Los movimientos de capital son de cubanos

Elías Amor
Economista

(www.miscelaneasdecuba.net).- El régimen comunista no ha sido capaz de cortar de raíz los movimientos de capital que surgen en Cuba de forma espontánea. Parece que los necesita. Sin embargo, la ideología impide a la economía cubana sacar provecho de los mismos. Si el capital foráneo no llega, o lo hace de forma limitada, a pesar de la apuesta por la inversión extranjera desde la Ley 118, ahora resulta que el capital cubano empieza a salir de la isla, en grandes cantidades. Esa es la conclusión de un estudio de la consultora The Havana Consulting Group, que concluye que “los emprendedores cubanos sacaron en 2017 de su país alrededor de 2.390 millones de dólares nueve veces más que el capital extranjero invertido en la zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM) y una cifra similar a la que el Gobierno comunista dice que necesita para revitalizar la economía de la isla”.

 

Además, esta forma de sacar capital de Cuba nada tiene que ver con el funcionamiento habitual de las instituciones financieras que operan en el resto del mundo. Se trata de una “fuga de capital", motivada por la "falta de oportunidades" con que cuentan los trabajadores por cuenta propia para "invertir y expandir sus negocios" en la isla y que se materializa con dinero en el bolsillo, en pequeñas cantidades, por miles de cubanos que viajan al exterior, desde que el régimen flexibilizó la salida del país. Dicho de otro modo, el estado comunista no tiene control alguno sobre esos movimientos de capital, que lejos de estimular el crecimiento interno, suponen una pérdida de riqueza para la economía nacional, como consecuencia del permanente bloqueo del régimen a los cubanos.


El estudio explica cómo se distribuyen esos fondos que “salen del país”, y así, “líneas aéreas ($426 millones) que transportan a los cubanos a los destinos donde compran la mercancía, tiendas y almacenes ($1,008 millones) donde hacen las compras para después enviarlas a Cuba, agencias que empacan los productos ($58 millones) y las que se encargan de la logística ($52 millones) para el envío de la mercancía a la isla” se reparten el grueso del pastel, como consecuencia de la inexistencia en Cuba de mercados mayoristas, redes de distribución y de logística capaces de atender la demanda creciente y cualificada de los nuevos emprendedores.

Otra parte, no menos importante “queda en manos de hoteles, hostales, dueños de apartamentos, casas, restaurantes y taxis ($472 millones), que brindan hospedaje, alimentación y transporte a los cubanos durante el tiempo de estancia en estos países para hacer sus gestiones de compras. Por último, un monto aproximado de $366 millones de dólares que los cubanos invierten en el exterior en pequeños negocios y en bienes raíces”, siendo esta una cantidad de difícil determinación, pero que ante la imposibilidad que tienen los cubanos de invertir en su propio país, lo tienen que hacer en el exterior.

Hasta ahora se sabía que los miembros pertenecientes al conglomerado de empresas del estado y el ejército, sus hijos y familiares, salían al exterior y realizaban compras de artículos de lujo que estaban vetadas en Cuba para la mayoría de la población, pero ahora ha cambiado el escenario, y según este estudio, son miles los cubanos que están saliendo al extranjero llevando dinero encima porque en Cuba no pueden disfrutar de los bienes y servicios que desean, y a los que pueden acceder con su trabajo. Este trabajo del HCG que se viene realizando en los últimos años ha ido fotografiando un proceso que, de invertir la tendencia, sería altamente beneficioso para la economía cubana superando así su estrangulamiento externo de falta de divisas.

La cuestión es cuándo despertarán las autoridades comunistas y tratarán de controlar estos movimientos individuales de capital, porque de ocurrir dicha situación, entonces muchos de los pequeños negocios de la isla quedarían desabastecidos y las consecuencias serían mucho peores. Al final ocurre lo que tiene que ocurrir. La mayor parte del dinero que llega a Cuba son remesas familiares para mantener a hijos o nietos que malviven en la isla, y las salidas de capital de cubanos emprendedores que se aprovisionan de productos en el exterior o que desean construir pequeños patrimonios.

Es una situación absolutamente anacrónica que pone de manifiesto la absurda ideología castrista a dónde ha llevado a los cubanos y su economía. Ni saldo comercial positivo, ni entradas de turismo en aumento como se esperaba ni mucho menos inversión de capitalistas internacionales. Los cubanos, con remesas y beneficios de los pequeños negocios, son los que están moviendo el sector externo de la economía. Y los dirigentes comunistas perdiendo la oportunidad de rentabilizar esos flujos en beneficio de la economía nacional. Luego dirán que la culpa es del embargo. 

Comentarios

Presos ¿por qué?
[13-11-2018]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
(www.miscelaneasdecuba.net).- Estados Unidos inició una campaña en Naciones Unidas a favor de los presos políticos cubanos, a la vez que denuncia la represión del régimen castrista,  una encomienda que sería justo se extendiera a todos los hombres y mujeres que por sus convicciones democráticas se encuentren en prisión en cualquier país latinoamericano, a la que deberían sumarse activamente los gobiernos democráticos del hemisferio.
De nuevo con los rusos
[04-11-2018]
Lcdo. Sergio Ramos
(www.miscelaneasdecuba.net).- El testaferro designado por Raúl Castro para presidir el Consejo de Estado de la dictadura cubana, Miguel Díaz Canel, llegó a Moscú y se reunió con Vladimir Putin y tras estas conversaciones anunciaron que Rusia otorgaría un préstamo inicial de cerca de $50 millones de dólares para modernizar el armamento de las Fuerzas Armadas cubanas. Otorgar ayuda económica para adquirir armas a un país donde el pueblo padece de hambre y necesidades a granel constituye un insulto a los cubanos y denota el alto grado de indolencia para con el sufrimiento de la población por parte de la alta jerarquía castrista. ~~El testaferro designado por Raúl Castro para presidir el Consejo de Estado de la dictadura cubana, Miguel Díaz Canel, llegó a Moscú y se reunió con Vladimir Putin y tras estas conversaciones anunciaron que Rusia otorgaría un préstamo inicial de cerca de $50 millones de dólares para modernizar el armamento de las Fuerzas Armadas cubanas. Otorgar ayuda económica para adquirir armas a un país donde el pueblo padece de hambre y necesidades a granel constituye un insulto a los cubanos y denota el alto grado de indolencia para con el sufrimiento de la población por parte de la alta jerarquía castrista.
Consecuencias de la victoria de Bolsonaro en Brasil
[28-10-2018]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El extraordinario margen de ventaja de las encuetas electorales brasileñas al momento de escribir estas líneas, auguran una victoria apabullante de Jair Bolsonaro contra un desconocido militante de la izquierda del partido de Lula da Silva, el que se dio a la tarea de designar “a dedo” --como se hace en las dictaduras de izquierdas conocidas—“su” candidato presidencial.
El decoro vence
[21-10-2018]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La historia es dura, casi una tragedia, pero la dignidad de un hombre venció la crueldad y las injusticias del castrismo que al liberar a Tomás Núñez Magdariaga de una inicua prisión, reconoció su maldad y las infamias cometidas.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.