, mi segunda patria, votaría No.

No a todos y cada atropello que se han cometido en estos sesenta años con cada cubano que no ha formado parte, por decisión propia o ajena de la masa adoctrinada. No a todos y cada uno de los atropellos que se continuarán cometiendo sobre todo cubano con un punto de vista discordante, diferente, antagónico, opuesto al del partido único que seguirá rigiendo los destinos de los cada vez menos decididos a dejarse incluir en el pelotón de "Pueblo".
Y de inmediato empezaría a votar Sí.


Sí porque  no queremos seguir identificarnso en torno a un antagonismo, sino construirmos alrededor de un proyecto común. Sí a un cambio integral que incluya absolutamente a todos, donde ningún cubano vuelva a sentir jamás en la comisura de sus labios la tirantez de una mordaza, ni un par de esposas en su capacidad creativa y crítica.

Comentarios

Arre caballo
[21-07-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
Piquera de coches. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Quién iba a profetizar que en Cuba los coches tirados por caballo estarían de regreso en pleno siglo XXI. Tras miles de años en uso, esta forma de locomoción fue declinando hasta ceder el paso definitivamente a las máquinas de vapor, de combustión y eléctricas. En todo el orbe los coches tirados por tracción animal fueron desapareciendo, primero, de las grandes urbes; de las rurales con posterioridad. Mientras nos adentrábamos en el siglo XX se hacía más y más difícil poder ver algún equino tirando de una diligencia, calesa, quitrín, o simple carretilla. 
Salarios dignos, no migajas
[18-07-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
Dinero cubano. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Con bombos y platillos el régimen castrista ha anunciado aumentos de sueldo para los trabajadores estatales y las pensiones a los jubilados. El sueldo medio del cubano será de 871 pesos nacionales al mes, lo que representan al cambio actual de 24 pesos por dólar, unos $36.29 US dólares mensuales; mientras que el promedio de las pensiones subirá a 500 pesos nacionales al mes que implican $20.83 US dólares mensuales.  Esta medida abarcará a 3,067,000 trabajadores del sector estatal y 1,281,523 pensionados.
Vivienda digna y segura es un derecho
[04-07-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Duele ver el triste espectáculo de familias cubanas durmiendo en portales por miedo al desplome de ruinosas viviendas. Son muchas los miles de familias cubanas que residen hacinados en inseguras edificaciones, con riesgo para sus vidas por causa de derrumbes.
Los judíos y Cuba
[03-07-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. Tras la trepa al poder de los castristas, el destino de los judíos cubanos pudiera caracterizarse con una frase breve: emigración en masa.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.