¿Conceptualización del Socialismo o del Castrismo en Cuba?

Daniel Perea García
Promotor de la Corriente Martiana

 

(www.miscelaneasdecuba.net).- Saludos señor Rafael Cruz Ramos, mi nombre es Daniel Parea García, soy actor cívico y promotor de los Derechos Humanos en Cuba; vivo en Palma Soriano. Santiago de Cuba. Leí su artículo del martes 17 de mayo de 2016 titulado: “Reglas para el debate o cuestión de principios”. Mi intención con ésta no es desatar una “batalla de ideas”, sino más bien un debate sincero y respetuoso.  ¿Y por qué no?  También aprender.  

Concuerdo con usted al decir que: “Los principios son las raíces, bases o puntos germinales desde donde surge la esencia de las cosas”.

Más abajo explicaba: “Sobre la guerra entre el poder de sostenerse los principios socialistas contra los capitalistas”.

Comienzo exponiéndole que: los principios  del Socialismo y del Capitalismo son los mismos, o sea, aquí estamos frente a dos formas despóticas de dominación, lo que el primero sobre la base del control total de la vida del ciudadano (Totalitarismo) y el segundo, sobre la base del control económico del ciudadano (Despotismo del Capital).

El sometimiento del socialismo comienza desde la misma entronización del sistema. Dejemos a Lev Trostky, quien fuera el 1.er Presidente del Soviet Militar Revolucionario del primer estado de obreros y campesinos del mundo que explique: “Un partido como el defendido por Lenin en el poder conduciría al terror en el que «la organización del partido sustituye al partido en su conjunto, luego el comité central sustituye a la organización y finalmente el dictador sustituye al comité central»”.

Resumiendo: este programa daría como resultado una Nomenclatura que sustituiría a la clase obrera en vez de facilitar su participación en su propia liberación.

 No insistan más señores comunistas ¡El rey está desnudo! Esto no solo ocurrió en Rusia, China y en el Este Europeo, sino que en nuestro país ocurrió y sigue ocurriendo. Esa masa de hombres y mujeres felices que desfila los primeros de mayo teme expresarse libremente, teme ser señalada por sus expresiones en las reuniones del sindicato o de circunscripción, teme a esa tenebrosa maquinaria represiva importada desde la patria de Lenin, que directa o indirectamente a miles de cubanos nos ha dejado cicatrices.

¿Y pensar que a esto le llaman Proyecto de Nación?

En cuanto al Despotismo del Capital, ustedes se han encargado muy bien de describirlo y denunciar sus injusticias, aunque de paso meten también en ese saco a las autenticas democracias. No se sabe con qué ha sido más efectivo el comunismo. ¿Si con su maquinaria represiva ó propagandística?

Nosotros, miembros de la sociedad civil cubana le proponemos al pueblo de Cuba un sistema imperfecto que se llama Democracia. Imperfecto porque es humano y no uno “perfecto”, pero antihumano como el comunista. Nosotros sí, que no somos olvidadizos; ¿no recuerda usted, como el comunismo en sus “Principios o raíces”, arremete contra los valores de la dignidad humana? Religión, moral, filosofía, política, etc., los cuales calificaba Marx de “bravatas burguesas” (Manifiesto del Partido Comunista. Obras Escogidas, pág 128). ¿Y sabes por qué el régimen Castro-comunista no logró exterminarlos en todos estos años? Precisamente por eso, por su esencia antihumana, pero si dejando una penosa crisis de valores en lo social.

A diferencia del comunismo con sus principios materialistas y de su vivir en tempestad. Las bases de la democracia se basan en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, traducido en fraternidad, respeto y paz. ¡A propósito!  ¿Qué hace el comunismo cubano representando esas “bravatas burguesas” en el Consejo de Derechos Humanos de ONU? Al menos el Comunismo Estalinista fue más sincero en su tiempo, que ni las firmó.

Los demócratas cubanos, esos que usted llama “financiados”; no queremos para Cuba un Capitalismo Salvaje pero tampoco un Socialismo Maquiavélico y Totalitario, que nos enseña a leer y escribir gratuitamente, pero cuando pretendemos hacer el ejercicio de nuestros derechos básicos universalmente reconocidos, de inmediato aparece la Maquinaria Represiva a realizar su impecable trabajo, no para inducirnos miedo, sino para que otros lo sigan administrando.

 Los demócratas en lo cívico-político proponemos el Proyecto de una Cuba Martiana. Con todos y para el bien de todos, donde se respete la dignidad plena del hombre en un estado de derecho.

En lo económico: proponemos una Economía Democrática con sus diferentes opciones. La Empresa Estatal, Cooperativa y Privada.

1-          Empresa Estatal: controlaría sectores de gran alcance y peso económico-social, ejemplo: Energía, Telecomunicaciones, Níquel, Cemento, Banca Nacional u otras que la realidad obligue o un parlamento decida y siempre rehuyéndole al monopolio. No es posible que en un país como Cuba de escasos recursos alguien controle un sector así, es como si el país estuviera en manos de ese alguien. Estas empresas de gran influencia ayudarían en contrarrestar cualquier emergencia económica y minimizar sus efectos de choque en la ciudadanía, además de contribuir a costear los servicios públicos como salud y educación, dándole a esa futura democracia, fuerza económica,  política y por tanto de gobernabilidad.     

