Venezuela libre en el corazón de Cuba

Dr. Oscar Elías Biscet
Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
(www.miscelaneasdecuba.net).- “Ellos pueden porque creen que pueden”. Estoy convencido que esta frase de Virgilio se convirtió en una realidad cotidiana en Venezuela cuando el líder político Leopoldo López dijo ante una multitud de personas que el desafío político no violento en las calles no acabaría hasta conquistar la libertad del país.

Las calles venezolanas fueron ocupadas por las protestas populares al llamado de López, que con su magnánimo ejemplo se convirtió en un líder nacional e internacional de las causas de la justicia y libertad de los pueblos del mundo.

Leopoldo López, al entregarse para ser encarcelado por el mandatario Nicolás Maduro y ser juzgado por su régimen corrupto, hace gala del más grande de los amores, el amor ágape, representado en el amor a la humanidad. Debemos ser extremadamente cuidadosos con Leopoldo que se encuentra directamente bajo las garras del castro comunismo. Estos son capaces de ultrajar, torturar, enfermar física y psicológicamente, y hasta asesinar para mantener su régimen dictatorial.

Por supuesto que no podrán matar su ejemplo de libertad; y como bien manifestara este prisionero de conciencia, su actitud “debe servir para que Venezuela despierte”. También debe despertar a Latinoamérica.

En Cuba, el paradigma de libertad de este patriota venezolano caló profundamente en los corazones de muchos cubanos, en especial en los promotores del Proyecto Emilia; porque sabemos que la lucha por la libertad en esta nación hermana es la batalla decisiva contra el castro comunismo que tiene sus bases en nuestra isla pero invade a Venezuela y el resto de América Latina.

Los promotores del Proyecto Emilia decidieron solidarizarse con Leopoldo López y Venezuela en sus conquistas de sus derechos y libertades. Marcharon con fotografías de este heroico venezolano por esas calles prohibitivas al descontento popular, propiedades públicas confiscadas a los hambrientos de justicia y libertad por el Gobierno castrista.

Calles controladas por los paramilitares y sus informantes de los comités de adeptos en los barrios, que pusieron fin a este acto de solidaridad pacífico con la represión policial que excede al barbarismo animal.

Semejantes características hizo propia el autócrata Maduro, al reprimir a la juventud venezolana que demanda sus derechos inalienables en las calles y plazas de su país.

El héroe venezolano López, al dar el último discurso a su pueblo antes de ser encarcelado, lo realizó en la estatua del apóstol cubano José Martí. Simbolismo que nos recuerda el deber de cada cubano con Martí y nuestra patria. Para hacer su obra con la convicción concreta del amor, la que Martí llamó “el evangélico amor a la libertad”.

En realidad, López es el vivo ejemplo del ideario martiano que debemos poner en práctica. Sus palabras son guías para nosotros. “Tenemos que construir una salida a este desastre, esa salida tiene que ser pacífica, dentro de la Constitución pero también tiene que ser en las calles. Soy inocente. No tengo nada que temer. Siempre daré la cara nunca me iré de Venezuela”, afirmó.

Sin embargo, los cubanos no podemos ampararnos en la Constitución comunista por ser un adefesio ilegítimo y espurio que fue impuesta por la fuerza de las armas, después de ser violentada de facto la Constitución democrática y libre de 1940 por parte del Gobierno que tiene el poder en la isla.

Pero como pueblo civilizado, de una profunda extirpe constitucionalista, por estar viva y latente pero eliminada de facto la Constitución de 1940, nos servirá de guía espiritual en el desafío político en las calles por la conquista de nuestras libertades. Esta es la esencia del Proyecto Emilia.

Cuando los bravíos estudiantes venezolanos exponen en su comunicado que “ya recobramos la calle, porque ya ni las armas sirven cuando se trata de dignidad y el coraje de un pueblo”, pensamos en esos activistas del Proyecto Emilia que después de ser golpeados brutalmente y excarcelados al siguiente día, lo primero que realizaron, fue sellar su compromiso con la libertad de su pueblo y se manifestaron nuevamente en la calle por la libertad de Leopoldo López y Venezuela, lo que asegura el camino verdadero de libertad para sus conciudadanos.

Debemos recordar a los nuevos mártires de la juventud estudiantil universitaria venezolana y decir como su proclama: “¡Gloria al bravo pueblo! ¡Vivan los estudiantes!” Allí en Venezuela se realiza la batalla decisiva contra el comunismo y estos valerosos estudiantes y su pueblo triunfarán. Digno ejemplo a seguir por los ciudadanos cubanos. Estoy seguro que también triunfaremos. ¡Viva Cuba Libre!

Comentarios

Crónica desde una cola para adquirir medicamentos
[16-10-2019]
Vicente Pérez Varela
Periodista Independiente
Este estante constituye el 80 % de los fármacos que posee esta farmacia. Foto del autor.   (www.miscelaneasdecuba.net).- Es bien avanzada la noche y las antiguas farolas del emblemático paseo Prado en Cienfuegos parecieran ignorar el drama humano que a escasos metros de él se experimenta. Justo en la esquina, donde confluye la avenida con la calle Santa Elena se ubica una farmacia y en sus portales se vive una experiencia insospechada a esa hora.
Más de lo mismo y por los mismos
[13-10-2019]
Lcdo. Sergio Ramos
  (www.miscelaneasdecuba.net).- La dictadura hace alarde de lo que dieron a llamar “la elección” de Miguel Díaz Canel como presidente del país, en un proceso donde la mono-partidista Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), controlado y conformado enteramente por miembros del Partico Comunista, siguió las directrices, que, sobre el particular, les dio el verdadero mandatario de Cuba, el tirano Raúl Castro.
Diez reglas para formar un dictador
[10-10-2019]
Alejandro Tur Valladares
Jagua Press
  (www.miscelaneasdecuba.net).- Si usted está aplicando para dictador y desea en poco tiempo desarrollar sus potencialidades dormidas, deberá seguir al pie de la letra las siguientes recomendaciones.
La memoria histórica cubana
[05-10-2019]
Pedro Corzo
Escritor, Periodista y Editor
  (www.miscelaneasdecuba.net).- El acto conmemorativo de la constitución, hace 20 años,  del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo demostró que las frustraciones y desencantos causados por 60 años de una dictadura dinástica, no han extinguido el compromiso del exilio de seguir bregando a favor de restaurar en Cuba una sociedad de derecho.
Suscripciones a Misceláneas de Cuba
Edición electrónica
Suscríbase para adquirir la revista
Colaboraciones
Envíe colaboraciones digitales a: colaborar@miscelaneasdecuba.net
Misceláneas de Cuba autoriza la reproducción de los textos aparecidos en su página digital y su revista impresa siempre y cuando se les indiquen como fuente.
Misceláneas de Cuba no comparte necesaria-mente las ideas vertidas en los artículos firmados, las cuales son responsabilidad de sus respectivos autores. La línea editorial de esta publicación quedó recogida en el artículo de fondo de su edición fundacional Pasando Revista a las Razones de la Revista.