Venezuela: Un chavismo en crisis y dividido

Jorge Hernández Fonseca

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- Los acontecimientos se precipitaron en Venezuela cuando el tribunal supremo chavista dictaminó --de un plumazo-- la disolución de una de las tres principales Instituciones del Estado.

En la Venezuela de hoy se observan tres focos de poder. El foco de Nicolás Maduro, detrás del cual está Cuba; el foco del general Vladimir Padrino, Ministro de las Fuerzas Armadas, que es fiel de la balanza; y el foco del vicepresidente Tareck Aissami, asociado al terrorismo islámico. Diosdado Cabello, un anterior foco remanente de poder, ha pasado a un segundo plano después del choque con Padrino por oponerse a la elección del Congreso opositor y por la acusación formal de EUA de ser un capo narco, jefe del “Cartel de los Soles” dentro del ejército.

La orden para que el tribunal supremo chavista emitiera el veredicto que formalizó el autogolpe no pudo haber provenido de Padrino, a cuyo mando responde supuestamente la fiscal general que hizo sonar las alarmas. No debe haber provenido de Aissami, porque su poder es externo. Hay entonces dos posibilidades: la orden provino de Maduro-Cuba, o procedió de Cabello, con el poco poder que le resta, intentando hacer un pulso con Padrino --y quizá habiendo coordinado con Maduro-- para un resurgir de entre sus propias cenizas. Analicemos.

El índice de la relación entre la fiscal general y Padrino proviene de la actuación del jefe militar durante la crisis, lo que hace suponer que el ministro de defensa dio voz a la fiscal general, con vistas a que Maduro convocara la reunión en la que impuso la marcha atrás del tribunal supremo, reunión en la que no participó dicha fiscal general. La posibilidad de que fuera Cabello con su poder remanente quien diera la orden, proviene del historial delictivo del presidente del tribunal supremo que creó la crisis y su relación histórica con Cabello en el mundo del hampa.

Sin embargo, imaginar que fue desde Cuba que se dio la orden a Maduro para la jugada fallida tiene varios indicios: Raúl y sus generales nunca han visto con buenos ojos la presencia de una asamblea opositora electa democráticamente. La posposición de las elecciones regionales de Diciembre pasado se supone parte de la estrategia cubana para Venezuela y el auto-golpe contra el Congreso era el colofón de esa estrategia, que cerraría el cerco dictatorial pro Cuba.

Así, siendo Maduro --cumpliendo órdenes desde la Habana-- el promotor del autogolpe, queda claro que ha sido presionado por Padrino para eliminar sus efectos, lo cual pone sobre el tapete la división del chavismo. Asumiendo la relación expuesta entre el ministro de las fuerzas armadas con la fiscal general, es de suponer que otros sectores internos venezolanos hayan hecho pacto de alianza y que existan entonces dos grande bandos dentro de la Venezuela chavista: el bando pro cubano de Maduro --minoritario-- y el bando nacionalista de Padrino, ambos sin querer abortar la “revolución bolivariana”, pero uno queriendo liberarse de Cuba.

Todavía no está claro cuál será el futuro del Parlamento opositor, y este será el indicador del futuro inmediato de Venezuela: si se permite al Congreso opositor trabajar según reza la Constitución y se convocan las elecciones regionales pospuestas, habrá un futuro democrático. Si simplemente se regresa a la posición anterior, la lucha democrática deberá tener otros lances, pero contando ahora con la certeza de la fractura interna de un chavismo en crisis.

Comentarios

349, otra decapitación del castrismo
[17-12-2018]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Independiente al resultado de las valientes protestas de muchos artistas cubanos contra un reciente decreto de la dictadura que pretende regular todavía más las actividades culturales del país, es importante resaltar que el  régimen castrista, fiel a su naturaleza totalitaria, no ha dictado en 60 años de gobierno una ley que favorezca a sus ciudadanos, todo lo contrario, sus legislaciones siempre han estado orientadas  a restringir derechos y establecer parámetros sobre los cuales cada individuo debe actuar sin que importen sus convicciones, sexo, religión o aspiraciones.
La sangre de Khashoggi llega a la Casa Blanca
[10-12-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo que es bueno para la sociedad lo determina el libre mercado y no los acuerdos mercantilistas de los gobernantes, Contrario a la leyenda, los países no tienen intereses económicos discernibles. Lo que es bueno para los exportadores es malo para los importadores y viceversa.
Los dos príncipes: Jair Bolsonaro y López Obrador
[02-12-2018]
Jorge Hernández Fonseca
  (www.miscelaneasdecuba.net).- En épocas de derrotas socialistas a lo largo y ancho de Nuestra América, surge una victoria electoral inobjetable de la izquierda en México: el triunfo y la toma de posesión como presidente de ese país, de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, que anuncia un “cambio de régimen” desde el viejo y esperpéntico capitalismo mexicano, hacia el socialismo de su partido MORENA. Algo así ya lo habíamos visto en la Venezuela de Hugo Chávez, en el Brasil de Lula da Silva y en la Nicaragua de Daniel Ortega, para no hablar de la decrépita dictadura de los Castro.
La desesperación latinoamericana
[27-11-2018]
Carlos Alberto Montaner
Escritor, periodista y político
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Lo extraño de nuestra cultura es que, en lugar de corregir lo que anda mal, renunciamos a nuestros aciertos e insistimos, periódicamente, en nuestros errores. En América Latina “cada uno cultiva su singularidad, no aprende nada del vecino y los intercambios son prácticamente inexistentes”. ¿Por qué no corregimos los inconvenientes y ajustamos lo que vale la pena salvar en lugar de deshacerlo todo y movernos en la otra dirección del péndulo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.