La virtud de la república colombiana, logra la paz 

Daniel Perea García
Promotor de la Corriente Martiana
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- Según se hereda el gen de la violencia entre humanos, así también pasa con las sociedades. El asesinato del candidato liberal a la presidencia de Colombia Jorge Eliecer Gaitán (9 de abril de 1948), marca el punto de no retorno en el conflicto de ese país. Curiosamente ese mismo día se reuniría con el joven estudiante Fidel Castro Ruz que organizaba una Conferencia Panamericana (peronista) en oposición a la fundación de la Organización de Estados Americanos (OEA), que por esos días se gestaba.

¿Condiciones de fondo? Las mismas que han acompañado a la raza humana en toda su historia: control económico-político de pocos, deseo de justicia de muchos y el oportunismo de otros. La muerte de Gaitán provocó episodios de violencia, desorden y represión en Bogotá (Bogotazo). Partiendo de aquí se fundaron guerrillas del ala izquierdista liberal para enfrentar la violencia del ejército y de terratenientes pertenecientes al partido Conservador, con el tiempo estas se desligaron del partidismo y se alinearon a la corriente comunista, que oportunamente fueron instruidas y apoyadas por Moscú, los nubarrones de la guerra fría también llegarían a Colombia. Ejemplo, la fundada por Manuel Marulanda Vélez “Tirofijo” en la región andina de Marquetalia, más tarde Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejercito del Pueblo (FARC-EP). He aquí, organizado política y militarmente unos de los primeros focos de violencia que sangraría a Colombia durante 56 años.

En cuanto a los paramilitares, ya algunos terratenientes se habían encargado de engendrarlos y hacía tiempo que asolaban los campos colombianos.

Década del sesenta: Colombia inmersa en una crisis institucional y económica sin salida, donde comunistas e inconformes inspirados en la Revolución Cubana, catalogan de pre-revolucionara estas condiciones; comenzando a fundar otros frentes guerrilleros como el Ejercito de liberación Nacional (ELN), Ejército Popular de Liberación (EPL), entre otros; donde muchos de sus líderes fueron entrenados en Cuba. Y como si fuera poco, dentro de toda esta vorágine, se gestaba en silencio y a la sombra de la violencia  el embrión de lo que sería otro horrible azote de la sociedad colombiana. El Narcotráfico.

En la década del setenta el presidente Carlos L Restrepo promueve una reforma agraria, pero los resultados fueron exiguos (latifundistas torpedearon esta intención) sintiéndose el campesino defraudado nuevamente, lo que complico más las cosas, devolviéndole así a los insurgentes la justificación fundamental del alzamiento. La tierra.

En lo político: el presidente Alfonso L Michelsen, desmantela EL Frente Nacional, antiguo pacto de los partidos tradicionales, liberal y conservador, para repartirse el poder y poner fin a la violencia política de los años cincuenta, nada de eso hizo sentar las guerrillas a la mesa de dialogo; estas querían el poder. Y cerrando este periodo se agudiza la crisis económica y con ellas las protestas populares, tomándolas el gobierno como subversión y respondiendo con la fuerza. El pueblo al no verse ni siquiera amparado por las “instituciones democráticas” teme terminar como las dictaduras del cono sur, dando como resultado que muchos universitarios decidan enrolarse en las FARC, creándose entonces las guerrillas urbanas.      

La década del ochenta fue caótica, aquí el engendro del narcotráfico comienza haciendo sus estragos con guerras en las ciudades, como Medellín, cual enorme guadaña segó la vida de miles de colombianos, el gobierno tuvo que combatir en tres frentes: narcos, paramilitares y guerrilla.

Tan deteriorada estaba  la situación de derechos humanos, seguridad, gobernabilidad, cívica política y militar, que la Central de Inteligencia Americana (CIA), informa a Washington que los insurgentes tenían capacidad bélica para someter al estado colombiano y para colmo, el mayor narco de la historia: Pablo Escobar Gaviria, se alza como Miembro de la Cámara de Representantes de Colombia y el estigma del Narco–Estado se cierne sobre el país, pero la caballería de la virtud colombiana vino al rescate. El periodista Guillermo Cano, el político Carlos Galán Sarmiento, el jurista Rodrigo Lara Bonilla, cada uno desde sus puestos evitaron la vergüenza nacional. ¿El costo a tanto atrevimiento? Era sabido.  La muerte. ¡Gloria a todos los mártires de Colombia, conocidos y anónimos!

Año 1987: asume la presidencia Andrés Pastrana, que a pesar de sus esfuerzos en los diálogos de paz con las tres organizaciones criminales, estos fracasan; aunque si implementándose el Plan Colombia apoyado por los Estados Unidos del norte. Muy criticado por el gobierno cubano y la guerrilla, alegando “violación de soberanía”.  

Década de los noventa: a estas alturas del partido no era la ideología marxista ni el derecho a la tierra lo que mantenía al pie del fusil a los insurgentes de Marulanda y demás, tampoco el combate contra las FARC por las llamadas “Autodefensas campesinas” o paramilitares; todas estas organizaciones les unía un solo interés. El millonario negocio del narcotráfico, todo lo demás es puro camuflaje.