2-          Cooperativismo: está llamado a ser un potente sector económico en la futura Cuba, ya que muchas de esas empresas, que graciosamente el Estado Socialista sede hoy al inversionista extranjero. La democracia se la proporcionaría al obrero cubano en propiedad cooperativa. Y con alas para operar, comprar, gestionar dentro o fuera del país; garantizándose una mayor distribución de las riquezas entre la sociedad cubana, mas no de su concentración.

3-          Sector Privado y Corporativo: son como el agua que se escurre entre las piedras, el cuentapropismo actual es una verdadera caricatura, comparado con lo que aspiramos que sea este sector tan dinámico en una futura economía democrática. Sin dejar de mencionar la promulgación de una nueva ley de reforma agraria, que garantizaría la tierra en propiedad al usufructuario, al campesinos sin tierras, que los hay. Y a las cubanas y cubanos que amen trabajar en el campo, logrando revitalizar la población rural, la cultura agraria y de paso disminuir la presión en las ciudades. ¡He aquí la clave para resolver el problema de la escasez de alimentos en Cuba! No se rompan más la cabeza señores comunistas. ¿Cómo es posible que un usufructuario siembre un naranjo o un cedro sin saber cuándo llegará un sargento político a informarle, que la tierra la necesita de vuelta la “revolución” (¡)?

 En cuanto a los servicios de salud y educación gratuitos. ¿Quién es el qué miente diciendo que una democracia como la que aspiramos para Cuba no podría garantizarlos? Es el pueblo el que verdaderamente con su sacrificio los mantiene. Repugna cada vez que la nomenclatura le restriega constantemente en la cara al ciudadano cubano la gratuidad de estos servicios. ¡Servicios que son para servir al pueblo, no para hacer  política! 

¿Me seguirá usted diciendo que esto es volver al capitalismo o poner a Cuba de rodillas como esboza en su artículo? No, mí estimado periodista esto se llama: liberación, que late en el corazón de cada cubano, que llegado el momento lo resolverá. 

  Por ahora me despido señor Rafael Cruz Ramos, no sin antes confirmarle que ciertamente desde hace tiempo no pueden decir más, que la actual Constitución sea Marxista, Leninista y menos Martiana. Pero si luego de los debates de lo dado a llamar: “Nueva Conceptualización del Socialismo”, de cara a la Reforma Constitucional. La nomenclatura anuncia, que la propuesta para la nueva carta magna cubana es la de: “Constitución Castrista de Cuba”. Entonces diré que verdaderamente realizaron un buen trabajo, coherente y sincero.

Esperando su respuesta: Daniel Parea García, Actor cívico en Cuba.

Nota: si lo autorizan a contestarme (sin ironía de ningún tipo). Favor, mándeme un correo para esperar respuesta. Como entenderá, esta carta abierta se publicará en varios sitios de internet.

Comentarios

El  golpe bajo de China socialista no pudo con MAGA
[18-03-2020]
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
Imagen del Coronavirus, la nueva pandemia. Foto: NPS Public Health.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Las medidas concretas y rápidas del presidente Donald Trump impidieron una extensión intensa del proceso infeccioso, pero conllevó a la afectación grave del mercado financiero.
¿Pañales para los animales?
[18-03-2020]
ICLEP
Piquera de carretones Riviera. foto ICLEP. Texto y foto: Enrique Valdez. Periodista Ciudadano.    (www.miscelaneasdecuba.net).- Santa Clara, Cuba. Unos cuarenta carretoneros que trabajan en el transporte de personas y pertenecen al circuito de la Riviera, están siendo cuestionados por las autoridades y los residentes de ese lugar, debido a la gran cantidad de materia fecal animal que arrojan en la calle 4ta, lugar donde está ubicada la piquera.
El maquiavélico plan del régimen castrista con el Coronavirus
[18-03-2020]
CID
Enfermeros con todo su equipo de aislamiento. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- En la pandemia de Coronavirus el gobierno castrista creyó haber encontrado su tabla de salvación ante la debacle de su colonia venezolana. Se quedan sin Maduro y se quedan sin petróleo.
El Coronavirus, un crimen de la dictadura asistido por la Embajada de Italia en la Habana
[14-03-2020]
CID
Personal tratando pacientes con el coronavirus. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- “En Pinar del Río, en el campismo Aguas Claras diagnosticaron un turista procedente de Italia con sospecha de Coronavirus y lo trasladaron para el Instituto de Medicina Tropical Pedro Curie.   Me imagino que el Coronavirus ya está en Cuba, lo que los gobernantes lo deben tener todo callado para que nadie se entere”.  Así lo informó Leodán Suárez Quiñones, delegada Nacional del CID ante la Comunidad LGBTI en Cuba. 
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.