Estación Central de Ferrocarriles de La Habana su historia y estado actual

Frank E. Carranza López
Agencia Decoro
La majestuosa Estación Central de Ferrocarriles de Cuba. Foto: cortesía del autor.
 
(www.miscelaneasdecuba.net).- La Estación Central de Ferrocarriles es la principal terminal ferroviaria de La Habana, y de toda Cuba, es el centro neurálgico del sistema de trenes en el país, adonde arriban la mayoría de estos. Es considerada como un Monumento Nacional, por sus grandes valores arquitectónicos e históricos. En su interior están radicadas varias empresas cubanas del sector, las cuales lejos de ponerse de acuerdo en cuanto a mantenimiento y reparación del inmueble han dejado que el tiempo pase factura a esta majestuosa construcción de más de un siglo de edad, empañada por la corrupción, el robo, y los desvíos de fondos y recursos mucho antes que se pusiera la primera piedra para su construcción; Les cuento.

El edificio de estilo ecléctico posee cuatro plantas y un entresuelo, en su fachada principal, por la calle Ejido, se destacan dos elevadas torres que llevan representados los escudos de Cuba y La Habana, respectivamente.

El arquitecto principal de la obra fue el norteamericano Kenneth McKenzie Murchizon, quien se inspiró en un estilo decorativo plateresco español, el que se puede apreciarse muy bien en los elementos de los escudos y las conchas de la fachada. Sus sistemas de elevados cuentan con casi un kilómetro de extensión y sus patios de pasaje y carga, tienen un área de l4 000 metros cuadrados.

La Estación Ferroviaria de Villanueva, la primera de La Habana, había superado su capacidad para el año 1910, debido al creciente desarrollo urbano y poblacional de la ciudad, además de que su lugar de emplazamiento entorpecía el tráfico vehicular ya creciente en el Paseo del Prado. El 20 de julio de l9l0, el Congreso autorizaba al presidente a canjear los terrenos particulares de Villanueva por los del Arsenal que pertenecían al tesoro público, para construir en estos últimos la nueva estación de trenes.

Esta transacción causó acalorados debates en el seno de la comunidad política y en general en toda la población de la urbe, debido a que el valor de los terrenos del Arsenal, superaba en más de un millón de dólares a los de Villanueva, por lo que no se sabía a donde iría a parar esa suma.

El debate desatado fue tal que condujo a que el general del Ejército Libertador, Silverio Sánchez Figueras, representante a la Cámara, denunciara el canje como un negocio sucio, acción que es rebatida por el también diputado coronel Severo Moleón Guerra, que al final llevó a un duelo a tiros en el que falleció Moleón. Dos años más tarde, el 30 de noviembre de 1912, se inauguraba en los terrenos del Arsenal la nueva Estación Central de Ferrocarriles por el entonces presidente de la República de Cuba el general José Miguel Gómez (TIBURÓN).

Muchas han sido las historias que envuelven a este ícono del transporte ferroviario las más conocidas referentes a corrupción, desvíos de recursos y robos que van desde pequeños equipajes despachados en la Estación Central y que no han llegado a su destino, ya sea por el servicio de expreso o en manos de los viajeros que se quedan dormidos y pese a la supuesta estrecha vigilancia de la policía ferroviaria, ferromozas, bufeteros y demás personal de servicio que se desplaza en cada viaje desaparece sin dejar rastro; otro ejemplo de robos ferroviarios son los servicios a bordo sobre todo en viajes largos como en el conocido tren francés sucesor del “Huron Azul” (tren que transportaba pasajeros desde la Habana hasta Santiago de Cuba durante “El periodo especial” este tren era todo azul con una locomotora de fabricación rusa, desde La Habana era el tren 1 y desde Santiago el tren 2) este método de robo consiste en reportar la mercancía que queda abordo como en mal estado a su llegada al destino desde La Habana donde están los controladores y las oficinas centrales, previa coordinación se les autoriza a los bufeteros la baja por merma de estos productos y de esta manera se pueden desviar en cada viaje hasta 1000 cuc. Este tipo de robo al estado es lo más común en todas las empresas socialistas donde se explota al trabajador de forma excesiva sin remunerar realmente su trabajo.

Dentro de esta supuesta normalidad pues prácticamente se ha institucionalizado el robo a todos los niveles en Cuba, de hecho parece que está grabado en el genoma de los dirigentes socialistas, comienzan a pasar cosas de mayor envergadura, de pronto se pierden 70 millones de dólares donados por el desaparecido general presidente Hugo Chávez para la recuperación del servicio ferroviario en Cuba y que de seguro se habían desviado de alguna cuenta estatal en Venezuela, y que dado el refranero popular cubano que dice: “Ladrón que roba a otro ladrón tiene 100 años de perdón” alguien decidió echarle mano a esa suma y de pronto los recursos para reparar la estación central desaparecieron, nos dimos a la tarea de realizar un reportaje al respecto el cual nos llevó a intentar una entrevista con el señor Odio Jefe de estación de La Habana y en específico de la mencionada estación central. De pronto al llegar al lugar pensamos se nos atendería pero nada, fue un rayo de luz efímero e utópico pues quien nos atendió fue el carpeta de la estación pero de policía ubicada en las intersecciones de las calles Picota y Paula en el capitalino municipio de la Habana Vieja a donde se nos condujo.

