Armas para qué

Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
Fidel Castro en su juventud. Foto de archivo.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Yo les voy a hacer una pregunta: ¿Armas para qué?, ¿para luchar contra quién?, ¿contra el Gobierno Revolucionario, que tiene el apoyo de todo el pueblo?

Fidel Castro. 1-8-1959

Esa fue una de las primeras consignas de la dictadura castrista, después vinieron otras, cada una más divisiva y criminal, lamentablemente todas encontraron eco en un sector importante de la población cubana que parecía sumida en una histeria colectiva, como lo calificó hace varios años el escritor Enrique Encinosa.

El discurso de Castro no estaba directamente asociado a la tenencia de armas por la población, aunque muy posiblemente ese fuera parte de su objetivo final, la arenga estaba supuestamente motivada porque el Directorio Revolucionario 13 de Marzo había confiscado aproximadamente 500 fusiles, 5 ametralladoras y 80 000 tiros de la base militar de San Antonio, y el caudillo, en su recurrido papel de víctima, montó unos de los primeros espectáculos de su larga dictadura.

Los Castro buscaban tener el monopolio de la fuerza y ser los poseedores de los recursos bélicos del país, no había intenciones pacifistas en los hacedores por antonomasia de la violencia. La isla en muy poco tiempo se convirtió en un arsenal. La hipócrita frase de "Armas para qué", fue borrada en muy poco tiempo, la Unión Soviética montó uno de sus arsenales mas grande, Cuba fue transformada en su base militarla más importante en extranjero, con  armas atómicas que Castro siempre estuvo dispuesta a utilizar.

En la actualidad el residente en la isla se encuentra entre los menos armados del mundo, no así el gobierno, que desarrolló una industria bélica, venida a menos, por la ineficiencia del sistema. El cubano no tiene posibilidades de adquirir armas legalmente, como tampoco es posible que satisfagan todas sus necesidades, incluidas, las esenciales.  

Las armas siempre han sido objeto de debate, la mayoría de los gobiernos no gustan de ciudadanos armados y en la población no faltan quienes las aborrecen y  temen como si fueran a dispararse por sí mismas, por lo que procuran que sean abolidas por completo, al igual que hay otros  que bregan por el derecho a la tenencia de armas, poder  adquirirlas y conservarlas sin restricciones.

Personalmente creo en el derecho a tener armas, tener la posibilidad legal de ir a un show o armería para adquirir la que permita la ley, lo que no invalida un control más estricto, incluido una evaluación del estado mental  del individuo que quiere adquirir  el arma.  

El tema de las armas, a favor o en contra, es más popular en las conversaciones que el recurrido clima, pocas personas son indiferentes a este asunto, unos porque lo consideran un derecho y otros, son partidarios de regulaciones más estricta sin que falten los que buscan su abolición completa, además, la política partidaria, bien presente en la discusión,  favorece la crispación y el aumento de la temperatura en la disputa.  

Las prohibiciones extremas solo generan mercados negros manejados por individuos sin escrúpulos que por obtener beneficios  son capaces de incentivar una ola de crímenes que generen caos en la sociedad, al respecto comentaba Irma, esposa del ex prisionero político, René Sotolongo, los daños causados al país por la Ley Seca, aludiendo a la violencia que generó el comercio ilegal de bebidas,  un alto índices de criminalidad que afectó seriamente a la nación,  junto a la formación  de grupos gansteriles  que el estado tuvo que enfrentar con gran firmeza.   

Por otra parte favorecer regulaciones consensuadas, sin llegar a los extremos que proclaman algunos  tirios y troyanos puede conducir a mayor seguridad sin afectar el derecho de quienes gustan de las armas.

Hay un precedente relativamente reciente, la ley de restricciones al consumo del Tabaco, en la que se aumentó la edad legal para adquirirlo, y se limitó el consumo a determinadas  áreas al igual que la publicidad, es básico encontrar una solución justa y equilibrada, importante debatir racionalmente sin descalificaciones innecesarias, en el futuro pueden surgir otros diferendos mucho más trascendentales, buscar un denominador común, es procurar  una solución que haga a Estados Unidos un mejor país,  ese es nuestro deber como ciudadanos.

Comentarios

349, otra decapitación del castrismo
[17-12-2018]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Independiente al resultado de las valientes protestas de muchos artistas cubanos contra un reciente decreto de la dictadura que pretende regular todavía más las actividades culturales del país, es importante resaltar que el  régimen castrista, fiel a su naturaleza totalitaria, no ha dictado en 60 años de gobierno una ley que favorezca a sus ciudadanos, todo lo contrario, sus legislaciones siempre han estado orientadas  a restringir derechos y establecer parámetros sobre los cuales cada individuo debe actuar sin que importen sus convicciones, sexo, religión o aspiraciones.
La sangre de Khashoggi llega a la Casa Blanca
[10-12-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo que es bueno para la sociedad lo determina el libre mercado y no los acuerdos mercantilistas de los gobernantes, Contrario a la leyenda, los países no tienen intereses económicos discernibles. Lo que es bueno para los exportadores es malo para los importadores y viceversa.
Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y López Obrador
[02-12-2018]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En épocas de derrotas socialistas a lo largo y ancho de Nuestra América, surge una victoria electoral inobjetable de la izquierda en México: el triunfo y la toma de posesión como presidente de ese país, de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, que anuncia un “cambio de régimen” desde el viejo y esperpéntico capitalismo mexicano, hacia el socialismo de su partido MORENA. Algo así ya lo habíamos visto en la Venezuela de Hugo Chávez, en el Brasil de Lula da Silva y en la Nicaragua de Daniel Ortega, para no hablar de la decrépita dictadura de los Castro.
La desesperación latinoamericana
[27-11-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo extraño de nuestra cultura es que, en lugar de corregir lo que anda mal, renunciamos a nuestros aciertos e insistimos, periódicamente, en nuestros errores. En América Latina “cada uno cultiva su singularidad, no aprende nada del vecino y los intercambios son prácticamente inexistentes”. ¿Por qué no corregimos los inconvenientes y ajustamos lo que vale la pena salvar en lugar de deshacerlo todo y movernos en la otra dirección del péndulo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.