Lula da Silva: “El bandido de San Pablo”

Jorge Hernández Fonseca
Luis Ignacio Lula da Silva. Foto: Wikimedia.org
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La noche del día que murió el mártir cubano Orlando Zapata Tamayo, llegó a Cuba el entonces presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva, testigo de primera mano del martirologio de un patriota cubano. En Cuba no quiso comprometerse –condenando-- la muerte en huelga de hambre de un simple obrero (como lo fue Lula). De regreso al Brasil, ante la prensa, comparó a los presos políticos cubanos (como lo fue Zapata Tamayo) con los "bandidos de San Pablo”.

Hoy 7 de Abril, precisamente en San Pablo, el entonces orgulloso presidente Lula tuvo el merecido tratamiento de “bandido” por parte de la policía del gigante sudamericano, al haber sido condenado por un delito común (corrupción, aceptó que le “regalaran” un apartamentazo de tres pisos de una empresa que trabajó con dinero público sobrefacturado). ¡Una Canallada!

Todo Brasil --y el mundo fuera-- ha observado estupefacto el show montado por este ladrón de dinero público que se declara “víctima inocente” de una “vendetta política”. Lula da Silva es culpable en grado máximo, no sólo por ser amigo, confidente y cómplice de las guerrillas de las FARC y el ELN, como de dictadores de la calaña de los hermanos Castro, Hugo Chávez y Nicolás Maduro y fue el creador del esquema de corrupción “Odebrecht” en toda Latinoamérica.

Lula tuvo dos mandatos presidenciales en Brasil. A inicios del primer mandato ya Lula había diseñado un mecanismo de corrupción para robar dinero público –conocido entonces en Brasil como “Mensualón”-- que repasaba una mensualidad a los congresistas corruptos, para que votaran todas las voluntades de Lula y su partido, el Partido del Trabajo, PT. Ese escándalo costó la cárcel al presidente, el secretario y el tesorero del PT, así como al principal ministro de Lula –y hombre de Fidel Castro en Brasil, José Dirceu-- condenados a largas penas de cárcel.

Lula salvó su piel en ese primer episodio, del cual emergió sintiéndose inmortal. Entonces ideó similar esquema de corrupción, pero con las empresas constructoras (la OAS que le “regaló” el apartamentazo por el que fue ahora condenado) y la Odebrecht, de triste recordación en toda la región. Lula da Silva es el “bandido” que extrapoló a toda Latinoamérica en mismo esquema del “mensualón” lulista para desviar dinero público ya mencionado y toda la corrupción posterior.

El esquema de desvío de dinero inventado por Lula era simple. Una empresa privada cómplice, ofrecía al estado trabajos facturados por encima de los precios, los cuales eran aprobados por las autoridades del partido de Lula por órdenes directas. Cuando el estado pagaba, la empresa repasaba el sobre facturamiento para personas de confianza de Lula y el PT. ¡Una verdadera canallada! Una refinería que Petrobrás que hoy se construye en el nordeste brasileño tenía un presupuesto inicial de 6 mil millones de dólares, ha gastado más de ¡30 mil millones de dólares!

El esquema de robadera de Lula y el PT es tan evidente en Brasil --donde viví todos estos años de corrupción “lulista”-- que la Netflix ha hecho una serie para TV --“El mecanismo”-- en el cual se describe aproximadamente como operaba semejante robadera. Da Silva puede no tener ninguna propiedad o dinero a su nombre, pero uno de sus hijos, al Lula tomar posesión como presidente era un simple practicante de los correos brasileños y hoy es uno de los hombres más ricos del país, dueño de tierras y otras propiedades. ¡Es una verdadera vergüenza para Brasil!

Comentarios

Las tiñosas en tiempo contado
[17-03-2019]
Alfredo M. Cepero
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Pero, como no hay nada eterno bajo los cielos, todo indica que estas tiñosas, las cubanas y las foráneas, tienen el tiempo contado.
Cuba, Venezuela y el socialismo derrotado
[10-03-2019]
Jorge Hernández Fonseca
Mapa de América Latina. Foto: wikimedia.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Se respira en Latinoamérica un aire de libertad, mezclado con un fuerte olor de derrota del socialismo en sus dos manifestaciones más nocivas para Nuestra América: el socialismo del Siglo XXI de Hugo Chávez y el socialismo castrista del Siglo XX. Sucesivas victorias de la derecha en Argentina, Chile, Perú, Colombia, Ecuador y Brasil, constituyen el telón de fondo de la debacle en Venezuela, la casi rendición de Nicaragua y el desastre socio-económico cubano.
Tres lecciones de la lucha venezolana para la oposición cubana
[10-03-2019]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La lucha del pueblo venezolano para liberarse del yugo castro-comunista ha tomado el rumbo definitivo de la victoria. La secuencia de acontecimientos que ha llegado hasta hoy encierra lecciones importantes para la lucha del pueblo cubano, por la razón fundamental de ser los castristas los principales asesores políticos de la dictadura venezolana, y los que la dirigen.
Sobre como eliminar "los atavismos" en las operaciones de capital foráneo
[04-03-2019]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Los comunistas castristas dicen que quieren “despojar de atavismos las operaciones con capital foráneo”. Pues que lo hagan. A ver si son capaces. Porque si bien es cierto que el problema de las inversiones extranjeras en Cuba tiene mucho que ver con la burocracia, la ideología, y si se me permite, esos “atavismos”, hará falta mucho más para poder mejorar la evolución de la confianza de los inversores extranjeros en la economía castrista.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.