Luego de este frustrado intento y con información de trabajadores del lugar, los cuales pidieron encarecidamente una solución viable para la recuperación del inmueble pero sin que sus nombres salieran a la luz pues de seguro les costaría muy caro.

Se comenta que hay algunos generales implicados en la desaparición de los recursos o en su desvío dado que de pronto se para toda la recuperación del sistema nacional de trenes, para concentrar todos los esfuerzos y recursos en la nueva vía con destino al Mega Puerto del Mariel, cosa ésta que pone en riesgo los trabajos inconclusos de las vías nacionales, las cuales por falta de mantenimiento y por el mal trabajo realizado en las mismas aún mantienen el estatus que tenían antes de la reparación de solo 40 k/ph.

Esto sin contar el deterioro del parque de locomotoras chinas del tipo DF7G-C, de 2.500 CV compradas a partir del 2006. En una primera intención se entregaron al gobierno cubano 12 de éstas antes de los 3 meses, 8 más, posteriormente cada 6 meses entraron 20 hasta completar la compra de cien de las mismas y que más del 60 % están en desuso por roturas irreparables dado el desgaste por circular en vías con condiciones extremas y las cuales perdieron su garantía a los proveedores ver el origen de las roturas, los talleres de ciénaga están llenos de estas máquinas rotas en el patio de cargas.

Hay otras tantas que están enganchadas a vagones para engañar a nuevos inversionistas, las que realmente funcionan se están rotando de trenes pues de lo contrario no hay forma de trasladar el pasaje, de cien máquinas quedan 27 en óptimas condiciones y 5 que solo pueden hacer viajes hasta Matanzas o Pinar del Rio, así mismo los coches que se compraron a la francesa SNCF tenían más de 20 años de explotación y se pusieron en marcha con estatus de nuevos así mismo en octubre del 2007, Ferrocarriles de Cuba ordenó doscientos coches de pasajeros y 550 vagones de mercancías al fabricante de vagones iraní Wagon Pars. La pregunta es, ¿dónde están? 

Comentarios

Arbitrariedades e ilícitos en el caso Roberto Quiñones
[24-08-2019]
René Gómez Manzano
Abogado y periodista independiente
  (www.miscelaneasdecuba.net).- LA HABANA, Cuba. El Tribunal Provincial de Guantánamo, al decidir no celebrar vista en el caso de un conocido comunicador y jurista, incurre en una nueva arbitrariedad.
La injerencia de Cuba socialista en EE.UU
[24-08-2019]
Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Esa realidad acabada es tan firme, que hoy se expone con frecuencia por voces de importantes líderes democráticos universales, uno de ellos es Jair Bolsonaro. El régimen de Cuba en su naturaleza, no le permite sopesar el tiempo. Su período acabó rápidamente en la historia. Ya no puede engañar ni ilusionar a nadie. Pues su ventoso metano no confunde al mundo.
“La Represión en Cuba: el Grito que no cesa.”
[24-08-2019]
Ernesto Ramón Domenech Espinosa
Periodista Independiente
Represión en Cuba contra las Damas de Blanco. Foto: cortesía de Cubanet.org   (www.miscelaneasdecuba.net).- Más de 60 años de represión sistemática y brutal no ha sido suficiente para acallar las voces de esa parte de la Cuba cimarrona, insumisa, indomable. Muchas veces se es injusto al juzgar la actitud de nuestra gente frente a una Dictadura que no escatima recursos y medios para aplastar cualquier signo de Oposición y se nos tilda de cobardes, pusilánimes o ineptos cuando se nos compara con naciones como Venezuela o Nicaragua. Lo cierto es que ningún país, ningún esfuerzo desde la sociedad civil, ha podido sacarse por sí misma, el peso de un Régimen Totalitario de corte Comunista.
Somos dos ancianas que vivimos solas sin ningún tipo de ayuda del gobierno
[06-08-2019]
CID
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Por este medio me dirijo a ustedes para hacerles saber la situación que vivo con mi hermana María Norma quien se encuentra parcialmente inválida después de un infarto cerebral que sufrió hace varios años.  Somos dos ancianas hermanas que convivimos solas sin ningún tipo de ayuda por parte del gobierno, mi hermana parcialmente inválida no puede hacer nada, yo soy la mayor y a pesar de también estar muy enferma tengo que ocuparme de todo.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.