Colombia no votó NO a la Paz

Martín Guevara Duarte
Escritor
(www.miscelaneasdecuba.net).- [Haga click para editar introducción]

Siempre que la paz es mancillada por cualquier razón significa una derrota humanitaria, universal.

Pero en este caso del pueblo de Colombia hay varios factores que han hecho que la gente no quiera ser manipulada, los que más sufrieron la guerra votaron que se acabe de una vez, lógicamente, como sea; pero aquellos que pudieron tomarse un respiro y pensar, en esta ocasión pensaron.

Es un pueblo que está cansado de guerra, de muertos, de torturas, de desapariciones, de terror del más intenso; pero también está harta de la utilización de los intereses foráneos de unos y de otros, en este caso de Raúl Kastromasov para limpiar su figura de cara a los cambios que quiere hacer sin que nadie se entere, sin que haya hemerotecas, libros de Historia, memoria de todos y cada uno de los damnificados por su afán desmedido de dominio militar, por su larga trayectoria marcial y belicista, si hasta va a firmar los acuerdos con guayabera todo un General de Ejército, que como buen general de ejército moderno no tiene ni una sola hazaña en su haber que recuerde combatiente alguno.

Colombia no dijo NO a la Paz. Dijo no a la canonización de Tomachenko y a la postre de Raúl.
Colombia dijo NO a la utilización subrepticia de sus problemas más acuciantes y dolorosos para soliviantar la imagen de más de un anti pacifista de toda la vida, de personas violentas, que a sus espaldas llevan una hilera deambularte de fantasmas víctimas jamás aún honrados.

Colombia dijo NO a la legitimación de Timochenko de manera automática a la politica y supo vislumbrar algo más determinante todavía, al olor a intromisión inmediata de los mismos pícaros Kastromasov, que en las mismas tierras y hace décadas, disfrazados de internacionalistas introdujeron la desidia en toda América y África contribuyendo a profundizar la orgía de sangre que ya padecían sus pueblos, con Lenin y el Che como estandarte.

 Luego disfrazados de adalides del Tercer Mundo se camuflaron entre las tendencias demagogas de escasísimo vuelo intelectual que minaron América, con Cristo y Bolívar como bandera.
 Y ahora al ver desenmascarados la mayoría de esos cantadores de sonatas a la luz de la luna, buscan el resquicio para introducirse como ecologistas, amantes de la paz y la concordia, al parecer con Gandhi y Lennon como símbolo, en tanto, como es habitual, puedan contribuir con denuedo a vaciar las arcas del hermano pueblo de Colombia y dejar su producto bruto interno en niveles venezolanos.

Los Colombianos saben lo que es sufrir más que cualquiera que pueda hacer un análisis apresurado de su decisión mayoritaria. Han demostrado que prefieren que por la propia calidad de la Paz que precisan para progresar, el camino hacia esta no puede estar pavimentado por los señores de la guerra.

Comentarios

La Justicia Revolucionaria
[23-06-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El ejército rebelde participó protagónicamente en los cambios políticos y sociales que ocurrieron en Cuba  a partir del primero de enero de 1959,  y cumplió un rol único e importante en la aplicación de la justicia revolucionaria, puesto que solo los efectivos más fieles de ese cuerpo, eran confiables para una labor que consistía en manejar con toda firmeza la legalidad castrista que los hermanos Castro estaban imponiendo en la Isla.
En torno al "acomodo de la mentalidad importadora" del ministro Gil
[14-06-2019]
Elías Amor
Economista
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Vaya. Ahora resulta que tenemos un ministro castrista de economía que se hace el gracioso. No sé si con buena intención, o con el ánimo de confundir más aún la situación, el ministro ha dicho, durante la conferencia magistral del octavo Congreso de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, que “la mentalidad importadora acomoda y frena la iniciativa y la creatividad”. Apaga y vamos. Después de esto, el último en salir, que cierre la puerta. ¿De verdad el señor Gil está en condiciones de asumir las funciones de su puesto, si piensa en estos términos? Tengo mis serias dudas. En este post explico por qué.
El genocidio como política de estado
[11-06-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Una de las características de los regímenes comunistas es su indolencia hacia la vida de las personas, sobre todo, respecto a aquellos que disienten o se les oponen. Una crueldad que ocultan tras la máscara de supuestos defensores de los pobres y reivindicadores del proletariado, cuando en realidad solo sirven a sus intereses y ambiciones desmedidas de poder y riqueza de una nueva clase que se apropia de los derechos y el poder que le corresponde al pueblo. Para ellos, no hay moral ni principios, sino que “el fin justifica los medios”, como sentenciara Vladimir Lenin. El fin supremo del comunista es el poder absoluto, y para conseguirlo todo está justificado: Mentir, usurpar, robar, esclavizar, matar….
Justicia Cuba en Costa Rica
[09-06-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Son muchos los países latinoamericanos como Cuba, Venezuela y Nicaragua  que ocupan con frecuencia espacios en la prensa internacional por sus serios problemas de gobernabilidad y la continua violación a los derechos de sus ciudadanos, pero Costa Rica, está libre de esas afrentas por las convicciones de su pueblo y el compromiso con la democracia demostrada por sus líderes desde hace muchas décadas.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.