Cuba 2017: Trump, Raúl y el problema cubano

Jorge Hernández Fonseca
Donald Trump, el hombre que preocupa al mundo. Foto: commons.wikimedia.org
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- A sólo horas de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de EUA, se abre la incógnita del futuro de sus relaciones con Cuba. A continuación un pronóstico probable de lo que pudiera suceder en el seno de las negociaciones entre Raúl Castro y Donald Trump.

Mi análisis parte de dos hipótesis: Primero, EUA –bipartidistamente-- jerarquiza en Cuba mucho más su estabilidad social interna que la derrota de la dictadura. Segundo, la desaparición física de Fidel Castro deja a Raúl Castro y su equipo con las manos libres para hacer cambios en el área económica, que satisfacerían las ambiciones materiales de los herederos del castrismo.

La primera premisa parte de una óptica crítica, extendida en Washington después de la deposición desastrosa de Sadam Hussein en Irak y de Muamar El Kadaffi en Libia, que convirtió ambos países en campos de batallas hasta hoy. La élite norteamericana teme que similar medicina en Cuba la convierta en algo incontrolable, sobre todo porque a los ojos norteamericanos la oposición política cubana no es opción de poder real en Cuba a corto plazo y el narcotráfico en México y Centroamérica es demasiado poderoso para permitirlo en la isla.

La segunda hipótesis parte de suponer que Raúl –sobre todo el equipo joven que lo acompaña-- tiene claro el fracaso del socialismo a nivel planetario y Trump pudiera ayudarlos en el camino de resolver los problemas económicos internos mediante un modelo al estilo chino, dándoles garantías al gobierno cubano de que con una apertura económica --donde los cubanos pudieran hacer negocios y ganar dinero-- no habría ningún tipo de dificultades futuras con EUA.

Estimo que, por lo dicho anteriormente y la propia naturaleza de Trump, este va a hacer presión en dos puntos: cambios profundos en la economía y respeto a los Derechos Humanos. Los cambios en la economía llevarían a la isla a un camino similar al adoptado previamente en China y Viet-Nam. Sobre los cambios en Derechos Humanos, Raúl está preparado para ofrecer un abanico de “cambios”, como sería dejar marchar las Damas de Blanco por la Quinta Avenida de la Habana sin acosarlas y/o arrastrarlas por las calles, pues eso ya fue así durante anos.

Creo que Raúl, sus hijos –junto a los hijos de sus generales-- herederos todos de la economía cubana, desean un futuro en el cual reciban seguridades desde EUA para administrar como propios los negocios que actualmente dirigen como representantes del estado. En ese sentido la isla tiene antecedentes en el Tratado de París entre EUA y España, donde los intereses de los nacionales cubanos quedaron en segundo plano. Raúl y Trump garantizarían sus intereses.

El panorama que veo ante mis ojos no satisface las ansias de libertad del pueblo cubano, pero sí su mejora material. Creo que las conversaciones se encaminarán a una solución integral del problema cubano a medio y largo plazo, con un período de libertad económica inicial y una mejora de los Derechos Humanos -- al mando del partido comunista-- para posteriormente, en función de la dinámica de lo que suceda con la dividida oposición política cubana, tratar de llevar el país hacia un régimen de derechos y libertades en todos los órdenes, incluso político.

Comentarios

Con la tierra como objeto de recaudación tributaria
[15-01-2018]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- A alguien que debe saber mucho de cómo funciona una economía se le ha ocurrido la brillante idea de aplicar un nuevo impuesto para “desterrar lo ocioso de la tierra”. Este es el titular de una sorprendente noticia publicada en Granma que admite una valoración alternativa. El nuevo impuesto entrará en vigor en el segundo semestre de este año y será perjudicial para el sector agropecuario privado. Espero que den marcha atrás. Ojalá los argumentos que se ofrecen en este artículo sirvan para ello. Lo dudo. Ante un déficit presupuestario inicial del 11%, los márgenes son limitados. La voracidad fiscal está fuera de duda.
Una primera mirada al presupuesto 2018 del régimen castrista
[10-01-2018]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Juventud Rebelde dedica un apartado a presentar las magnitudes principales del presupuesto del estado castrista para 2018, e incluso, se anuncia ya una mesa redonda para analizar su contenido. Interesante. Desde nuestra perspectiva, este presupuesto está mal diseñado, es injusto, insolidario, consolida el poder del aparato del estado sobre la actividad privada, y lejos de contribuir al necesario estímulo de la misma, hace recaer la mayor parte del peso de la tributación sobre los nuevos emprendedores, lastrando así su crecimiento en estas primeras fases.
Feliz Año Nuevo
[31-12-2017]
Redacción de Misceláneas de Cuba
 La Cena de Fin de Año
[27-12-2017]
Mario Hechavarría Driggs
Anuncio de la cena por 200,00 CUC por persona. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).-  Organiza la  Oficina del Historiador de la Ciudad,  una Gran  Cena de Fin de Año, en la  Plaza de la Catedral de la Habana Vieja. El precio  para entrar  es  de  200 CUC, (pesos convertibles) por persona.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.