La destitución del jefe del FBI

Jorge Hernández Fonseca

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- Finalmente Donald Trump destituyó a James Comey de su responsabilidad al frente del FBI. Ya era esperado, la sorpresa fue “cuando”. Comey había fallado demasiado en un tema tabú para la organización que dirigía: la conversión de un aparato investigativo profesional en una policía política. Esto, para la primera potencia democrática mundial, es simplemente insoportable.

Comey convirtió el FBI en una policía política cuando vino a público a expresar criterios subjetivos sobre una aspirante a la presidencia de EUA bajo una importante investigación, en medio de la campaña. De forma inusual, culpó a la candidata por haber cometido “delitos”, pero la exculpó porque no lo había hecho sin “malas intenciones”. Nunca antes un jefe del FBI había respaldado tan vigorosamente un político en campaña electoral para la presidencia de EUA.

Comey volvió a convertir al FBI en una policía política cuando, pocos días antes de la votación, vino de nuevo a público para “decir Digo, donde antes había dicho Diego”. El FBI es una Institución demasiado prestigiosa –aun siendo una Institución policiaca-- como para que su jefe máximo se dé el lujo de dar criterios políticos que nunca le ha correspondido a la policía darlos.

Los peores enemigos de EUA han hablado --y todavía hablan-- horrores de la CIA. Sin embargo, sobre el FBI han mantenido --y aún mantienen-- el silencio propio del respeto por el trabajo profesional que lo ha caracterizado históricamente. Los que como yo estamos acostumbrados a conocer la “pata peluda” de la policía política cubana, nos sorprendimos de que el jefe del FBI viniera a público a politizar su labor. Era simplemente inconcebible.

Donald Trump acaba de cortar por lo sano un tumor maligno --en el que hubiera podido haberse convertido el FBI-- si hubiera continuado por el camino político, y es de esperar que se nombre a un profesional de las investigaciones en semejante alto cargo. Así, ni por asomo, se podría futuramente atrever a dar puntos de vista de exculpación, que sólo corresponden a los tribunales competentes por un lado, o a políticos actuantes por otro, nunca a la policía, cuya responsabilidad sabidamente es investigar, dar datos probados y hechos, no opiniones.

Comentarios

Traspaso de poder en Cuba, otra acción de crimen organizado
[24-04-2018]
Carlos Sánchez Berzaín
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo actuado en Cuba podría ser una comedia exitosa si no tuviera el gravísimo efecto de oprimir a cerca de once millones y medio de cubanos, de manipular y sostener con mismas prácticas delictivas los regímenes de Venezuela, Bolivia y Nicaragua.
La imposible tarea de Miguel Díaz-Canel
[23-04-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Finalmente, hicieron presidente del Consejo de Estado a Díaz-Canel. 
El nuevo presidente y la unificación monetaria, un tema caliente para todos los cubanos
[19-04-2018]
Mario Hechavarría Driggs
El dinero manda. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Electo Miguel Díaz Canel Bermúdez, como Presidente del Consejo de Estado y de Ministros. El nuevo Jefe de Estado tendrá entre sus retos, iniciar el proceso de unificación monetaria, ante la mirada vigilante de Raúl Castro y demás jerarcas históricos del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC).
Armas para qué
[09-04-2018]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
Fidel Castro en su juventud. Foto de archivo.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Yo les voy a hacer una pregunta: ¿Armas para qué?, ¿para luchar contra quién?, ¿contra el Gobierno Revolucionario, que tiene el apoyo de todo el pueblo? Fidel Castro. 1-8-1959
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.