Siglo XXI: paralelamente la sociedad civil colombiana acomete acciones en favor de la paz y la justicia, como campañas a favor del respeto a los derechos humanos y en el asunto de los Falsos positivos (civiles asesinados por el ejército, haciéndolos pasar como insurgentes) mancha que llevara esta institución hasta que no se esclarezca la verdad y se juzgue a los responsables; nada que ver con el sacrificio del noble soldado colombiano caído por la seguridad de su pueblo. Estuvo además la campaña del año 2008 por la liberación de los secuestrados de las FARC (“Un millón de voces contra las FARC”), aquí opositores cubanos también aportaron a la paz de esa hermana nación, no “entrenando guerrilleros (¡)”, pero si recogiendo  firmas apoyando el justo reclamo de ese pueblo, estas fueron entregadas en la embajada colombiana en La Habana, el 27 de diciembre de 2008 por representantes de la Corriente Martiana.    

Año 2002, asume la presidencia Álvaro Uribe Vélez (partido Centro Demócrata <>). Para el primero de marzo de 2008 se bombardea el campamento de Raúl Reyes, dándosele de baja, hecho este que marca un antes y un después en la evolución del conflicto; ya no era aquel ejercito que se adentraba en la selva buscando guerrilleros fantasmas para luego poder ser emboscados. Ahora era el ejército el que se convertía en fantasma atacando puntos exactos en la inmensa geografía colombiana.

Por tanto, ahora sí que le llego la hora de dialogar seriamente a la guerrilla. ¿Y dónde mejor que en la Habana?

En estas conversaciones los representantes de las FARC-EP, usaban términos como: “inclusión, reforma agraria con mecanismos de servicios, alfabetización, etc.,” pero nunca se les escucho pedir perdón a la nación colombiana, por las miles de víctimas en masacres, atentados, saqueos, violaciones, extorción, etc, que perpetraron contra su propio pueblo.

Resultados hasta el momento del drama: 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados. Se calcula que en Colombia hay sembradas unas 100 mil minas antipersonal, donde las principales víctimas son los civiles que han contribuido a aumentar las cifras de muertes o lisiados, además del reclutamiento forzado de niños y niñas por la insurgencia.

 El 23 de junio del presente 2016 se celebró en la Habana la Ceremonia de Paz entre el gobierno Colombiano representado por Juan Manuel Santos y las FARC-EP, encabezada por Rodrigo L. Echeverri, alias “Timoleón Jiménez”. Se encontraban presentes el secretario de las Naciones Unidas (ONU) Ban_KI-Moon, presidentes de países garantes como Cuba, Noruega, Venezuela, Chile y el Salvador. Declarándose el cese al fuego y dejación de las armas por las FARC-EP. Percibí alegría en todos los presentes, mas en los representantes de las FARC observé cálculo. Ya están en edad de retiro (agotados), tienen suficiente dinero del narco en paraísos fiscales ¿para qué seguir arriesgándose a un bombardeo fantasma? En todo caso escuché  a Timoleón decir: “¡Claro que vamos hacer política (…)!”. ¿Con qué moral? Si en la guerra tocaron fondo, ¿cómo serán en la paz?

También es tiempo de reflexión de los demócratas colombianos, es hora de ver a los nuevos Gaitán, Galán, Cano y Bonillas en esta nueva etapa que parece resurgir. Reconstruyendo la democracia en Colombia, único sistema viabilizador de la justicia social de los pueblos, sean ahora ustedes los que verdaderamente den motivo de inspiración, a los que vivimos aun en dictadura; La oposición democrática cubana les desea todo el éxito del mundo. Felicidades, porque la virtud de la república fue lo que les dio la victoria.

Comentarios

La era post coronavirus: una mejor estructuración mundial
[25-05-2020]
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Un nuevo orden, con la prevalencia de China comunista, no traerá paz duradera: solo es posible con más libertad económica y asegurar libertades fundamentales.
Sin campo no hay país, una campaña de estos tiempos
[25-05-2020]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
Foto: The Foundation for Human Rights in Cuba.    (www.miscelaneasdecuba.net).- Aunque la crisis alimentaria que afecta a Cuba actualmente dejaba ver su influjo desde antes de que se declarara el brote global del Covid 19, es evidente que en la actualidad sus diversas manifestaciones se han agudizado, preocupando a todos los sectores de la sociedad, que temen, que lo que hoy se presenta como desabastecimientos cíclicos de muchos alimentos, se transmute en hambruna.
Escasea la papa
[14-05-2020]
ICLEP
Escasez del tubérculo. Texto y foto: Yunieski Ferrer, Periodista Ciudadana.   (www.miscelaneasdecuba.net).- ICLEP-EL ESPIRITUANO: Población de Santa Bárbara, Consejo Popular de Jesús María no recibió completa la cuota de papa establecida por la dirección de comercio.
Comunicado de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC)
[12-05-2020]
Daniel Perea García
Promotor de la Corriente Martiana
A todos los trabajadores cubanos y del mundo:  (www.miscelaneasdecuba.net).- Este 1 de mayo Día de los Trabajadores, la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC), envíamos a todos los trabajadores cubanos y del mundo, nuestras más sinceras felicitaciones. En especial a los profesionales de la salud dedicados a la atención y erradicación del COVID-19, que ha segado la vida a más de 300 mil personas en el mundo y ha trastocado todo el orden laboral, económico, político y social en todos los países del orbe. 
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.