Bolsonaro Ultra? Misógeno? Homófono? Fascista?

Jorge Hernández Fonseca

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- La victoria en las elecciones presidenciales brasileñas --por más de 10 millones de votos de diferencia-- de Jair Bolsonaro, ha llevado a la prensa mundial la discusión de las cualidades políticas y personales del futuro presidente del Brasil, tema en el que quiero profundizar.

En primer lugar, es importante reconocer que el principal partido adversario de Bolsonaro es el mayor partido de la izquierda latinoamericana, poseedor de un aparato propagandístico que le ha permitido ganar las cuatro elecciones presidenciales sucesivas precedentes. Esto significa que, siendo Bolsonaro un advenedizo en las lides presidenciales y teniendo un aparato y un partido, insignificantes ambos, exista una real desventaja a la hora de descalificar el adversario.

Es verdad que Bolsonaro ha sido prodigo en expresiones “políticamente incorrectas” y ahí comienza una discusión importante. El “marxismo cultural” o “marxismo 2.0”, creado para horadar las bases de la exitosa sociedad occidental y así infringirle una derrota al capitalismo triunfante (por parte de los partidos marxistas remanentes, como lo es el PT brasileño, contra el cual Bolsonaro compitió) se manifiesta hoy en día creando el estado general de opinión de lo “políticamente correcto”, para quienes crucen esa línea imaginaria, sean descalificados. Bolsonaro, a propósito o no, cruzó la línea de lo políticamente incorrecto y ha sido vilipendiado.

La mayoría de las expresiones del Bolsonaro políticamente incorrectas han sido tiradas del contexto por los laboratorios de la izquierda brasileña, para desprestigiar al entonces candidato. Un programa de gobierno que reclama regresar a la defensa de los valores cristianos en la sociedad (el cristianismo es una de las más sólidas bases de la exitosa sociedad occidental actual), a la defensa de la familia y al combate sin tregua a la delincuencia, es lógico que sea contrario al aborto, a la definición familiar como la unión de un hombre y una mujer, a la defensa de las víctimas de violencia de todo tipo y no a la defensa de los transgresores, etcétera.

Políticamente hablando, la acusación más grave que hace la izquierda brasileña a Bolsonaro es, que es un fascista. Desconocer que el fascismo es un tipo especial de socialismo es de una imperdonable ignorancia. Los partidos fascistas más conocidos fueron los partidos de Hitler en Alemania y Mussolini en Italia. Ambos partidos se autodenominaban “socialistas” y basaban su ideología en las “fuerzas del pueblo” y aunque denostaban a socialismo soviético, eran primos-hermanos. De manera que, ni por asomo Bolsonaro tiene nada de socialista, como para calificarlo de fascista. Es por un lado conservador y nacionalista y por otro lado es liberal.

Así, revisando detenidamente el programa de gobierno de Bolsonaro, se observan nítidamente dos aspectos sobresalientes: por un lado, el programa político del candidato triunfante es netamente conservador y nacionalista, defensor de los valores permanentes en la sociedad occidental, como ya se ha expresado, y por otro lado, su programa económico es nítidamente liberal, diseñado por un conocido economista brasileño con doctorado en la Universidad de Chicago, cuna de excelente programas económicos liberales mundialmente exitosos.

Jair Bolsonaro --humano al fin-- pudiera tener defectos personales que debería superar. Sin embargo, su programa de gobierno, su capacidad de autocrítica y el apoyo de casi 60 millones de brasileños y brasileñas, le otorga el aval suficiente como para darle el beneficio de la duda.

Comentarios

Comercio electrónico sin nada que comerciar
[13-09-2019]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Asombroso. Ha habido que esperar al ya lejano en el tiempo, “Lineamiento 108 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”, aprobado en abril de 2016, para que los cubanos puedan empezar a realizar operaciones de comercio electrónico, en línea con el proceso de informatización de la sociedad. No deja de ser curioso que unos “lineamientos” de un partido político marquen las condiciones de vida de los cubanos. Destacar, por otra parte, que el comercio electrónico es una actividad que se encuentra ampliamente extendida en el mundo actualmente, incluso en países con más bajo nivel de desarrollo que Cuba. Sin embargo, su aplicación en la isla merece para Granma un artículo en el que se enaltece esta práctica y se estimula la misma.
Quienes no tienen nada que decir y lo dicen muy mal
[13-09-2019]
José Azel
Investigador, Universidad de Miami
  (www.miscelaneasdecuba.net).- ¿Debe una sociedad tolerante permitir a fascistas como Steve Bannon o socialistas como Alexandria Ocasio-Cortez el derecho a diseminar ideas? En la práctica actual de libertad de expresión hemos adoptado una doble moral. Las opiniones totalitarias derechistas (ejemplo, fascismo) no se toleran, pero las izquierdistas (ejemplo, comunismo) se permiten. Revisemos entonces, los hechos históricos de “democidio” por regímenes fascistas y comunistas. Democidio, o muerte provocada por el gobierno, es un término útil introducido por R J Rummel para definir “el asesinato intencional de una persona armada o desarmada por agentes gubernamentales actuando en su capacidad dictatorial y conforme a políticas gubernamentales u órdenes superiores”. 
Colombia, en el menú del castro chavismo
[06-09-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
Bandera colombiana. Foto: wikimedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- La decisión de varios caudillos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia de regresar a la insurgencia armada, -nunca dejaron de hacer la guerra a la democracia en su país-, evidencia una vez más lo forzado e inútil que es negociar con gobiernos o agrupaciones vinculadas al iluminismo del castro chavismo.
Cadenas por la libertad
[01-09-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El 23 de agosto pasado se cumplieron dos aniversarios y se concretó una particular protesta en Hong Kong que repetía un clamor de libertad ante las consecuencias de la  esclavitud  que significó la colusión de la Alemania nazi y la Unión Soviética, coincidencias históricas que hicieron a mi colega Margarita Rojo, exclamar, ¡Hay que escribir de este día!
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.